¿Cómo afecta un intestino no saludable a tu salud?

Digestivo/Endoscopia

18 de septiembre de 2019

Por:

No me canso de hablar de la increíble complejidad del intestino y su importancia para nuestra salud en general, de la conexión de nuestros 3 cerebros (cerebro, intestino y microbiota)  el cual es actualmente,  un tema de creciente investigación en la comunidad científica. Numerosos estudios realizados en las últimas dos décadas han demostrado vínculos entre la salud intestinal y el sistema inmunológico, el estado de ánimo, la salud mental, las enfermedades autoinmunes, los trastornos endocrinos, las afecciones de la piel, la obesidad y el cáncer. Hasta hace poco, nuestro sistema digestivo se consideraba un sistema del cuerpo relativamente “simple”, compuesto esencialmente de un tubo largo por el que nuestros alimentos pasan, se absorben y luego se excretan. El término  “microbiota intestinal”  se refiere específicamente a los microorganismos que viven en tus intestinos.

Una persona tiene alrededor de 300 a 500 especies diferentes de bacterias en su tracto digestivo. Si bien algunos microorganismos son perjudiciales para nuestra salud, muchos son increíblemente beneficiosos e incluso necesarios para un cuerpo sano. Según la evidencia científica,   tener una amplia variedad de bacterias buenas  en tu intestino puede mejorar la función de su sistema inmunológico, mejorar los síntomas de la depresión, ayudar a combatir la obesidad, el higado graso y proporcionar muchos otros beneficios.

Signos de un intestino no saludable: muchas facetas de la vida moderna, como los altos niveles de estrés, dormir muy poco, comer alimentos procesados ​​y con alto contenido de azúcar, y tomar antibióticos pueden dañar nuestro microbioma intestinal. Esto, a su vez, puede afectar otros aspectos de nuestra salud, como el cerebro, el corazón, el sistema inmunológico, la piel, el peso, los niveles hormonales, la capacidad de absorber nutrientes e incluso el desarrollo de cáncer. Hay varias formas en que un intestino insalubre puede manifestarse. Aquí te muestro los  signos más comunes:

  • Malestar estomacal: los trastornos estomácales como “gases”, “hinchazón”, estreñimiento, diarrea y acidez estomacal pueden ser signos de un intestino insalubre. Un intestino equilibrado tendrá menos dificultad para procesar los alimentos, absorber los nutrientes y eliminar los desechos.
  • Una dieta alta en azúcar: una dieta rica en alimentos procesados y azúcares agregados puede disminuir la cantidad de bacterias buenas en el intestino. Este desequilibrio puede causar un aumento en los antojos de azúcar, lo que puede dañar aún más tu intestino. Las altas cantidades de azúcares refinados, particularmente el jarabe de maíz alto en fructosa, se han relacionado con un aumento de la inflamación en el cuerpo. La inflamación puede ser el precursor de una serie de enfermedades e incluso cáncer.
  • Cambios de peso involuntarios: ganar o perder peso sin hacer cambios en tu dieta o hábitos de ejercicio puede ser un signo de un intestino no saludable. Un intestino desequilibrado puede afectar la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes, regular el azúcar en la sangre y almacenar grasa. La pérdida de peso puede ser causada por un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado, mientras que el aumento de peso puede ser causado por la resistencia a la insulina o la necesidad de comer en exceso debido a la disminución de la absorción de nutrientes.
  • Alteraciones del sueño o fatiga constante: un intestino poco saludable puede contribuir a alteraciones del sueño como el insomnio o la falta de sueño, y por lo tanto, conduce a la fatiga crónica. La mayoría de la serotonina del cuerpo ( 95%), una hormona que afecta el estado de ánimo y el sueño, se produce en el intestino. Por lo tanto, el daño intestinal puede afectar tu capacidad para dormir bien. Algunos trastornos del sueño también se han relacionado con el riesgo de fibromialgía.
  • Irritación de la piel: las condiciones de la piel como el eccema pueden estar relacionadas con un intestino inflamado. La inflamación en el intestino causada por una dieta deficiente o alergias a los alimentos puede causar un aumento de ” fugas ” de ciertas proteínas por un “intestino permeable”, lo que permite el paso a la sangre y al resto del organismo de estas “sustancias toxicas” lo que a su vez puede irritar la piel y causar afecciones como el eccema.
  • Condiciones autoinmunes: la evidencia científica ha mostrado en numerosos estudios el impacto del intestino en el sistema inmunológico.  Se cree que un intestino inflamado puede aumentar la inflamación sistémica y alterar el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Esto puede conducir a enfermedades autoinmunes, donde el sistema inmunologico desconoce células propias y las ataca e inflama.
  • Intolerancias alimentarias: las intolerancias a los alimentos son el resultado de la dificultad para digerir ciertos alimentos (esto es diferente de una alergia a los alimentos, que es causada por una reacción del sistema inmunológico a ciertos alimentos). Se cree que las intolerancias a los alimentos pueden ser causadas por la mala calidad de las bacterias en el intestino. Esto puede provocar dificultades para digerir y procesar los alimentos, desencadenando síntomas desagradables como “hinchazón”, “gases”, diarrea, dolor abdominal y náuseas. Existe cierta evidencia de que las alergias a los alimentos también pueden estar relacionadas con la salud intestinal.

