Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Conoce lo que puede pasar si consumes probióticos

Conoce lo que puede pasar si consumes probióticos

0 Comentario

Efectos secundarios más comunes de los probióticos y cómo reducirlos

Los numerosos beneficios para la salud de consumir alimentos y suplementos ricos en probióticos han sido bien documentados, incluyendo la mejoría en la digestión y la reducción de riesgo de infecciones y de algunas enfermedades crónicas. No obstante, puede haber efectos secundarios adversos.

La mayoría de estos son menores y solo afectan a un pequeño porcentaje de la población. Sin embargo, algunas personas con enfermedades graves o sistemas inmunológicos comprometidos pueden experimentar complicaciones más serias. ¿Quieres conocer los efectos secundarios más comunes de los probióticos y cómo reducirlos? Sigue leyendo.

Causa de síntomas digestivos desagradables

La reacción más común a los suplementos probióticos es el aumento de “gases”, sensación de distensión abdominal o “hinchazón”. Quienes consumen probióticos a base de levadura pueden experimentar estreñimiento y sed. No se sabe con exactitud por qué algunas personas experimentan estos efectos secundarios, pero generalmente desaparecen después de algunas semanas de descontinuar los probióticos.

Para reducir la probabilidad de efectos secundarios comienza con una dosis baja de probióticos y aumenta periódicamente a la dosis completa en unas pocas semanas. Esto puede ayudar a tu cuerpo a adaptarse. Si los gases, la hinchazón o cualquier otro efecto secundario continúa por más de dos semanas, deja de tomar los probióticos y consulta a un profesional médico.

Dolores de cabeza

Algunos alimentos ricos en probióticos, como el yogur, el chucrut y el kimchi, contienen aminas biogénicas, unas sustancias que se forman cuando estos envejecen o son fermentados por bacterias. Las más comunes son histamina, tiramina, triptamina y feniletilamina.

Las aminas pueden excitar el sistema nervioso central, aumentar o disminuir el flujo sanguíneo y pueden desencadenar dolores de cabeza en personas sensibles a la sustancia. Es recomendable mantener un diario o registro de cualquier alimento que pueda estar relacionado con el dolor de cabeza, lo que ayudaría a aclarar si los alimentos fermentados son problemáticos para ti.

Algunas cepas pueden aumentar los niveles de histamina

La histamina es una molécula que produce el sistema inmunológico cuando detecta una amenaza. Cuando los niveles de histamina aumentan, los vasos sanguíneos se dilatan para llevar más sangre al área afectada y se vuelven más permeables para que las células inmunitarias ingresen fácilmente al tejido relevante y así combatir cualquier proceso inflamatorio o agente infeccioso. Este proceso crea enrojecimiento e hinchazón en el área afectada y también puede desencadenar síntomas de alergia, como picazón, ojos llorosos, secreción nasal o dificultad para respirar. Las personas con intolerancia a la histamina deben evitar los alimentos que contienen un exceso de la misma.

Reacciones adversas a ingredientes o componentes

Las personas con alergias o intolerancias deben leer atentamente las etiquetas de los suplementos de probióticos, ya que podrían contener ingredientes que les causen reacciones. Quienes tienen alergias a las levaduras deben usar probióticos a base de solo bacterias y los intolerantes a la lactosa pueden experimentar gases desagradables y distensión al consumir probióticos que la contienen.

Aumento del riesgo de infección

Los probióticos son seguros para la gran mayoría de la población, pero pueden no ser la mejor opción para todos. En raros casos, sus bacterias o levaduras pueden ingresar al torrente sanguíneo y causar infecciones en individuos susceptibles. Aquellos con mayor riesgo de infección por probióticos son personas con sistemas inmunitarios suprimidos, catéteres venosos, hospitalizaciones prolongadas o que han sido sometidos a cirugías recientes. Sin embargo, el riesgo de desarrollar una infección es muy bajo y no se han notificado infecciones graves en los estudios clínicos de la población general.

En resumen, los probióticos son un complemento beneficioso para la dieta o el régimen de suplementos en la mayoría de las personas, con relativamente pocos efectos secundarios probables. No obstante, la recomendación es consumirlos de forma natural y consultar con un médico la necesidad de incluir en tu plan de vida saludable algún suplemento.

Enlaces o links recomendados:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20208051

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17595302

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0924224414001599

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10779289

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28959180

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9431982

Artículos Relacionados

Deja un comentario