Inicio BlogCáncer hepático Comer brócoli protege contra el cáncer de hígado

Comer brócoli protege contra el cáncer de hígado

Están bien demostrados los efectos protectores del brócoli contra el cáncer de mama, próstata y cáncer de colon. Pero ahora, un nuevo estudio suma el cáncer de hígado a la lista.

El estudio, publicado  en el Journal of Nutrition, demuestra que comer brócoli con regularidad disminuye y protege contra el cáncer de hígado.

Investigaciones previas confirman las bondades y beneficios del brócoli, el sulforafano – compuesto para combatir el cáncer de hígado – es  adquirido por el consumo de los vegetales ligeramente cocidos al vapor.

El brócoli, junto con la coliflor y coles de Bruselas, es un vegetal del género Brassica. Investigaciones anteriores han sugerido que los vegetales del género Brassica podrían detener la acumulación de grasa en el hígado  y aumentar la protección contra el hígado graso no alcohólico (Producido por grasa no por alcohol).

Comer  brócoli protege contra el cáncer de hígado

La dieta típica de la sociedad occidental, consiste en grasas saturadas y alto contenido de azúcares añadidos, los cuales se almacenan en el hígado y se convierten en grasa corporal. Sin embargo, comer una dieta de este tipo, además de tener exceso de grasa corporal, está ligada a la enfermedad hepática grasa no alcohólica o hígado graso (EHNA).

Esta enfermedad (Hígado graso) también puede conducir a la cirrosis y cáncer de hígado, cáncer que tiene una alta tasa de mortalidad.

El hígado graso no alcohólico no está normalmente acompañado de signos o síntomas, pero  en ocasiones  puede presentarse con fatiga o cansancio y dolor o sensacion de disconfort en el cuadrante superior derecho del abdomen.

El hígado graso se asocia con frecuencia a obesidad, problema de salud pública mundial sobre todo en la sociedad occidental, con una alta tasa de morbimortalidad (Enfermedad y muerte). También es importante mencionar que el riesgo de cáncer de hígado en hombres obesos es 5 veces mayor que en la población general.

Se estudiaron cuatro grupos de ratones. Un grupo estaba en una dieta de control, y otro estaba en una «dieta occidentalizada» rica en carbohidratos y grasas, la cual es el modelo de cómo muchos comemos hoy día. A algunos ratones se les dio el brócoli, mientras que a otros no.

El Prof. Jeffery de la Universidad de Illinois, investigador principal del proyecto, explica que ellos querían realizar la investigación en ratones que eran obesos no por genética,  sino  a obesos debido a la ingestión de  alimentos con alto contenido en grasas y  azúcares.

Los resultados mostraron que los ratones que fueron alimentados con la “dieta occidentalizada” presentaron un aumento tanto en el número, como el tamaño de los nódulos tumorales de cáncer en el hígado. Sin embargo, cuando se añadió el brócoli a la dieta, el número de nódulos disminuyó, no así el tamaño de los nódulos, el tamaño no se vio afectado por la ingestión de broccoli.

En realidad, hay dos maneras de generar hígado graso: Una, por comer alimentos con alto contenido en grasa y  azúcares y la otra por beber alcohol en exceso.

En este estudio, solo se indujo  en los ratones hígado graso por alimentación rica en grasa y azúcares. Los investigadores encontraron que el brócoli parece disminuir la absorción de grasa en el hígado.

Estudios previos han sugerido que el consumo de brócoli de tres a cinco veces por semana puede reducir el riesgo de otros tipos de cáncer.

Recomendación: Incluyamos el brócoli en nuestra alimentación y la de nuestras familias, ya que hay evidencia científica de sus bondades para la salud de tu hígado.

Deja un comentario