Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Claves para tener una buena salud digestiva

Claves para tener una buena salud digestiva

2 Comentarios

Lograr que las personas sanen por sí mismas, alcancen ser felices y saludables comienza por entender la verdadera importancia de una buena salud digestiva porque la salud y enfermedad entran por la boca y ya Hipócrates, padre de la medicina, hace 640 años antes de Cristo dijo “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento.” Tener un intestino saludable acompañado de un hígado sano, es fundamental para construir los bloques celulares de todo nuestro organismo y nuestra salud porque el intestino absorbe y filtra todo lo que ingerimos y el hígado lo metaboliza, procesa, sintetiza, distribuye y almacena, entre sus otras más de 500 funciones para mantenernos felices y saludables: yo lo llamo nuestro “Héroe Anónimo”.

Ahora bien, todo eso que ingerimos y que durante los últimos años ha adquirido tanta fama y popularidad, como es cuidar la calidad y calorías de todos los alimentos que nos llevamos a la boca como nutrientes, son en realidad fuente secundaria de energía y lo que quizás no nos hemos dado cuenta y que a la vez explica el por qué si como tan sano y cuido con tanto esmero todas las calorías que consumo, me siento tan mal, presento indigestiones frecuentes, síntomas como llenura, pesadez, distensión abdominal “hinchazón”, “gases”, acidez, estreñimiento o diarreas periódicas y me cueste tanto perder peso.  

La  experiencia de mi larga trayectoria profesional como gastroenterólogo y especialista en hígado, apoyada en el conocimiento adquirido a través de mi formación y una serie de cursos y sobre todo de las oportunidades vivenciales compartidas con mis pacientes, me permiten coincidir y concluir que estar pleno, lleno de lo que Joshua Rosenthal (Director Integrative Nutrition School) denomina alimentación primaria, son las bases fundamentales para tener no solo una buena salud digestiva, sino ser feliz y ser saludable como una decisión de vida y sobretodo, te permite vivir y desarrollarte sirviendo a los demás y haciendo todo con amor.

La comida primaria nos alimenta y nutre, no viene en un plato, pero es determinante para la buena digestión de lo que el plato contiene, llámese proteínas, vegetales, frutas, carbohidratos, grasas etc.

Los alimentos primarios

Buenas prácticas espirituales: una buena relación contigo mismo y la Fuente (Dios) es el primer paso para establecer en tu vida un equilibrio y balance, que te permita tomar las decisiones más acertadas y convenientes para tu bienestar físico, mental, social y espiritual. Si quieres tener una buena salud digestiva, comienza tu día respirando profundamente para buscar relajarte y agradecer por todos esos maravillosos regalos que diariamente recibes. Agradecer te conduce a la prosperidad y abundancia, prepara además tus órganos para una buena digestión.

Práctica actividad física regular y divertida para mantener elevadas las hormonas de la felicidad (endorfinas, serotonina, oxitocina y dopamina). Recuerda que es indiscutible toda la evidencia científica de sus beneficios para la salud y el bienestar. Además facilita una buena digestión.

Amar y disfrutar lo que realizas en tu desempeño profesional o carrera, es determinante para tu salud física y mental. Sobre todo cuando no te impide por los excesos e intensidad del tiempo que le dedicas, cuidar de tu alimentación y salud en general.  

Mantener, cuidar, y perpetuar relaciones humanas abiertas, honestas y nutritivas que te transmitan felicidad, paz y seguridad mejora no solo tu salud y bienestar, sino que ha sido la variable común de las personas más longevas en el mundo. Evita las relaciones tóxicas. El amor, las relaciones interpersonales saludables y las manifestaciones de cariño, abrazar, reírse juntos, compartir, acompañarse y apoyarse, favorece una buena salud digestiva, salud general y felicidad.

Entre más alimentos primarios recibimos, dependemos menos de los alimentos secundarios y por supuesto tenemos una mejor salud digestiva, somos más felices y saludables.

Cuando tengamos problemas con nuestra salud digestiva, no toleramos bien los alimentos que consumimos, tengamos muchas sintomatología y nos cueste perder peso a pesar de haber cumplido con todas las diferentes dietas que ofrecen en el mercado. Antes de acudir al médico, pregúntate, analiza cómo están tus alimentos primarios, ya que por lo general lo que debería hacer tu médico es ayudarte a descubrir tus carencias nutricionales en estos nutrientes fundamentales, para luego buscar alguna causa o problema en tu estómago, colon u otro órgano. Está dentro de ti y depende de tu capacidad de dar una respuesta sincera a estas preguntas, la solución más frecuente de tus problemas digestivos.

“Solemos estar y vivir hambrientos de jugar, divertirnos, abrazarnos, intimidar, amar, lograr nuestros éxitos, hambrientos y desnutridos de arte, de música, de expresarnos y ser escuchados, de aventuras excitantes y de espiritualidad. Todos estos alimentos son formas esenciales para nutrirnos”. Joshua Rosenthal

Conclusión

Te recomiendo evaluar la calidad de tus alimentos primarios antes de tomar en cuenta optimizar los alimentos secundarios de tu plato saludable y así estructurar las bases para tener una BUENA SALUD DIGESTIVA.

 

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Mario Hernández 23 junio, 2019 - 6:06 AM

Excelente me lo habían explicado, pero aquí, lo asimile mejor, el alimento primario, el alimento del Alma, de nuestro ser.

Responde
Dra. Maribel Lizarzábal García 26 junio, 2019 - 8:46 PM

saludos Mario, gracias por tus comentarios! no dejes de leer mi blog!

Responde

Deja un comentario