Cosas que puedes hacer para tener un intestino sano:

  • Baja tus niveles de estrés: Los niveles altos de estrés crónico son causa de complicaciones para todo el organismo, incluido el intestino. Algunas formas de reducir el estrés pueden incluir vivir el hoy y ahora, actitud de aceptación y aprender a respirar, la meditación, caminar, recibir un masaje, pasar tiempo con amigos o familiares, disminuir el consumo de cafeína y tóxicos, reír, hacer yoga o cuidar una mascota. Todo lo que te permita relajarte y aprender a disfrutar la vida y las cosas sencillas de la vida.
  • Duerme lo suficiente: No dormir suficiente o insuficiente calidad de sueño puede tener serios impactos en la salud intestinal, lo que a su vez puede contribuir a más problemas de sueño, entrando en lo que se llama un circulo vicioso. Trata de establecer prioridades para obtener al menos 7–8 horas de sueño ininterrumpido por noche.
  • Comer despacio (Alimentacion consciente): Masticar bien los alimentos y comerlos más lentamente puede ayudar a promover la digestión completa y la absorción de nutrientes. Tener consciencia plena del momento de comer y ayudarte con comer alimentos con diferentes texturas y mezcla de diferentes sabores, estimula tus sentidos, reduce las molestias digestivas, el cerebro se entera de que has comido y segrega leptina hormona de la saciedad, lo que disminuye la ansiedad y el apetito. Esto mantiene un intestino saludable.
  • Mantente hidratado: Se ha demostrado que beber mucha agua tiene un efecto beneficioso en el revestimiento mucoso de los intestinos, así como en el equilibrio de las bacterias buenas en el intestino. Mantenerse hidratado es una forma simple de promover un intestino saludable.
  • Comprueba si hay intolerancias alimentarias: Si tienes síntomas como calambres, distensión abdominal, dolor abdominal, diarrea, erupciones cutáneas, náuseas, fatiga y reflujo ácido, es posible que sufras de intolerancia a algun alimento. Puedes intentar eliminar los alimentos desencadenantes comunes para ver si tus síntomas mejoran. Si puedes identificar y eliminar un alimento o alimentos que contribuyen a tus síntomas, es posible que veas un cambio positivo en tu salud digestiva al cambiar los hábitos alimenticios.
  • Cambia tu dieta: La reducción de la cantidad de alimentos procesados, altos en azúcar y altos en grasa saturada, que consumes, puede contribuir a una mejor salud intestinal. Además, comer muchos alimentos naturales frutas y vegetal y proteínas magras puede tener un impacto positivo en el intestino. Se ha demostrado que una dieta rica en fibra contribuye enormemente a un microbioma intestinal saludable.

Ser feliz y ser saludable es una decisión de vida. ¡Comienza hoy!

Enlaces o links recomendados:

  1. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/10009-food-problems-is-it-an-allergy-or-intolerance
Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *

Contenido Relacionado

Disbiosis Intestinal: cómo afecta la salud y el bienestar

La microbiota intestinal ha sido motivo de mucha investigación en la comunidad de gastroenterología. Numerosos estudios realizados en las últimas

Alimentos ultraprocesados y su impacto en la salud

Pizzas, ¡mmmm! Hamburguesas con doble queso y tocineta, ¡rico! ¿Y de postre? ¿Qué tal un pastel de chocolate y crema? ¿A quién no le gusta la

Una buena alimentación beneficia la conexión de nuestros 3 cerebros

Nuestras emociones que antes creíamos que las sentíamos solo en el corazón como siempre nos lo habían hecho creer las historias de amor y la

Trasplantes de microbiota fecal ayudan a tratar enfermedades intestinales

Trasplante de materia fecal y colitis ulcerosa El trasplante de microbiota fecal o trasplante de excremento se usa para tratar una serie de

Dolor de espalda y estreñimiento

Dolor de espalda y estreñimiento, ¿tienen relación? Si eres de las personas que solo tiene menos de 3 deposiciones a la semana o tienes problemas

Claves para tener una buena salud digestiva

Lograr que las personas sanen por sí mismas, alcancen ser felices y saludables comienza por entender la verdadera importancia de una buena salud

¿Cuánto tiempo se puede estar sin evacuar?

Uno de los signos más notable que confirma que tu sistema digestivo es saludable, es ir al baño a evacuar regularmente. Lo cual es importante, ya

Conoce lo que puede pasar si consumes probióticos

Efectos secundarios más comunes de los probióticos y cómo reducirlos Los numerosos beneficios para la salud de consumir alimentos y suplementos

Los probióticos y su conexión con la salud digestiva

Probióticos para una digestión saludable En mis consultas, una de las recomendaciones que suelo hacer cuando hablamos de la dieta que tienen que

Clostridium difficile y dieta: lo que debes saber

¿Qué tiene que ver tu dieta con el Clostridium difficile? Una alimentación saludable tiene un impacto significativo en tu salud. Mi lema es