Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

dolor crónico depresión

Dolor Crónico y Depresión

Todos nosotros hemos sentido dolor en algún momento de nuestra vida. El dolor es universal. Tememos el momento en el que vamos a sentir dolor. Y cada uno de nosotros reacciona de distinta manera ante el dolor físico. Sentimos dolor porque tenemos inteligencia. Y eso nos ayuda a poder combatirlo.

Tradicionalmente se ha distinguido entre dolor agudo y dolor crónico

El dolor agudo se produce por una alteración de un órgano o tejido de forma intensa y por un periodo determinado, suele ser corto. El dolor crónico también puede surgir por una lesión, o por una enfermedad, pero se caracteriza porque se perpetúa. Como punto de referencia un tanto arbitrario y sin un valor contrastado, se suele decir que, cuando un dolor supera los 6 meses, se vuelve crónico.

Entendiendo el dolor crónico como una experiencia desagradable sensorial y emocional, podemos fácilmente adivinar que para muchos de nosotros esa experiencia emocional desagradable se convierte en nuestro foco de atención, centrando nuestro mundo en ese dolor, alejándonos de nuestra familia y amigos y encerrándonos en una especie de burbuja, aislándonos de todo y todos.

El dolor crónico y la depresión son dos condiciones que suelen asociarse, son comunes y debilitantes. A medida que los investigadores continúan haciendo estudios, los vínculos entre los dos se hacen más evidentes. Los nuevos hallazgos podrían ayudar a mover hacia tratamientos eficaces para ambos en el futuro.

Uno de los problemas que se detectan en los pacientes con dolor crónico es la incidencia alta de la depresión. La intensidad del dolor está asociada con altas puntuaciones de depresión.

¿Qué relación existe entre la depresión y el dolor crónico?

Los científicos aún desconocen qué relación existe entre la depresión y el dolor crónico, pero se sabe que estas enfermedades ocurren simultáneamente. El dolor crónico puede empeorar los síntomas de depresión y constituye un factor de riesgo de suicidio en personas deprimidas.

Los dolores corporales son un síntoma común de la depresión. Los estudios muestran que la gente que padece depresión severa siente dolores más intensos y viceversa.

Según las investigaciones recientes, las personas que padecen depresión tienen niveles más altos de las proteínas denominadas citocinas. Las citocinas envían mensajes a las células que afectan la manera en la que el sistema inmune responde a las infecciones y enfermedades, incluyendo la fuerza y duración de tales.

De esta manera, las citocinas pueden desencadenar dolor al promover la inflamación, que es la respuesta del cuerpo a las infecciones o lesiones. Muchos estudios están concluyendo que la inflamación puede ser un vínculo entre la depresión y las enfermedades que usualmente se presentan junto con la depresión. Investigaciones adicionales podrían ayudar a los médicos y científicos a comprender mejor esta conexión y encontrar mejores maneras de diagnosticar y tratar la depresión y otras enfermedades.

Recientemente unos investigadores de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, han presentado un estudio en el que sostienen que las personas que tienen una pareja con depresión tienen más posibilidades de padecer dolor crónico que el resto. Según este trabajo, que se publica ENPLOS Medicine, el dolor crónico y la depresión tienen lugar por dos tipos de causas comunes, los factores genéticos y otros factores producidos por el ambiente en el que vive una pareja.

Como resultado de este trabajo, los expertos llegaron a la conclusión de que el dolor crónico está causado por factores genéticos y factores de riesgo no identificados que son compartidos por los miembros de una pareja. Además, encontraron coincidencias entre los factores de riesgo para el dolor crónico y la depresión.

Como vemos, el dolor crónico interfiere en nuestras vidas hasta el punto de controlar nuestro estado de ánimo, emociones, nuestros pensamientos y comportamientos, sobre todo nuestras relaciones de pareja y con el entorno.

Esto es algo que no podemos ignorar y de lo que es necesario crear conciencia para garantizar el bienestar de todos nosotros para poder vivir una vida sana y plena sin dolor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

2 Comentarios

Francys Oropeza 6 octubre, 2016 - 11:10 AM

Estimada Doctora!

Es ud, una persona bella por fuera y por dentro, doy gracias a Dios haber tenido la oportunidad de verla y escuchar sus comentarios acerca del Higado sano, Esa info me llevo a esta maravillosa pagina, tan didactica y estupenda que estoy de ahora en adelante disfrutando con mi familia, Gracias por sus valiosos articulos, sea Bendecida y Prosperada, Amen

con carinho

Francys Oropeza
Caracas

Responde
Dra. Maribel Lizarzábal García 7 octubre, 2016 - 1:38 PM

¡Bienvenida Francys! El cariño es correspondido desde cada una de las iniciativas que compartimos desde Hígado Sano VE. Expresiones como la tuya nos impulsan a seguir trabajando, llevando el conocimiento científico actualizado de una manera práctica y sencilla. Agradecida por tu comentario.

Responde

Deja un comentario