Inicio BlogBienestar ¿Cómo comer sin sentirte culpable?

¿Cómo comer sin sentirte culpable?

Come lo que quieras sin sentirte culpable siguiendo estos consejos

Existen ciertas épocas del año donde muchos de nosotros perdemos la cabeza haciendo dietas imposibles de seguir para vernos mejor, como por ejemplo en semanas previas al carnaval  o el verano para lucir nuestros trajes de baño o en los momentos previos a un acontecimiento importante para lucir un vestido. El caso es que cada día hay más personas que no llevan una alimentación saludable, abusan de la ingesta de comida, se atracan con porciones gigantescas de comida chatarra, y después de eso, se someten a la última dieta de moda que resulta ser  hiperrestrictiva,  y que nadie soporta más de una semana sin caer en la depresión por fallar y sentirse muerto de hambre y desdichado.

Pareciera que la mayoría de las personas han olvidado el sencillo placer de comer bien, con moderación y sin sentirse mal o culpable.

Numerosos nutricionistas y profesionales de la salud han comentado que ciertamente la mejor dieta que puedes hacer para conservar la línea  y a la vez disfrutar la comida es adoptar los hábitos alimenticios tradicionales como lo es consumir alimentos frescos en porciones moderadas, y relajarse con tu familia o amigos a la hora de comer y durante la sobremesa, sobretodo aumentar el numero de comidas (#comidas y 2 meriendas), nunca dejar de comer.

Si estas interesado en comer lo que te gusta sin tener que adoptar una dieta muy estricta, sin pasar hambre y sin sentirte culpable, pon en práctica los siguientes consejos:

  • Trata de comenzar con una sopa: muchos nutricionistas han afirmado que esta es una de las mejores estrategias para bajar de peso, ya que tomarse un plato de sopa (preferiblemente que sea de verduras) antes de un plato fuerte apresura la sensación de saciedad, y por lo tanto, tiendes a comer menos.
  • Desayuna como un rey, almuerza como un principe y cena como un mendigo. Pero puedes ahcer de tu almuerzo la comida principal, nunca la cena.
  • Haz que el almuerzo sea tu comida principal del día: este es un hábito muy común en muchos países y resulta más saludable que por ejemplo en horas de la noche cuando cenamos, porque nuestro sistema digestivo trabaja de manera óptima entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, por lo tanto la digerimos con más eficiencia; con un desayuno completo y un almuerzo abundante pero sano, muchas personas no necesitan cena o solo una cena ligera,  seguida de una merienda vespertina y por eso bajan de peso.
  • Piensa en la calidad de tu comida, no en la cantidad: para muchos gastrónomos y chef importantes de comida definen el comer como “el acto para obtener placer”, así que se eligen entonces alimentos de calidad, y así poder disfrutar de la comida sin ingerir calorías de más. Come balanceado y distribuye bien tus proporciones de nutrientes (1/4 de tu plato debe ser proteina, ¼ de carbohidratos, ½ plato de vegetales), distribuye tus calorías, consume abundante agua 8 a 10 vasos al dia.

Elegir verduras frescas, carnes y pescado, lácteos, frutas y hasta postres de buena calidad en vez de alimentos procesados, enlatados y pastelería, te saciaran más y quizás con porciones menores.

  • Ponle color a tu alimentación diaria: los japoneses dicen: “no adornar la comida con color es como salir a la calle sin usar ropa”. El color además de hacer a la comida más atractiva, hace que las porciones se vean mas grandes sin aumentar la cantidad de calorías, claro, recuerda siempre elegir de manera consciente alimentos coloridos. Los japoneses procuran incluir cinco colores en cada una de  sus comidas: rojo, verde, amarillo, blanco y negro o morado; por ello comen por ejemplo: pimentones rojos,  auyama, brócoli, cebolla y frijoles negros  o aceitunas negras, los japoneses son mundialmente conocidos por la variedad de sus comidas.  Procura también, además de añadir color que incluye variedad de nutrientes antioxidantes, incorpora los sabores principales como dulce, ácido, salado, picante y un poco de amargo, mezclar sabores te ayuda a quedar satisfecho y sin deseos de consumir comida chatarra.
  • Consume grasas sanas: Aceites saludables como el de oliva o el de canola, los cuales son básicos en la dieta mediterránea, y en varias regiones de Asia como Japón, les proporciona sabor a los vegetales, por lo tanto las personas tienden a comer vegetales en mayor cantidad. En un estudio realizado en España, afirmaron que las personas que consumían  mas aceite de oliva, también consumían más verduras, y como todos sabemos, una dieta rica en vegetales es fundamental para mantener un peso saludable.
  • Cuando comas, solo come: a la mayoría de nosotros nos encanta comer con el teléfono celular en la mano , mientras a la vez vemos televisión, o a veces en el carro mientras vamos de un lugar a otro y entonces comemos de manera rápida. El comer de manera distraída bien sea por conducir, o porque nos llego una notificación de instagram, facebook o cualquier otra red social que usemos, hace que comamos mas, y ni siquiera nos damos cuenta de esto. Nuestro cerebro no se entera que hemos comido y no envia la señalizacion que produce saciedad, por lo que en pocas horas tenemos nuevamente hambre como si no hubieras comido. Cuando ponemos atención a lo que comemos, masticamos bien los alimentos, disfrutamos más de la comida y no necesitamos comer tanto, porque se produce saciedad mas temprano.
  • No comas hasta que sientas que vas a reventar: con este consejo, te digo que inicialmente hasta que tu estomago se reduzca hay que levantarse de la mesa con hambre, disminuye el tamaño de tu plato, solo toma en cuenta que si siempre comes hasta que no puedas tragar un bocado mas, se te dilata el estomago en una quinta parte por cada atracón, por lo que inevitablemente cada vez, necesitaras mas comida para quedar satisfecho. Debes permitirle al cerebro, (como cuando comes de manera pausada disfrutando de tu comida), a darse cuenta de que ya estas satisfecho, antes de que te atiborres de comida.
  • Trata de no comer solo: comer con la familia y amigos, en vez de hacerlo solo en nuestra oficina o sofá, no solo nos hace más grata la comida, si no que nos ayuda a adelgazar, ya que comer con otras personas hace que seamos moderados al comer, y de paso comemos más despacio, dándole tiempo al cerebro de avisarnos que ya estamos llenos.
  • Muévete: este consejo no puede faltar en ninguno de nuestros tips para adelgazar y llevar una vida saludable, si además de alimentarte de manera apropiada, haces un poco de ejercicio cada día, es beneficioso para tu salud y para adelgazar, no es que tienes que sudar la gota gorda todos los días, el objetivo es que muevas el cuerpo, el sedentarismo es amigo de la obesidad, enfermedades cardiovasculares, diábetes y cáncer. Nuestro objetivo es motivarte a llevar una vida saludable y mantener un peso ideal.

No olvides hacer de tu comida un momento de placer, pero siempre saludable. #SerFeliz y #SerSaludable es una #Decisiondevida #ComienzaHoy  #DecideloYA

Artículos Relacionados

Deja un comentario