Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Acerca de la Diarrea Aguda y Crónica

Acerca de la Diarrea Aguda y Crónica

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

Causas más frecuentes de Diarrea

No es raro que una persona sufra un episodio de diarrea de vez en cuando, a veces las comidas nos pueden hacer daño y causarnos  diarrea, específicamente, si esa comida fue muy grasosa, estaba mal refrigerada o porque simplemente comimos más de lo acostumbrado. Se podría decir que 1 de cada 3 personas en promedio, tiene diarreas un par de días en el mes. Si la diarrea dura pocos días y no presenta ningún otro problema de salud, no suele ser grave y mejora por sí sola al poco tiempo. Sin embargo, si una  diarrea te dura más de tres días  y no mejoras, lo más conveniente es que acudas al médico para  determinar el motivo.

La diarrea se define según la Organización Mundial de la Salud como la “eliminación de heces líquidas o semilíquidas en número mayor a tres durante un periodo de 24 horas”. En niños resulta más difícil de definir, ya que puede haber lactantes con varias deposiciones líquidas al día sin necesidad de que esto represente una patología o enfermedad; de modo que en la mayoría de los casos, la diarrea se define como un cambio brusco en el ritmo intestinal con respecto a las pautas habituales de cada individuo.

Por definición, se dice que una persona tiene diarrea si se presentan las siguientes situaciones:

  • Las deposiciones son frecuentes (más de tres veces al día)
  • La consistencia de las deposiciones es muy blanda o líquida (más del 75% acuoso)
  • La cantidad de las deposiciones aumenta (más de 250 gramos por día)

Fisiológicamente, la diarrea es un mecanismo defensivo del propio intestino que detecta algún elemento potencialmente peligroso e intenta, mediante un torrente de agua, expulsarlo vía anal lo antes posible, para protegerse y que este elemento perjudicial no sea absorbido, lo que sucede en la mayoría de las ocasiones. Por este motivo, a no ser de que sea estrictamente necesario, no conviene tomar ningún medicamento que elimine de forma severa la diarrea porque, en ese caso, se habrá eliminado el síntoma, pero no la causa que lo provoca, e incluso, esa toxina o elemento dañino que está produciendo la diarrea, permanecerá más tiempo en el interior del organismo.

Existen 2 tipos de diarrea: Si la diarrea que se presenta de repente y no dura más de dos semanas, los médicos hablan de diarrea aguda. Por el contrario, si dura más de dos semanas, se trata de una diarrea crónica.

La causa principal de diarrea aguda es la infecciosa, adquirida predominantemente por vía fecal-oral, alimentos o agua contaminada. La mayoría de las veces, estos episodios ceden por si solos, sin necesidad de tratamiento, sin embargo, se recomienda ampliamente el estudio y seguimiento de las mismas.

Las diarreas crónicas, generalmente no son infecciosas, aunque pueden ser originadas por parásitos que  causan síntomas crónicos o recurrentes, tambien infecciones en pacientes inmunosuprimidos; sin embargo, las diarreas crónicas pueden ser la manifestación de alguna enfermedad funcional (colon irritable). Dentro de las causas más frecuentes de diarrea crónica encontramos: amibiasis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosas, intolerancia o alergias a alimentos como el gluten o la lactosa, abuso de laxantes, sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, cáncer de páncreas, diabetes entre otras.

Causas habituales por las cuales puedes tener diarrea.

  • Gastroenteritis: Las gastroenteritisinfecciosas se producen por la presencia de virus, bacterias o parasitos en el tubo intestinal, provocan sintomatología preferentemente digestiva. Muy comunes en todas las etapas de la vida, pero especialmente en la lactancia e infancia.
  • Consumir comidas en mal estado: Por problemas de que se rompe la cadena de frio, pueden presentar microorganismos patógenos, es decir, nocivos para la salud. Cuando el aseo de los alimentos no es apropiado, es fácil tambien sufrir una toxiinfección alimentaria las cuales  están originadas por Salmonellay Campylobacter. Pero también existen otros microorganismos patógenos como el Staphylococcus aureus, la Coli, o Clostridium. La mayoría de estas contaminaciones producen sintomatología digestiva asociada a fiebre y la diarrea está presente en todas ellas.
  • Intolerancias alimentarias: Son casos en los que existe una deficiencia de algún componente necesario para la correcta digestión de los nutrientes. Algunas de las más comunes son la intolerancia a la lactosa o al gluten.
  • Algunos medicamentos: al ingerir fármacos, algunos pueden tener como efecto secundario, la producción de síntomas gastrointestinales. La ingesta abusiva y descontrolada de laxantes, productos destinados a evitar el estreñimiento, también puede ocasionar diarreas.
  • Patologías del tubo digestivo: Algunas patologías inflamatorias crónicas que afectan al intestino, como la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable, la colitis ulcerosa, etc, suelen cursar con etapas de normalidad y brotes agudos de la enfermedad, donde la inflamación del intestino provoca alteraciones en su motilidad y funcionalidad, dando lugar a diarreas, alternadas con periodos de estreñimiento, acompañadas con frecuencia de moco y sangre.

Es importante que tengas un cierto control de la alimentación durante el proceso diarreico, preferiblemente fraccionar los alimentos, poca cantidad, alimentos blandos como vegetales cocidos zanahoria, batata, arroz, caldo de pollo con fideos, pescado o pollo a la plancha o al horno, manzana cocida o al horno, disminuir o eliminar el azucar, debes mantenerte bien hidratado, en diarreas severas, puedes deshidratarte en horas, debido a las grandes pérdidas de agua y electrolitos. Si tu diarrea dura más de una semana, es mejor que acudas al médico

Artículos Relacionados

Deja un comentario