Inicio BlogSalud Causas médicas vinculadas al hipo

Causas médicas vinculadas al hipo

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

Muchas veces  y de manera esporádica hemos sufrido de hipo, bien sea porque comimos muy rápido o ingerimos comidas muy picantes o bebimos alcohol el exceso. Suele durar unos segundos o unos minutos y en la mayoría de los casos no hay que hacer nada, solo esperar a que desaparezca.

Pero existen casos en donde el hipo se prolonga más de un día y hasta dos, este tipo de hipo no es normal y lo más recomendable es que acudas a tu doctor para determinar porque lo estas padeciendo. Existen condiciones médicas que están relacionadas a una mayor incidencia de hipo las cuales te nombraremos a continuación:

  • Gastrointestinales: como lo son la enfermedad inflamatoria del intestino, una obstrucción del intestino delgado, o la enfermedad de reflujo gastro-esofágico.
  • Afecciones respiratorias: como la pleuresía  la cual es una inflamación de la pleura, la membrana que recubre el interior de la cavidad torácica  y reviste el exterior de los pulmones, asi como también  la neumonía y  el asma.
  • Condiciones que afectan al sistema nervioso central: tales como una lesión cerebral traumática, encefalitis, un tumor cerebral o un accidente cerebrovascular.
  • Condiciones que irritan el nervio vago: ( Nervio que se extiende desde el bulbo raquídeo(cerebro) a las cavidades del tórax y el abdomen y tiene como función transmitir los impulsos sensoriales y motores) el nervio vago puede ser irritado por   meningitis, faringitis o bocio.
  • Reacciones psicológicas: como el estrés, emociones muy fuertes como la  excitación y  ansiedad  , comportamiento histérico o shock.
  • Condiciones que afectan el metabolismo: incluyendo niveles bajos o altos de glucemia en sangre o diabetes .

POSIBLES COMPLICACIONES DEL HIPO: Cuando un hipo se prolonga más de lo normal, esto afecta nuestra salud de manera importante, estas serian  las complicaciones que podríamos desarrollar de un hipo prolongado:

  • Pérdida de peso: en algunos casos, el hipo no sólo es por periodos prolongados, sino que se producen a intervalos cortos, por lo que es difícil para el paciente a comer adecuadamente.
  • Insomnio: es muy difícil poder dormir  o permanecer dormido con hipo.
  • Cansancio : tener hipo por tiempo prolongado te puede agotar, especialmente si no puedes dormir o comer adecuadamente.
  • Problemas de comunicación: un constante y persistente hipo puede hacer más difícil para cualquiera comunicarse verbalmente.
  • Depresión: un hipo prolongado pone en riesgo a cualquier persona a largo plazo a desarrollar depresión clínica.
  • Problemas en la cicatrización de heridas postquirúrgicas: una de las causas comunes del hipo es la acumulación de gases en el estomago. Y esto suele ocurrir generalmente después de una cirugía por laparoscopia o muy invasiva como por ejemplo una cirugía plástica como implante de mamas o glúteos, colostomías o cualquier cirugía. Si el paciente tiene hipo durante todo el día, las heridas posquirúrgicas probablemente tardarán mucho más en curarse. Algunos pacientes pueden tener un mayor riesgo de desarrollar infecciones, o empezar a sangrar después de la cirugía.

TRATAMIENTOS PARA EL HIPO: Si la enfermedad o condición subyacente es tratada y / o controlada, es probable que el hipo se resuelva. En algunos casos, el paciente puede ser referido a un especialista.

MEDICAMENTOS PARA TRATAR EL HIPO: Para hipos prolongados que pueden interferir con tu calidad de vida, el médico te puede recetar algun medicamento. Se pueden prescribir los siguientes medicamentos si no se diagnostica ningún problema de salud subyacente:

  • Baclofeno (Lioresal) – un relajante muscular
  • Clorpromazina – un medicamento antipsicótico que puede aliviar el hipo
  • Gabapentina – originalmente utilizado para el tratamiento de la epilepsia , Puede ayudar a aliviar los síntomas de hipo.
  • Haloperidol – un medicamento antipsicótico que también puede aliviar los síntomas de hipo
  • Metoclopramide – un medicamento contra las náuseas, conocido por ayudar a algunos pacientes con hipo.

Por lo general, el médico te recetará una dosis baja de dos semanas de tratamiento. La dosis puede aumentar gradualmente hasta que el hipo desaparezca. La duración del curso depende de la gravedad del hipo, la salud general de los pacientes y su edad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario