Inicio Blog ¿Puedo hacer ejercicios si tengo artritis?

¿Puedo hacer ejercicios si tengo artritis?

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

La artritis es una enfermedad autoinmune, condición crónica degenerativa, en la que las articulaciones y tejidos circundantes se inflaman, a  menudo es muy dolorosa.

La articulación que más comúnmente se ve afectada por la artritis es la rodilla, ya que es  la articulación más grande del cuerpo.

Las personas con artritis se enfrentan a muchos retos como consecuencia de su enfermedad, suelen consumir muchos medicamentos para aliviar los dolores, lo que trae como consecuencia la ingestión crónica de antiinflamatorios no esteroideos, que –está demostrado científicamente– son causa importante de gastritis, úlceras gástricas y hemorragias digestivas, padecimientos secundarios a estos problemas. Pero afortunadamente existen diversas maneras de encarar estos desafíos y llevar una vida plena.

Existen dudas acerca de si una persona que padece artritis puede o no realizar actividades físicas, si esto favorece el alivio de los síntomas y, por consiguiente, disminuye el consumo de medicamentos para aliviar los dolores, las cuales se aclararan a continuación.

¿Sufro de artritis, puedo hacer ejercicios?

La actividad física es muy beneficiosa para casi todas las personas. Durante muchos años se pensó que las personas con artritis no debían hacer ejercicio porque lesionarían sus articulaciones. Sin embargo, médicos y fisioterapeutas saben, en la actualidad, que esta creencia no es cierta.

Si tiene artritis o una enfermedad relacionada, el ejercicio es beneficioso porque te ayuda a:

  • Mantener la flexibilidad de las articulaciones.
  • Fortalecer los músculos que rodean las articulaciones para incrementar su resistencia.
  • Retrasar el deterioro del tejido óseo y cartilaginoso.
  • Incrementar la fortaleza de sus huesos.
  • Aumentar la capacidad para ejecutar las actividades diarias, lo que disminuiría la inflamación, los dolores y la discapacidad por rigidez.

¿Existe algún plan de ejercicios especial para pacientes que padecen artritis? 

Antes de iniciar cualquier tipo de programa de ejercicio nuevo, hable con su médico, especialmente si no ha hecho ejercicio de manera regular y tiene dolor, rigidez o debilidad que afecte sus actividades cotidianas.  Su médico podría recomendarle consultar con un terapeuta físico u ocupacional. Ellos se especializan en diseñar programas de ejercicios personalizados que cumplan con las necesidades particulares de cada  individuo.

Los fisioterapeutas pueden indicarle ejercicios especiales de amplitud de movimiento y de fortalecimiento para ayudar a que las articulaciones sean flexibles y los huesos y músculos fuertes. Le mostrarán técnicas de ejercicio adecuadas y darán tanto sugerencias como precauciones en base a su historial de salud. Pueden informarle sobre tratamientos de calor/frío para mitigar el dolor de la artritis.

Asimismo, diseñan programas para mejorar la postura y el equilibrio, lo cual ayuda a prevenir caídas. También le pueden brindar soportes, férulas, entablillados, aparatos ortopédicos y dispositivos de asistencia que le ayuden a efectuar sus ejercicios de modo más cómodo y con menos dolor.

Las  personas me  dicen que si hago ejercicios, corro el riesgo de dañar aún más mis articulaciones ¿Qué hay de cierto en esto?

El riesgo más frecuente que una persona con artritis corre al realizar ejercicio es agravar su enfermedad, al hacer trabajar en exceso sus articulaciones o músculos. Esto podría ocurrirle si hace demasiado ejercicio o se prolonga demasiado, especialmente cuando está comenzando su programa de ejercicios. Debe empezar lentamente e incrementar poco a poco el número de repeticiones, por cuanto tiempo los ejecuta y la intensidad con la que los realiza.

Recuerde que los ejercicios son sólo un área del tratamiento. Otras partes deben incluir: diagnóstico adecuado hecho por un médico, educación acerca de la artritis, uso correcto de las articulaciones, preservación de la energía, alimentación adecuada y  reposo/relajación.

¿Cuál es el riesgo de no hacer ejercicio?

Muchas personas con artritis mantienen dobladas las articulaciones que les duelen, porque al principio así se sienten más cómodos. Si sus articulaciones se quedan en una misma posición durante un período de tiempo prolongado, es probable que pierda la capacidad de enderezarlas. Si no se ejercitan, los músculos se encogerán, debilitarán y fatigarán más fácilmente.

Se recomienda que personas con artritis se mantengan activas todos los días y que hagan ejercicio, por lo menos 30 minutos, la mayoría de los días de la semana.

RECOMENDACIÓNHS: en contraste a los múltiples beneficios del ejercicio, hay consecuencias negativas por no hacer ejercicio, tales como: pérdida de la resistencia y equilibrio, disminución de la masa y fuerza muscular, menor flexibilidad y amplitud del movimiento.

Se recomienda el ejercicio del cuerpo y de la mente, ya que hay evidencia científica de que la artritis como condición crónica degenerativa está muy relacionada con estados depresivos, ansiedad y estrés crónico, por lo que todo lo que ayude al paciente a relajarse y liberar el estrés, favorece la recuperacion del paciente y atenua los síntomas, por lo que requiere menos medicación potencialmente perjudicial al tracto digestivo e hígado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario