Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

Cirrosis biliar primaria

Diagnóstico y tratamiento de la cirrosis biliar primaria

La cirrosis biliar primaria (CBP) se sospecha por la realización varios exámenes sanguíneos, que suele confirmar el diagnóstico presuntivo.

El examen físico y la mayoría de las veces la necesidad de estudios de imágenes comenzando por ecograma abdominal y terminando por la realización de biopsia hepática para identificar el estadio exacto de la enfermedad es necesaria para el diagnóstico definitivo de la misma. Sin embargo, la mayoría de las personas con CBP tienen:

  • Alteraciones en las pruebas de funcionalismo hepática (enzimas hepáticas Aspartatoamino transferasas y Alaninoamino transferasas elevadas, Fosfatasa alcalina muy elevadas).
  • Positividad en la prueba en sangre de Anticuerpos antimitocondriales (AMA). Este anticuerpo podría ser causante de la enfermedad por ser una enfermedad autoinmune.
  • Dislipidemia (colesterol elevado), principalmente lipoproteína de alta densidad (HDL) colesterol. Esto significa que a pesar de tener colesterol más alto, no hay aumento del riesgo de enfermedades del corazón.

¿Cuál es el tratamiento para la cirrosis biliar primaria (CBP)?

No hay cura para el PBC; sin embargo el tratamiento se base en aliviar síntomas y retrasar la progresión de la enfermedad, en los casos en que hay progresión cicatrización grave (cirrosis) e insuficiencia hepática, trasplante de hígado es la opción más asertiva para estos casos.

Para mayor información sobre los síntomas leer artículo previo sobre los síntomas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario