Depresión, soledad y envejecimiento

Envejecimiento

2 de julio de 2019

Por:

Es normal que tengas momentos en tu vida en los que te sientas triste. Estas emociones suelen durar solo unas pocas horas o días. Pero cuando te sientes triste o molesto durante largos períodos de tiempo, cuando esos sentimientos son muy recurrentes y fuertes, acompañados de pensamientos negativos, se pierde el sentido de la vida y se desea morir, se considera que estamos frente a una depresión. La depresión es un trastorno mental grave que puede interferir con la vida diaria, puede dificultar la realización de las actividades regulares y no encontrar placer en las actividades que alguna vez disfrutaste. La depresión generalmente ocurre por primera vez en la adultez temprana, pero también es común entre los adultos mayores, según “National Institute of Mental Health”. Los estudios realizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que 7 millones de adultos estadounidenses mayores de 65 años experimentan depresión cada año.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Los adultos mayores pueden tener más problemas médicos de salud, lo que puede aumentar su riesgo de depresión. A pesar de que la depresión es común en las personas mayores, no necesariamente es una parte normal del proceso de envejecer, ya que algunos adultos mayores pueden no estar deprimidos ya que le están dando un sentido a su vida y a su vejez, se están reinventando y la tristeza no es el acompañante de su vida. Los síntomas de la depresión varían de persona a persona, en los adultos mayores, algunos de los síntomas más comunes incluyen: sentir tristeza o “vacío”, sentirse sin esperanza, irritable, nervioso o culpable sin razón, repentina falta de disfrute en los pasatiempos favoritos, fatiga, pérdida de concentración o memoria, insomnio o demasiado sueño, comer demasiado o comer muy poco, achaques, dolores de cabeza, dolores osteomusculares y articulares, calambres abdominales, problemas digestivos y pensamientos o intentos suicidas.

Otro problema grave de las personas mayores con depresión es la sensación de soledad

La soledad es un grave riesgo para la salud de las personas mayores. Investigadores de la Universidad de Chicago han demostrado que la soledad extrema y los sentimientos de aislamiento pueden ser el doble de insalubres que la obesidad para las personas mayores. Los científicos rastrearon a más de 2,000 personas de 50 años o más durante más de seis años. En comparación con la persona promedio, aquellos que informaron estar solos tenían un riesgo 14 % mayor de enfermar y morir. La mayoría de las personas mayores permanecen aisladas de sus familiares, este aislamiento está teniendo un efecto grave en la salud mental y física del adulto mayor. En un momento dado, entre el 20 y el 40 % de los adultos mayores se sienten solos, especialmente posterior a la jubilación, según algunas investigaciones. También, las investigaciones han demostrado que el temor a ser una carga para sus familiares los conduce al aislamiento, a la soledad y a las depresión.

Otros estudios concluyen que el temor a las conexiones sociales puede ser una de las razones del aumento de la angustia y la presión arterial en personas solitarias. La soledad se caracteriza por un impulso motivador para conectarse con los demás, una gran necesidad afectiva, necesidad de afecto de cariño de ser escuchados, pero también por el temor a la evaluación negativa, el rechazo y la decepción.

Cómo ayudar a una persona mayor a evitar la soledad

Detener o prevenir la soledad no es simplemente una cuestión de proporcionar más personas con las que interactuar. Enseñar a las personas solitarias a romper los ciclos de pensamientos negativos sobre la autoestima y cómo las personas los perciben es más efectivo, sobretodo ayudarles a encontrar el verdadero sentido a esta maravillosa etapa de la vida.

Cómo ayudar a alguien mayor con depresión

Ayudar a una persona mayor (sea tu familiar directo o un ser querido), comienza por asercarse con afecto y cariño a evaluar su real necesidad, si sospecha que está deprimido llevarlo a un sicoterapeuta y siquiatra. El médico puede diagnosticar la condición y prescribir el tratamiento. También pueden ayudarlo de las siguientes maneras:

  • Escuchar y hablarle: hable con su ser querido con regularidad y escúchelo atentamente. Dar consejo solo si lo piden. Tómate en serio lo que dicen. Nunca ignores una amenaza de suicidio o comentarios sobre el suicidio.
  • Apoyo: ofrecer apoyo, ser alentador, paciente y comprensivo.
  • Amistad: sé un amigo, invítalo regularmente a venir y pasar tiempo contigo.
  • Optimismo: refuérzale con amor a tu ser querido que, con el tiempo y el tratamiento, su depresión disminuirá. Mantenerlos activos en tareas que los motiven y estimulen, los ayuda a encontrar un sentido a sus vidas. Despertar sus sueños y estimularlos, les ayudará a percibir la maravilla y felicidad de no cumplir mas años para continuar cumpliendo sueños.
  • Actividad física: es fundamental estimular las endorfinas, sustancias de la felicidad que dan energía y vitalidad. Es una terapia muy importante para rescatarlos de la depresión y la soledad.

Ser Feliz y Ser Saludable es una decisión de vida. ¡Comienza hoy!

Disponible a la venta ya, mi libro “Como no envejecer”, haz click en el link para comprar:

https://www.amazon.com/C%C3%B3mo-envejecer-inevitable-opcional-Spanish/dp/8490748772

Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *