Inicio BlogHígado graso Cómo evitar padecer de hígado graso

Cómo evitar padecer de hígado graso

0 Comentario

La obesidad, insulino-resistencia y diabetes mellitus se asocian con acumulación de grasa en el hígado (hígado graso). Contrario a la creencia general que el hígado graso es común e inofensivo en la población general, se ha demostrado que incrementa el desarrollo de enfermedades hepáticas (cirrosis hepática y el cáncer de hígado) así como enfermedades cardiovasculares.

El estilo de vida moderno muchas veces promueve un estilo de vida poco saludable como el sedentarismo (no realización de actividad física) y consumo de alimentos poco saludables y desarrollo de obesidad e hígado graso.

Impacto de la modificación del estilo de vida sobre el hígado graso

En pacientes con hígado graso es necesario modificar los hábitos o estilo de vida para mejorar la calidad de vida y evitar la progresión de enfermedades hepáticas y cardiovasculares de alta prevalencia a nivel mundial.

  • Pérdida de peso, dieta y ejercicio: Se conoce que la pérdida de 6 kg y 150 minutos de ejercicios semanales ejercicio reduce la incidencia de diabetes mellitus tipo 2 en un 58% y disminuye el riesgo cardiovascular. Una dieta balanceada debe estar compuesta de 40% de carbohidratos, 30% de proteínas y 30% grasa. Las dietas mediterráneas y nórdicas, contienen alto contenido de sustancias antioxidantes: elevado contenido en vegetales, fibras, frutas y grasas insaturadas que sugieren mejorar el hígado graso.
  • Bajo consumo de bebidas gaseosas: Múltiples estudios han demostrado que el consumo crónico y excesivo de bebidas carbonadas por su alto contenido en azúcares, incrementan el riesgo de inflamación y fibrosis hepática.
  • Sueño tranquilo y reparador: La duración y calidad del sueño influye en el desarrollo de inflamación y fibrosis hepática.
  • Consumo de café: el consumo de café tiene numerosos beneficios en una variedad de enfermedades. En diversos estudios el consumo regular de café se asoció con bajo riesgo de progresión de la cirrosis hepática, baja tasa de mortalidad en cirrosis hepática, baja tasa de desarrollo de cáncer de hígado y baja severidad del hígado graso.
  • Los individuos con apnea del sueño por lo general padecen de hígado graso, obesidad, hipertensión y diabetes mellitus.
  • Evitar el consumo de alcohol: el consumo de bebidas favorece la progresión de inflamación y fibrosis hepática.

La intervención en el estilo de vida que evite la progresión del hígado graso puede disminuir el desarrollo de enfermedades hepáticas y cardiovasculares así como la mortalidad asociada con la enfermedad grasa hepática.

Ser Feliz Ser Saludable es una decisión de vida. ¡COMIENZA HOY!

Artículos Relacionados

Deja un comentario