Inicio BlogHígado graso Conozca cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía

Conozca cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía

Por Dra. Alicia Yanes
0 Comentario

Al acudir a su médico debe haber escuchado términos que no conoce, por eso aquí aclaramos cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía. La Esteatosis hepática es uno de los hallazgos anormales más comunes en el ultrasonido abdominal y su incidencia, en los países occidentales, está aumentando.

La esteatosis representa la acumulación reversible de triglicéridos dentro del citoplasma de los hepatocitos como resultado de una alteración de las vías metabólicas normales de los lípidos, predominantemente aquellas de los ácidos grasos libres.

Inicialmente, la acumulación de lípidos en el hepatocito tiene una distribución centrolobular (alrededor de la vena hepática), pero cuando aumenta la severidad ésta se extiende hacia los tractos portales. De esta manera, ya sabe cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía.

A nivel mundial las dos causas más comunes de hígado graso son el alcohol y la enfermedad de hígado graso no alcohólica (NAFLD). Otras causas secundarias pueden incluir obesidad, Diabetes mellitus, hiperlipidemia, embarazo, ayuno, drogas (especialmente esteroides), hepatitis severa, cirugía de bypass gastrointestinal, fibrosis quística y enfermedad de almacenamiento de glicógeno.

Como el proceso detrás del hígado graso es dinámico, cualquier corrección de la causa primaria usualmente resultará en una inversión rápida.

Cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía

En el ultrasonido, la presencia de interfases de grasa múltiples a través del hígado causa un aumento difuso de la reflectividad parenquimal, haciéndola mayor que la del riñón derecho sano adyacente o, de modo más confiable, el bazo. A diferencia de otras causas de “hígado brillante”, el patrón de eco es fino y uniforme, y con el aumento en la deposición grasa hay una atenuación del haz de ultrasonido, tanto en la absorción como en la dispersión.

La enfermedad difusa de hígado graso puede describirse como: Leve, cuando hay un aumento mínimo de la reflectividad parenquimal; moderada, cuando hay una pérdida de la definición de las paredes de los vasos intrahepáticos con una visualización alterada del diafragma, y severa, cuando hay una pobre penetración del aspecto posterior del lóbulo derecho del hígado con una muy pobre o inexistente visualización de los vasos hepáticos y el diafragma.

La sensibilidad y especificidad reportadas del ultrasonido para evaluar la presencia de hígado graso depende del grado de severidad y es, por tanto, variable entre el 60 -100% y el 77-95%, respectivamente. La menor especificidad se puede deber a la coexistencia de fibrosis en un número de condiciones asociadas con hígado graso. A pesar de su sensibilidad aparente, la detección de hígado graso en el ultrasonido puede ser altamente subjetiva.

En el hígado graso del embarazo, el hígado muy a menudo parece normal en el ultrasonido. Cuando tenga dudas, pregúntele a su médico y este le explicará cómo se visualiza la grasa hepática por ecografía.

Artículos Relacionados

Deja un comentario