Conoce todo lo relacionado a los trastornos de alimentación

Digestivo/Endoscopia

16 de abril de 2019

Por:

Saber cuáles son las causas específicas de que puedas desarrollar un trastorno de alimentación aún son desconocidas, pero la evidencia científica cree que una combinación de factores genéticos, físicos, sociales y psicológicos puede contribuir al desarrollo de los mismos.

Los científicos sugieren que la serotonina puede influir en los comportamientos alimentarios. La serotonina es un químico cerebral natural, sintetizado fundamentalmente en el intestino en un 95%, que regula el estado de ánimo, paz, tranquilidad, el aprendizaje y el sueño, así como otras funciones.

Principalmente, se ha notado que estos trastornos alimentarios son provocados en su mayoría por la presión social. Muchos piensan que ser bello físicamente y tener un cuerpo escultural. o simplemente ser flaco, es lo mismo que tener éxito en la vida y una autoestima alta, esto sucede especialmente en la cultura occidental. El deseo de tener éxito o sentirse aceptado puede alimentar comportamientos asociados con trastornos de la alimentación.

Tipos de trastornos de la alimentación

Estos trastornos pueden tomar varias formas, incluyendo:

  • Anorexia nerviosa: puede identificarse por un peso inusualmente bajo y un deseo intenso de no subir de peso y evitar comer demasiado. La anorexia se caracteriza por un comportamiento destinado a no comer para evitar subir de peso, hasta el punto de la desnutrición. Con la anorexia, una persona también puede verse a sí misma con sobrepeso, incluso si su peso corporal está muy por debajo de lo normal. La anorexia es más frecuente entre las mujeres jóvenes que en los hombres.

 

  • Trastorno por atracón: sucede cuando comes demasiado regularmente. También, puedes sentirte culpable por atracarte y saber que no lo puedes controlar. Con este trastorno puedes continuar comiendo mucho después de sentirte satisfecho, a veces hasta el punto de malestar o náuseas y además, puede sucederles a personas de todas las edades y peso.

 

  • Bulimia nerviosa: ocurre cuando experimentas episodios de atracones seguidos de purga. Con la bulimia, puedes sentirte culpable o indefenso después de comer grandes cantidades de comida y tratar de vomitar la comida nuevamente. Las personas con bulimia también usan laxantes para expulsar rápidamente los alimentos a través de su sistema digestivo. Suelen hacer ejercicio excesivo para evitar que los alimentos les hagan aumentar de peso. Con la bulimia, tú crees que tienes sobrepeso, incluso si tu peso es normal, ligeramente por encima de lo normal, o incluso por debajo de un peso saludable.

 

  • Pica:es un trastorno en el que comes objetos u otras sustancias no nutritivas y poco comunes en tu cultura. La pica ocurre en el transcurso de al menos un mes, y las sustancias que consumes pueden incluir: suciedad, tela, pelo, tiza y hasta rocas. La prevalencia de la pica no es bien conocida. Pero aparece con más frecuencia en personas con discapacidades intelectuales, como el autismo.

Signos y síntomas de un trastorno alimentario: Los síntomas varían con cada trastorno, pero los más comunes incluyen:

  • Peso corporal anormalmente bajo o alto
  • Una dieta irregular
  • El deseo de comer solo o en secreto.
  • Usar el baño frecuentemente después de una comida
  • Obsesión con perder o ganar peso rápidamente
  • Obsesión por la apariencia física y la percepción del cuerpo por parte de otros.
  • Sentimientos de culpa y vergüenza en torno a los hábitos alimenticios.

 Factores de riesgo asociados con los trastornos de la alimentación: Las mujeres son más propensas que los hombres a tener trastornos de la alimentación. Aquí describo otros factores genéticos, sociales y ambientales que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un trastorno alimentario:

  • Años: estos pueden ocurrir a cualquier edad, los trastornos de la alimentación son más comunes durante la adolescencia y los primeros veinte años.
  • Historia familiar: los genes pueden aumentar la susceptibilidad de una persona a desarrollar un trastorno alimentario. Según la Clínica Mayo, las personas con parientes de primer grado que tienen un trastorno alimentario también tienen más probabilidades de tener uno. Sin embargo, sabemos que, aunque la genética es un factor importante, es solo el arma; quien la dispara es la persona con su actitud y decisión.
  • Dieta excesiva
  • Salud psicológica: si tiene un trastorno alimentario, un problema psicológico o de salud mental subyacente puede estar contribuyendo a ello. Estos problemas pueden incluir: baja autoestima, ansiedad, depresión, desorden obsesivo-compulsivo, relaciones sociales y familiares problemáticas, comportamiento impulsivo.
  • Transiciones de vida: ciertos cambios y eventos en la vida pueden causar angustia emocional y ansiedad, lo que puede hacer más susceptible el que se presenten los trastornos de la alimentación.

El tratamiento depende del trastorno alimentario, su causa y la salud en general de la persona. Tu médico puede evaluar tu ingesta, la calidad y cantidad de tus alimentos y el estado nutricional, remitirte a un profesional de nutrición y de la salud mental u hospitalizarte si tu trastorno es potencialmente mortal. Es muy importante descartar con una endoscopia digestiva superior, probables problemas digestivos. En algunos casos, la psicoterapia o la terapia familiar, puede ayudar a abordar los problemas sociales o emocionales que pueden estar causando tu trastorno. No hay medicamentos que puedan tratar completamente un trastorno alimentario. Pero algunos medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas de la ansiedad o el trastorno depresivo que pueden estar causando o agravando su trastorno alimentario.  Reducir el estrés mediante el yoga, la meditación, el mindfulness u otras técnicas de relajación también puede ayudar a controlar el trastorno alimentario.

Ser Feliz y Ser Saludable es una decisión de vida. ¡Comienza Hoy!

 

Enlaces o links recomendados:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21243470

http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/eating-disorders/symptoms-causes/dxc-20182875

Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *

Contenido Relacionado

Una buena alimentación beneficia la conexión de nuestros 3 cerebros

Nuestras emociones que antes creíamos que las sentíamos solo en el corazón como siempre nos lo habían hecho creer las historias de amor y la

Trasplantes de microbiota fecal ayudan a tratar enfermedades intestinales

Trasplante de materia fecal y colitis ulcerosa El trasplante de microbiota fecal o trasplante de excremento se usa para tratar una serie de

Dolor de espalda y estreñimiento

Dolor de espalda y estreñimiento, ¿tienen relación? Si eres de las personas que solo tiene menos de 3 deposiciones a la semana o tienes problemas

Claves para tener una buena salud digestiva

Lograr que las personas sanen por sí mismas, alcancen ser felices y saludables comienza por entender la verdadera importancia de una buena salud

¿Cuánto tiempo se puede estar sin evacuar?

Uno de los signos más notable que confirma que tu sistema digestivo es saludable, es ir al baño a evacuar regularmente. Lo cual es importante, ya

Conoce lo que puede pasar si consumes probióticos

Efectos secundarios más comunes de los probióticos y cómo reducirlos Los numerosos beneficios para la salud de consumir alimentos y suplementos

Los probióticos y su conexión con la salud digestiva

Probióticos para una digestión saludable En mis consultas, una de las recomendaciones que suelo hacer cuando hablamos de la dieta que tienen que

Clostridium difficile y dieta: lo que debes saber

¿Qué tiene que ver tu dieta con el Clostridium difficile? Una alimentación saludable tiene un impacto significativo en tu salud. Mi lema es

Beneficios del ejercicio para las personas con problemas intestinales

Para los pacientes que viven con afecciones gastrointestinales como la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, síndrome del Intestino Irritable

¿Qué es la bulimia? Cómo afecta tu salud

Los trastornos de alimentación más comunes en nuestra cultura occidental son la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa. En este artículo te