Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Dolor Abdominal Crónico

Dolor Abdominal Crónico

Por Dra. Maribel Lizarzábal García

Dolor de Estómago ¿Qué lo Causa?

El dolor abdominal, el cual todos nosotros conocemos como “dolor de estómago”, así como con el dolor de cabeza y las molestias menstruales en las mujeres, representa  una de las molestias más frecuentes que podríamos experimentar actualmente. El dolor abdominal puede aparecer de forma repentina (dolor abdominal agudo) o mantenerse durante un periodo más largo y repetirse en el tiempo (dolor abdominal crónico). Hay distintas causas de dolor abdominal como una digestión pesada o problemas más graves como síndrome de intestino irritable, gastritis, úlcera gástrica o colitis.

El dolor abdominal es un síntoma que puede indicar la presencia de numerosas enfermedades del aparato digestivo y dolores referidos de otros organos vecinos. A menudo, está relacionado con causas poco importantes como por ejemplo una mala alimentación o una digestión pesada. Junto con el estómago y el intestino, en la zona abdominal se encuentran otros órganos como el hígado, el bazo o el pancreas y los riñones que podrían ser la causa del dolor. El dolor también puede ser debido al estrés o a problemas psicológicos. El dolor en la zona abdominal también es un síntoma de enfermedades como el síndrome del intestino irritable. El dolor abdominal es muy frecuente durante la menstruación. Muchas mujeres sufren de forma regular dismenorrea (dolor menstrual). Si el dolor es muy intenso es recomendable visitar al ginecólogo porque puede ser por una enfermedad ginecológica como la endometriosis.

TIPOS DE DOLOR ABDOMINAL.

Dolor abdominal agudo: Es quizás el más frecuente. Es un dolor abdominal intenso de aparición súbita (dolor agudo), sin embargo, casi siempre indica un problema importante. Es especialmente preocupante en personas muy jóvenes o muy mayores, en las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y en las que se encuentran en tratamiento con fármacos que inhiben el sistema inmunitario (inmunosupresores). Las personas de edad avanzada pueden sentir menos dolor abdominal que los adultos más jóvenes con un trastorno similar, e incluso aunque la enfermedad sea grave, el dolor puede evolucionar de un modo más gradual. El dolor abdominal también afecta a los niños, incluidos los recién nacidos y los niños pequeños, que no tienen aún la capacidad de comunicar las causas de su malestar.

Dolor abdominal crónico: un dolor abdominal se define como crónico cuando este perdura por más tiempo que el dolor abdominal agudo, este puede durar semanas y hasta meses. Puede estar presente todo el tiempo o aparecer y desaparecer (dolor recurrente). El dolor abdominal crónico por lo general se presenta en niños y comienza a partir de los 5 años de edad. Aproximadamente entre el 10 y el 15% de los niños de 5 a 16 años de edad, sufren dolor abdominal crónico o recurrente, mas frecuente en niñas. Se relaciona con frecuencia en niños y jovenes con infecciones parasitarias (Giardiasis o amibiasis), sobretodo en paises donde no se cuenta con agua potable por griferia . Alrededor del 2% de los adultos, sobre todo las mujeres, sufren dolor abdominal crónico. Las personas con dolor abdominal crónico también pueden tener otros síntomas, dependiendo de la causa.

CAUSAS DEL DOLOR ABDOMINAL: Las posibles causas del dolor abdominal, bien sea crónico o agudo, son numerosas, un dolor de estomago puede ser causado por varios motivos. La mayoría de las veces se trata de algo poco importante, como molestias estomacales, mala digestion o menstruales en el caso de las mujeres. Otras causas frecuentes del dolor abdominal son el intestino irritable, infecciones o intolerancia a los alimentos. Sin embargo, el dolor abdominal puede ser un indicador de enfermedades más graves como, por ejemplo, gastritis, ulceras o un cáncer del sistema digestivo. Debemos también la constipación, el no evacuar con frecuencia.

En la mayoría de los casos, la verdadera causa del dolor abdominal se encuentra en los órganos localizados en el abdomen como el intestino, aunque en algunas ocasiones el dolor proviene de otros órganos localizados cerca del abdomen como, por ejemplo, el corazón (infarto del miocardio o angina de pecho). A continuación te damos algunos ejemplos de las numerosas causas de los dolores abdominales: Mala alimentación; Infecciones intestinales; Alergia e intolerancia a los alimentos (por ejemplo, intolerancia a la lactosa, intolerancia a la fructosa o al gluten); Intoxicación alimentaria, por pescado, mariscos o  por hongos; Estreñimiento; Inflamación de la mucosa gástrica (gastritis); Úlcera gástrica y úlcera de duodeno; Reflujo gastroesofágico; Esofagitis (inflamación del esófago); Inflamación crónica del intestino (por ejemplo, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa); Apendicitis; Infecciones por parásitos (por ejemplo, ascaris, tenías como la taenia solium o la taenia saginata, giardias o amibas); Síndrome de intestino irritable; Dispepsia; Divertículitis; Gastroenteritis aguda; realmente hay numerosas causas de tipo gastrointestinal que pueden desencadenar un dolor abdominal. Pero no solo los problemas gastrointestinales causan dolor abdominal, estos también  son causados por:  Inflamación o infección del páncreas (pancreatitis) Inflamación del hígado (hepatitis) Hernias (por ejemplo, hernia inguinalhernia de hiato) Infecciones urinarias , molestias menstruales (dismenorrea), problemas ginecologicos, entre otros.

Lo recomendable en el caso de que sufras contantes dolores abdominales bien sean crónicos, recurrentes o agudos, lo mejor es prevenir y acudir a tu gastroenterólogo de confianza, el cual, te hará preguntas y pruebas pertinentes para así poder diagnosticar tu caso.  El dolor abdominal puede ser síntoma de numerosas enfermedades. Por esa razón, el tratamiento debe ajustarse a sus causas siendo éste, por tanto, muy variado. Ante una situación de un leve estreñimiento (causado por estrés o una mala alimentación) sería suficiente pautar una dieta equilibrada con abundante agua. Lo importante es que desde el principio del tratamiento queden muy claras las causas exactas de las molestias y se dirija el tratamiento a solucionar la causa exacta. Aunque no hay tratamientos para curar el dolor abdominal crónico funcional, se dispone de muchas medidas eficaces. Estas medidas se basan en una relación de confianza y comprensión entre el médico, el paciente y sus familiares.

Artículos Relacionados

2 Comentarios

Yaneth 19 febrero, 2018 - 6:35 PM

Hola. Me ha dado 2 veces dolor en el estómago en la parte alta entre las costillas. El cirujano me dice que es una gastritis medicamentos a. Pero en un momento comi mani salado y en el otro coco (fruta). El dolor viene acompañado de eruptadera y saluvacio . Es muy intenso. Que debo hacer? ???

Responde
Dra. Maribel Lizarzábal García 12 marzo, 2018 - 1:13 PM

Hola Yaneth. Es muy difícil concluir de que se trata tu dolor con tan escueta información, puede ser cualquier cosa, lo mas fácil es pensar que pudo ser el maní, o el coco, pero eso no seria lo mas serio ni profesional concluir y darle toda la culpa y responsabilidad a lo primero que se nos ocurra. Hace falta mucha mas información clínica, resultados de exámenes y sobretodo examinarte

Responde

Deja un comentario