Inicio Salud Digestiva Dieta rica en probióticos y prebióticos, para mejorar síntomas de Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Dieta rica en probióticos y prebióticos, para mejorar síntomas de Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

La dieta que cambia la microbiota y ayuda a personas con Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Todos los pacientes que me llegan al consultorio con la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), debo tratarlos de manera diferente, ya que las crisis de esta enfermedad, se basa en algunos alimentos que comemos, pero la lista de alimentos a evitar no son los mismos para todos los pacientes, hay que tratar a cada paciente de manera individual, lo que llamamos bioindividualidad, porque un alimento puede ser super nutritivo y favorable para alguien y el mismo alimento, sumamente toxico para otra persona. Es importante evaluar la tolerancia e identificar que alimentos  pueden aliviar los síntomas y cuales los pueden empeorar. Según la evidencia científica, no existe un plan de alimentación único que definitivamente ofrezca alivio para todos “One size don’t fit all”. 

Pero un estudio que fue realizado en  Mucosal Immunology and Biology Research Center en la División de pediatría y nutrición Massachusetts General Hospital; Boston, MA USA, año 2015, acerca de una  nueva dieta llamada IBD-AID (Alivio para EII), ha demostrado que puede ayudar a una buena mayoria de estos pacientes. La dieta se centra en corregir el equilibrio de las bacterias intestinales (microbiota intestinal) con alimentos probióticos y prebióticos.

Según el estudio, el 61.3% de los pacientes con EII, que participaron en la dieta durante al menos 8 semanas, informaron una disminución significativa en la gravedad de los síntomas.  Cuando los investigadores evaluaron sus muestras fecales, descubrieron que aquellos que seguían la dieta, tenían un aumento de bacterias buenas que promueven la remisión y una respuesta favorable del sistema inmunitario.

La dieta se fundamenta en investigaciones que muestran que las personas con EII, tienen un desequilibrio de bacterias intestinales. Se cree que esto contribuye a la inflamación. La dieta IBD-AID promueve el uso de probióticos y prebióticos. Las personas que siguen la dieta, evitan los alimentos que contienen trigo, azúcar refinada, maíz y lactosa, y eliminan las grasas trans. Se recomienda una variedad de frutas y vegetales, así como proteínas magras y grasas saludables. La ingesta de grasas saturadas es limitada. Cuando las personas tienen síntomas graves, se adhieren a los alimentos de la lista de la fase I de la dieta. Eso incluye yogurt, carne molida, sopas en puré y batidos. A medida que los síntomas mejoran, pueden integrar alimentos de la lista de la fase II que incluye vegetales, y luego agregar elementos en la lista de la fase III que incluye frijoles enteros y mariscos.

¿Cómo la dieta afecta la EII?: Las recomendaciones de dieta varían según la persona tiene EII activa o está en remisión, y qué tipo de EII tiene, por lo menos cuando yo trato a mis pacientes, siempre  les recomiendo que vayan modificando su dieta, de acuerdo a la mejoría de sus síntomas, por ejemplo, a veces, limitar las fibras insolubles (vegetales verdes, granos, salvado de trigo, frutos secos) en la dieta, puede aliviar las molestias abdominales, y las evacuaciones diarreicas. También, las recomendaciones difieren significativamente cuando presenta crisis activa, en comparación  de un paciente que está en remisión. Cuando se está  en un estado activo de la enfermedad, las personas con EII, deben evitar los alimentos ricos en fibra, como los vegetales  crudos, la mayoría de las frutas crudas con cascara, los granos enteros, las nueces y semillas, cereales integrales. También deben evitar las carnes fibrosas resistentes. La recomendación cuando tienes un brote de EII, es enfocar tu dieta en las fuentes de proteínas blancas, como pescado, pollo, huevos, tofu, mantequilla de nueces y yogur griego, junto con granos refinados, vegetales sil piel y bien cocidos, y ciertas frutas, como la banana.

Las intolerancias comunes durante los brotes pueden incluir alimentos grasos, alimentos ricos en lactosa, trigo, pasteleria, dulces o azucarados y cafeína. Los grandes volúmenes de alimentos también son a menudo mal tolerados. Cuando se resuelve la inflamación activa, las personas con EII pueden reintroducir lentamente otros alimentos. Durante la remisión, no hay una dieta estándar. En cambio, depende de las tolerancias personales de cada individuo. 

La parte de la dieta o plan IBD-AID que más me gusta, es que desalienta el consumo de comida rápida, los alimentos procesados ​​y el azúcar refinada, los cereales (gluten), al tiempo que alienta a las personas a comer alimentos no procesados, naturales más saludables. También me gusta que la dieta tenga en cuenta las tolerancias personales y les explique a los pacientes que, incluso en remisión, es necesario evaluar la tolerancia y que es posible que se deban agregar o eliminar alimentos específicos según las tolerancias individuales.

Sin embargo esta dieta  recomienda que las personas con EII, sigan consumiendo granos, ya que durante la remisión, los granos integrales pueden proporcionar muchas vitaminas y minerales, como las vitaminas B y el magnesio. En general, se espera que muchas de las dietas propuestas para la EII se prueben mejor para ver su impacto en la inflamación, más allá de la remisión.

A pesar de la falta de evidencia científica hoy en día no s ha catalogado a una dieta espcífica para la EII, como la “dieta de oro” la dieta  IBD-AID y algunas de las otras dietas propuestas para tratar la EII ciertamente, pueden ser intentadas de manera segura por los pacientes interesados. Las personas con EII deben consultar a un nutricionista-dietista para asegurarse de que comen adecuadamente, una alimnetacion altamente nutritiva, de alto valor biologico. La dieta debería respaldar la medicación de una persona.

Recuerda, por muchos medicamentos que consumas para aliviar los síntomas de la EII, no debes olvidar la importancia de una intervención dietética que es la que de verdad te ayudara a aliviar los síntomas y superar la enfermedad.

Enlaces o links recomendados: 

https://www.higadosano.com/conoce-lo-que-puede-pasar-si-consumes-probioticos/

https://www.higadosano.com/los-probioticos-y-su-conexion-con-la-salud-digestiva/

https://www.higadosano.com/una-buena-alimentacion-beneficia-la-conexion-de-nuestros-3-cerebros/

https://www.higadosano.com/alimentacion-intuitiva-para-ser-feliz-y-ser-saludable/

https://www.higadosano.com/como-una-microbiota-sana-beneficia-tu-corazon/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25738413

https://www.umassmed.edu/nutrition/ibd/ibdaid

Conoce mi asesoría integral de salud online. Te acompaño para darte las herramientas que te harán ser saludable y feliz.

Agenda tu asesoría  desde mi pagina web:

https://www.higadosano.com/

Artículos Relacionados

Deja un comentario