Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

Lo que el abuso de alcohol puede provocar en tus dientes

Un reciente estudio ha encontrado que las personas que consumen alcohol con frecuencia, contenían es sus bocas más bacterias malas que potencialmente causaban enfermedades. Existe infinidad de evidencia científica donde demuestra lo nocivo que es el abuso del alcohol para tu salud. Pero en este articulo, nos enfocaremos en este estudio que resalta lo nocivo del alcohol para una parte muy importante en nuestro cuerpo como son los dientes. El artículo fue publicado recientemente en mayo del 2018 en Microbiome , en un estudio de adultos estadounidenses, en donde los bebedores frecuentes (personas que bebían varias veces a la semana) tenían más «bacterias malas» en la boca y menos “bacterias buenas”.

Nuestro dientes y la bacteria Lactobacillales

Nuestra boca contiene miles de millones de bacterias, tanto beneficiosas como aquellas que nos pueden provocar caries, enfermedades de las encías, acumulación de placa y mal aliento. Las bacterias buenas de tu boca trabajan 24 horas todos los días de la semana y te ayudan produciendo proteínas beneficiosas, que evitan la superpoblación de las bacterias «malas». Los investigadores encontraron en el estudio de 1.044 adultos y sus muestras de enjuague bucal, que los que eran bebedores empedernidos tenían más tipos de bacterias malas como: Leptotrichia , Cardiobacterium y Neisseria, a su vez, estos bebedores tenían menos de un buen tipo de bacteria, llamada Lactobacillales , a menudo utilizada en probióticos, que es beneficiosa para tus intestinos. Según este estudio, beber demasiado alcohol, provoca un desequilibrio en el microbioma oral y puede provocar muchos problemas de cuidado bucal, como mal aliento, sequedad de boca, caries, enfermedad periodontal y pérdida de dientes. En pocas palabras, demasiadas bacterias malas, es malísimo para tu salud bucal y tus dientes y tener una buena dentadura es muy importante para una buena digestion.

Las bacterias buenas, forman un pequeño grupo en la parte posterior de la lengua que ayuda a atacar a las bacterias que causan la faringitis estreptocócica, son esenciales para una buena salud oral. La humedad en la boca ayuda a que florezcan las buenas bacterias, y muchos de los efectos negativos del alcohol pueden derivarse de la sequedad de boca por deshidratación.

Cuando se abusa del alcohol, se contribuye a eliminar temporalmente la saliva beneficiosa de la cavidad oral, se crea un entorno que luego permite que grupos de bacterias, incluidas las bacterias anaerobias productoras de azufre responsables del mal aliento, superen al medio ambiente. La saliva realiza muchas funciones importantes, incluida la prevención del mal aliento, tambien la carie dental, al amortiguar los ácidos orales y la entrega de minerales valiosos para mantener los dientes y las encías saludables. En consecuencia, el alcohol, puede causar estragos en el frágil equilibrio del microbioma oral.

Lo que esto significa para tu salud

Las posibles preocupaciones de salud no terminan en la boca. Según los investigadores, y otras evidencias científicas, un desequilibrio de bacterias orales está relacionado con enfermedades de la boca y el cáncer gastrointestinal y las enfermedades cardiovasculares. En el caso de sufrir de encías sangrantes, el cual es literalmente lo más parecido a una herida abierta, si abusas del alcohol, estas en riesgo de que se reproduzcan las bacterias orales malas y sus toxinas asociadas entren al torrente sanguíneo. Numerosos estudios han demostrado un fuerte vínculo entre el sangrado de las encías y problemas médicos como el aumento de los ataques cardíacos, derrames cerebrales, disfunción eréctil e incluso el bajo peso al nacer en los bebés prematuros, porque estas toxinas pueden atravesar la placenta.

Que hacer para evitar esto: La forma más fácil de disminuir los efectos negativos del alcohol en la boca es aumentar la ingesta de agua. Después de beber alcohol, simplemente debes tomar agua. Otra manera más efectiva es cepillándote los dientes al dejar de beber, eliminando todo el alcohol residual de la lengua y el tejido oral, y durante el día, asegúrate de beber suficiente agua para ayudar a reponer la fluidez de la saliva que, según este estudio, usamos al día aproximadamente 1,5 litros de saliva. Otra sugerencia seria evitar los enjuagues bucales a base de alcohol. Con respecto a la crema dental, trata de comprar una con ingredientes suaves, como el áloe vera, y evita los que contengan sulfato de sodio. Además, elije un cepillo de dientes de cerdas suaves, y por supuesto, no te olvides de usar hilo dental ya que es la mejor manera de deshacerse de las partículas de alimentos atrapadas entre los dientes, que actúan como una fuente de combustible para las bacterias orales.

Se necesitan investigaciones adicionales para comprender mejor el vínculo entre el consumo de alcohol y las bacterias orales malas. Si bien los hallazgos de este nuevo estudio ofrecen una visión interesante, los investigadores reconocieron sus limitaciones. Por ejemplo, debido a que el estudio fue observacional, fue más difícil determinar una relación causal. Sin embargo, los hallazgos ofrecen un buen punto de partida para una mejor atención dental.

Ademas es importante recordarte que la digestion comienza en la boca, a etse nivel depende fundamente de una buena dentadura para lograr masticas bien los alimentos y un abuena calidad y cantidad de saliva para preparar el bolo alimenticio a su llegada al estomago.

Enlaces o links recomendados:

https://microbiomejournal.biomedcentral.com/articles/10.1186/s40168-018-0448-x

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario