Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

Carta del editor: Enfermedad inflamatoria. Riesgo mayor de infección por SARS 2-COVID 19. ¿Mito o realidad?

Dra. Maribel Lizarzábal García. Director- Editor. CEO HígadoSano

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII), abarca procesos inflamatorios crónicos del intestino, aunque puede comprometer otros segmentos del tracto digestivo. Su etiología es desconocida, pero se le atribuyen componentes autoinmunes. Se encuentran englobadas dentro de este grupo de enfermedades inflamatorias, la Colitis Ulcerosa (CU), Enfermedad de Crohn (EC), Colitis no clasificada, Colitis Microscópica (CM). En esta edición nos vamos a referir específicamente a la CU y EC, por ser las entidades más frecuentes y mejor estudiadas, serán abordadas exhaustivamente por especialistas expertos, con actualizaciones desde el punto de vista epidemiológico, diagnóstico endoscópico e histológico, nuevas modalidades de tratamiento, abordaje emocional del paciente con EII y recomendaciones nutricionales.

Sin embargo considerando que este año hemos vivido condiciones muy especiales de confusión y contradicciones relacionadas con el COVID 19, consideramos oportuno incluir algunos comentarios y observaciones en relación a este tema, sustentadas en revisiones científicas que responden a interrogantes como ¿Son los pacientes con EII más susceptibles a contagiarse de SARS 2 – COVID 19?, ¿Cursan estos pacientes con mayor riesgo de complicaciones?, ¿Deben suspender o sustituir sus medicamentos para prevenir infectarse?. Si bien es cierto que las personas con EII pueden infectarse con el SARS 2 –  COVID 19, artículo publicado en revista Journal of Crohn and Colitis, reporta que no contamos con evidencia científica que confirme que pacientes con EII, tengan mayor riesgo de contagio por SARS 2 – COVID 19,  y puedan desarrollar enfermedad grave o presenten complicaciones serias diferentes a las condiciones

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII), abarca procesos inflamatorios crónicos del intestino, aunque puede comprometer otros segmentos del tracto digestivo. Su etiología es desconocida, pero se le atribuyen componentes autoinmunes. Se encuentran englobadas dentro de este grupo de enfermedades inflamatorias, la Colitis Ulcerosa (CU), Enfermedad de Crohn (EC), Colitis no clasificada, Colitis Microscópica (CM). En esta edición nos vamos a referir específicamente a la CU y EC, por ser las entidades más frecuentes y mejor estudiadas, serán abordadas exhaustivamente por especialistas expertos, con actualizaciones desde el punto de vista epidemiológico, diagnóstico endoscópico e histológico, nuevas modalidades de tratamiento, abordaje emocional del paciente con EII y recomendaciones nutricionales.

Sin embargo considerando que este año hemos vivido condiciones muy especiales de confusión y contradicciones relacionadas con el COVID 19, consideramos oportuno incluir algunos comentarios y observaciones en relación a este tema, sustentadas en revisiones científicas que responden a interrogantes como ¿Son los pacientes con EII más susceptibles a contagiarse de SARS 2 – COVID 19?, ¿Cursan estos pacientes con mayor riesgo de complicaciones?, ¿Deben suspender o sustituir sus medicamentos para prevenir infectarse?. Si bien es cierto que las personas con EII pueden infectarse con el SARS 2 –  COVID 19, artículo publicado en revista Journal of Crohn and Colitis, reporta que no contamos con evidencia científica que confirme que pacientes con EII, tengan mayor riesgo de contagio por SARS 2 – COVID 19,  y puedan desarrollar enfermedad grave o presenten complicaciones serias diferentes a las condiciones de riesgo mencionadas para la población general.

Considerando que estos pacientes suelen consumir medicamentos qué pueden debilitar el sistema inmune (inmunosupresores como los esteroides) y que según los centros de control de enfermedades (CDC), uno de los riesgos de desarrollar complicaciones graves es un sistema inmunitario debilitado, se recomienda siempre bajo supervisión de su médico tratante disminuir progresivamente y sustituir los esteroides por aminosalicilatos.

No retirar los inmunomoduladores y productos biológicos aunque puedan debilitar el sistema inmune, por riesgo de reactivación de la enfermedad. Al inicio de la pandemia, algunas publicaciones sugirieron utilizar antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno, pero no hay evidencia científica seria que respalde esta información, por lo pronto se recomienda utilizarlos con moderación.

No puedo dejar de agradecer a todos los especialistas e investigadores, que gentilmente participaron compartiendo sus excelentes aportes y dedicaron en este difícil año, parte de su tiempo para que hoy estemos disfrutando de este excelente y muy actualizado material científico.

Agradezco a todo el comité editorial por sus aportes y a todo el equipo de HígadoSano, sin cuyos esfuerzos, que en tiempos de crisis tienen un valor incalculable, no hubiese sido posible que hoy estemos celebrando los cinco primeros años de HígadoSano con un tesoro de esta calidad.

Gracias a nuestros queridos lectores y suscriptores que nos motivan e inspiran a seguir trabajando para todos ustedes, razón de ser de todo este gran esfuerzo, que con tanto cariño y dedicación se publica para celebrar el “5to Aniversario de HigadoSano” y nuestra querida Revista Profesional HigadoSano.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Artículos relacionados

Premium Content Locked!

Enter Your Email Below to Unlock Your Exclusive Content
Get Instant Access