panico o ataque de corazon

Ataque de pánico Vs ataque cardíaco

Salud

18 de septiembre de 2018

Por:

Sentirse preocupado, temeroso o nervioso de vez en cuando es considerado parte de la rutina de vida,pero para muchas personas; situaciones difíciles  a nivel económico, sentimental, de trabajo o familiar, así como la situación del país donde se vive, pueden ser causa de ansiedad y pánico.

Es frecuente reaccionar hiperreactivamente ante estas situaciones, cuando se salen del control y exigen un poco mas de madurez y estabilidad emocional. Los síntomas pueden ir más allá de los sentimientos de preocupación, y ocasionar reacciones físicas.Ocasionalmente, estos síntomas se asocian erróneamente con otras afecciones, como dolor toraxico o un ataque al corazón, de hecho,  expresiones como: ¡no me des esa noticia, o no me digas “eso” porque me puede dar un infarto!, son muy comunes en nuestra cultura.

Los ataques de pánico y los ataques cardíacos pueden ser terriblemente similares: dificultad para respirar, palpitaciones, dolor en el pecho, mareos, vértigo, sensación de irrealidad, entumecimiento de manos y pies, sudoración, frialdad, desmayos y temblores. Algunas personas describen esta experiencia como si estuvieran perdiendo el control o muriendo.

Un ataque de pánico puede ocurrir espontáneamente,sin un aparente desencadenante externo o un evento estresante puede desencadenar, pero no representa un peligro inmediato, en cambio,  un ataque al corazón es peligroso y requiere atención médica inmediata. Si eres de los que experimentas ansiedad frecuente, aprender a entender tu dolor en el pecho, te podría ayudar   a encontrar alivio de los síntomas e identificar cuándo necesitas ayuda médica adicional, o simplemente lo que tienes es que relajarte.

Los síntomas de ansiedad, rara vez son los mismos de persona a persona, algunos días, los síntomas ni siquiera son los mismos para la misma persona. La ansiedad se presenta en una variedad de formas, y eso hace que la detección o comprensión de los síntomas sea difícil y orienta mas hacia la probabilidad de que el dolor toraxico se trate de un ataque de pánico. Si no tienes un historial de de dolor en el pecho asociado a ansiedad, es conveniente acudir a recibir atención medica urgente.  Si visitas  la sala de emergencias de un hospital y los doctores no encuentran una causa específica para tu dolor de pecho y descartan problema cardíaco, considera entonces  consultar a tu médico sobre otras posibles causas, incluida la ansiedad.

Dolor en el pecho de ansiedad vs. Dolor en el pecho por ataque cardíaco

El dolor en el pecho puede ser una señal de advertencia de un ataque cardíaco. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a determinar si tu dolor de pecho es causado por ansiedad o un ataque al corazón, este formulario puede  ser de utilidad:

 

Síntoma Ataque al corazón Ansiedad
Dolor en el pecho provocado por el esfuerzo
Dolor en el pecho mientras está en reposo
Aumento de la frecuencia cardíaca
Dolor en el pecho que acompaña a la ansiedad
Dolor de pecho constante, contínuo
Dolor agudo y punzante en el pecho que solo dura de 5 a 10 segundos
Dificultad para respirar
Dolor que viaja (irradiado), desde su pecho a otras áreas, como sus brazos o mandíbula

 

Si sospechas que puedes tener un ataque cardíaco, acude a los servicios de emergencia locales. Allí podrán evaluarte y determinar si estás teniendo un evento cardíaco o si hay otra razón para tu dolor en el pecho.Si te sientes ansioso, puedes controlar tu mente y cuerpo con técnicas de relajación. Estas técnicas pueden no funcionar todas las veces, pero son un excelente punto de partida cuando necesita ayuda para controlar tu ansiedad. Te presentamos algunas a continuación:

  • Practica la respiración profunda, consciente: La respiración concentrada y profunda puede calmar tu mente y tu cuerpo. Busca un área silenciosa, y haz inhalaciones y exhalaciones que duren 10 segundos, repítelo varias veces hasta que sientas que tu  ritmo cardíaco cae.
  • Haz un balance de la situación: Acepta tus sentimientos de ansiedad, reconócelos y luego trabaja poniéndolos en perspectiva. ¿Estás preocupado por algo que no puedes controlar? ¿Temes un resultado improbable de alguna situación? Analiza tus sentimientos para encontrar la fuente y luego trabaja para ponerla en perspectiva.

Se proactivo con respecto a tu salud física: ¿Cuidas bien tu  cuerpo? ¿Estás durmiendo lo suficiente? ¿Estas comiendo bien? ¿Estas haciendo ejercicio regularmente?. Cuidar bien de tu cuerpo también es cuidar bien tu mente. Si bien esto no ayudarte a tratar el dolor en el pecho, puede ayudar a reducir el riesgo de ansiedad y posterior dolores de pecho en el futuro.

También es importante recordarte algo que hemos publicado en Higadosano en artículos previos, sobre el dolor toraxico de origen no cardíaco, que puede estar relacionado con el reflujo gastroesofagico, y se puede deber a irritación en el esófago producida por el ácido gástrico, o por trastornos de la motilidad o espasmos de la musculatura del esófago y se puede tratar con medicación para reducir los niveles de ácido gástrico.

Si tu ansiedad y dolor en el pecho son severos o crónicos, es posible que debas consultar con un psicoterapeuta. Puedes hablarle sobre situaciones que te causan ansiedad y ayudarte a aprender técnicas de afrontamiento y relajación. Estas técnicas pueden no ser familiares para ti, si a menudo estás ansioso. Aquí es donde un profesional o un instructor pueden ayudarte.Un terapeuta o un médico siquiatra pueden enseñarte técnicas de afrontamiento que te permitan sentirte controlado y seguro. Cuando comiences a recuperar la sensación de calma, tus síntomas, incluido el dolor en el pecho, desaparecerán, también se recomienda recibir medicación para el control de la ansiedad y el pánico en la fase inicial, por supuesto, bajo vigilancia medica.

Te invitamos a leer el post ¨Mangos para la salud del corazón y el intestino”

COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *

Contenido Relacionado

¿Cuál es mejor, la leche de cabra o de vaca?

A diferencia de otros productos lácteos, la leche  de cabra tiene alto grado de digestibilidad y se le considera la más parecida a la leche de
edulcorantes fruta del monje

Fruta del Monje VS Stevia: ¿Cuál es mejor?

¿Qué es la fruta del monje (Fruta Monk) La fruta del monje es una fruta redonda pequeña, se asemeja externamente a un limon, es verde por fuera y
mitos sobre alimentación saludable

Nutrición: mitos sobre la alimentación saludable

La nutrición convencional está llena de muchos mitos. Escuchas cuentos por aquí y por allá, sobre todo los fanáticos del Dr. Google, que creen en
aliviar la osteoartritis

Osteoartritis: Tips para aliviarla y evitar problemas digestivos

Hoy vamos a hablar de un tema que parecería que no es mi competencia, pero que me a tocado revisar, porque como gastroenterólogo recibo las
beneficios leche de cabra

Leche de cabra: ¿Es esta la leche adecuada para ti?

La mayoría de nosotros que consumimos leche de vaca o leche vegetal, desconocemos a quien se le indica la leche de cabra y que aproximadamente el
edulcorantes fruta del monje

Edulcorantes: La fruta del monje Vs stevia

Fruta del monje (Fruta Monk): Del extracto de esta  fruta están hecho algunos edulcorantes. Es una fruta redonda pequeña, se asemeja externamente
endometriosis y alimentación saludable

Endometriosis qué comer y qué evitar

La endometriosis es una afección donde el tejido que se encuentra típicamente en el interior del útero crece en el exterior. El tejido que
kañiwa beneficios

Kañiwa y sus beneficios para la salud

La kañiwa o canihua, es un pseudocereal, familia de la quínoa, la cual las conocemos por sus múltiples beneficios para nuestra salud. La kañiwa
causas de la endometriosis

Endometriosis, todo lo que deberías saber

La endometriosis es un trastorno en el que el tejido que forma el revestimiento interno del útero (endometrio), crece fuera de la cavidad
dosis diaria de vitamina E

Deficiencia de la vitamina E ¿Cuánto necesitas en realidad?

Una de las funciones más importantes de la vitamina E es que ayuda a mantener fuerte su sistema inmunológico. La vitamina E es liposoluble con