Inicio BlogHepatitis viral Diagnostico de hepatitis C positivo. Recomendaciones Importantes en tiempos de Covid-19

Diagnostico de hepatitis C positivo. Recomendaciones Importantes en tiempos de Covid-19

0 Comentario

Una de las situaciones más difíciles vividas, como médico gastroenterólogo dedicado al manejo de  enfermedades del hígado, es dar un diagnóstico relacionado a un mal pronóstico, bien sea porque se le descubrió algún cáncer en vías digestivas, de hígado o en este caso de mi artículo de hoy, un diagnóstico de hepatitis C.

Un diagnóstico de hepatitis C, generalmente causaba muchos sentimientos encontrados como abrumarse, sentir impotencia y creer que ya tu vida terminó pues todo se ha salido de tu control, los medicamentos que se utilizaban como tratamiento tienen pobre respuesta con muchos efectos adversos.

Muchos pacientes se sienten incrédulos ante el diagnostico porque dicen que nunca presentaron algún síntoma que les indicara su enfermedad, pero yo les recuerdo que el VHC es una enfermedad silenciosa que no muestra síntomas de daño hepático durante mucho tiempo.

La American Liver Foundation nos dice que hay pacientes con años y años con hepatitis viral  y viven con este virus sin saberlo, es más, según la OMS, más de 300 millones de personas en todo el mundo (de las cuales aproximadamente 42 millones son niños) desconocen que padecen de hepatitis viral, lo que resulta contraproducente para el futuro de la salud mundial, ya que puede desencadenar graves enfermedades. Sobretodo si hablamos de hepatitis C que si no se trata precozmente, conduce a hepatitis crónica en un alto porcentaje de los casos, con mayor riesgo de cirrosis y cáncer de hígado. Pero la buena noticia es que La hepatitis C se cura con tratamiento médico a través de drogas orales de acción directa en 3 meses en un 99% de los casos y con mínimos o ningún efecto adverso.

Quiero compartir contigo estas recomendaciones para poder ayudarte en desarrollar un plan proactivo para combatir y ganar la batalla contra la hepatitis C.

  1. Conocimiento sobre la hepatitis C: El conocimiento es poderoso. Aprender qué es la hepatitis C, cómo afecta al hígado y cómo funciona el hígado es clave para construir una base sólida a medida que luchas contra este virus.

Aprender cómo se transmite la hepatitis C. Es importante no detenerte en el pasado y la forma en que contrajiste la hepatitis C, sino seguir adelante, cuidarte y buscar tratamiento y la cura.

La hepatitis C es un virus que una persona puede contraer a través de la sangre que ha sido contaminada con el virus de la hepatitis C (VHC). La hepatitis C compromete al hígado, lo que puede causar daño hepático y afectar la función hepática. Esto puede provocar daños graves, como cirrosis y cáncer de hígado, sino se diagnostica y trata oportunamente.

La hepatitis C se compone de seis cepas de virus (genotipos) y numerosos subtipos. Los análisis de sangre específicos determinarán qué genotipo de hepatitis C tiene y qué tan activo es el virus, junto con pruebas para determinar si tienes daño hepático. ES importante mencionar que ya existen tratamientos que son efectivos contra cualquier tipo de genotipo, por lo que identificar el genotipo especifico, no es requisito indispensable para recibir el tratamiento.

  1. La importancia de formar un equipo de salud: Tu Eres el jefe de tu equipo. Crea un buen equipo de atención médica que trabaje contigo y para ti.

Tu equipo de atención médica puede consistir en:

  • Especialistas en hígado, como hepatólogos, gastroenterólogos o especialistas en enfermedades infecciosas. Estos médicos se especializan en enfermedades hepáticas, pruebas especificas, tratamiento, y saben cómo cuidar tu afección hepática.
  • Enfermeras y especialistas en farmacia. Pueden ayudarte a conseguir y comprender tu tratamiento, pruebas y recuperación.
  • Un Coach de salud. para conversar  tus miedos y dudas y a la vez te acompañe en el camino de tu recuperación.
  1. Adquiere hábitos saludables para cuidar tu salud en general: Debido a que la hepatitis C puede dañar tu hígado, es importante hacer todo lo posible para evitar daños mayores.

Algunos pasos que puede seguir incluyen:

  • Una dieta saludable, que incluya frutas, vegetales, grasa saludables, carbohidratos complejos y proteínas magras.
  • Evitar el alcohol y las sustancias tóxicas
  • Habla con tu médico acerca de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomas y solicita tu asesoramiento sobre medicamentos y sus interacciones.
  • Haz ejercicio regular. Camina por lo menos 150 min/ 3 veces por semana.
  • Debes descansar mucho también
  • Trata de reducir el estrés y la ansiedad. Técnicas de relajación, respiración consciente, practica el mindfulness, yoga, danza. Escucha música.
  • Vacúnate  contra la hepatitis A, B y vacunas anuales contra la gripe
  1. Gestiona tu tratamiento: El objetivo del tratamiento es eliminar la hepatitis C y detener el daño hepático adicional. Los tratamientos antivirales de acción directa tienen altas tasas de curación 99%. El plan de tratamiento para tu afección hepática está determinado por muchos factores.

Esto incluye:

  • Genotipo
  • Carga viral
  • Afección hepática, como el grado de fibrosis hepática que tienes y si tienes cirrosis al momento del diagnostico
  • Condiciones médicas existentes, comorbilidades.
  • los medicamentos que tomas
  • Coinfección con otros virus, como hepatitis B o VIH, o si tienes más de un genotipo de VHC al mismo tiempo
  • También es importante saber si recibiste un trasplante de hígado previo o necesitas un trasplante de hígado en un futuro.
  1. El apoyo lo es todo: Hay un gran valor para encontrar apoyo no solo después de tu diagnóstico y durante todo el tratamiento, sino también durante tu proceso de recuperación.

Después de recibir un diagnóstico de enfermedad crónica, puedes experimentar etapas de duelo. El apoyo familiar y emocional, es beneficioso cuando se vive con enfermedad hepática crónica, y ayuda al proceso de curación. También puede ayudar en muchas áreas de tu vida, incluida tu salud física, mental, emocional y espiritual.

Aquí te recomiendo este video que te ayudará a conocer sobre la hepatitis c y la relación de pareja. https://www.youtube.com/watch?v=BVZFSpu0GkQ

También en el caso de que tengas hepatitis C y estés embarazada. https://www.youtube.com/watch?v=caI6yhD6dLc

En los momentos actuales año 2020, no se han definido estrategias de manejo diferentes a las ya aprobadas,  para pacientes con hepatitis virales crónicas, con o sin tratamiento, como tampoco, que  esta población, representa un  mayor riesgo de infección para COVID-19.

Puedes encontrar apoyo de:

  • Familiares y amigos
  • El equipo de atención médica
  • Compañeros y personal de tu Iglesia
  • Consejeros profesionales o Asesores de Salud profesionales
  • Grupos de apoyo en línea o en persona

Los grupos de apoyo están formados por personas que comparten la misma condición que tu, entienden por lo que estás pasando porque han tenido experiencias similares.

La American Liver Foundation proporciona información sobre grupos de apoyo.

La hepatitis C no te define, ni tampoco gobierna tu vida. Tomar las elecciones proactivas marcan  una diferencia no solo en cómo te debes enfrentar  a la hepatitis C, sino también en superarla.

Aprender sobre la hepatitis C, formar un buen apoyo de atención médica, cuidar tu hígado, buscar tratamiento y apoyo te equipan para combatir la hepatitis C. También te ayudará  a lograr tu objetivo de alcanzar tu curación.

 

Enlaces o links recomendados:

https://www.higadosano.com/como-controlar-la-hepatitis-c-para-vivir-mejor-y-feliz/

https://www.higadosano.com/consejos-para-evitar-el-dano-hepatico-por-la-hepatitis/

https://www.higadosano.com/como-afecta-a-tu-cuerpo-la-hepatitis-c/

https://liverfoundation.org/for-patients/about-the-liver/diseases-of-the-liver/hepatitis-c/diagnosing-hepatitis-c/

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/hepatitis-c/diagnosis-treatment/drc-20354284

Artículos Relacionados

Deja un comentario