Inicio Blog El estrés es más peligroso de lo que piensas

El estrés es más peligroso de lo que piensas

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

El nuevo milenio  además de la tecnología y adelantos médicos sin precedentes, también llego lleno de estrés, la gente trabaja muy duro, se esfuerza haciendo largas jornadas laborales o largos viajes de trabajo, que a la vez también incluye criar a los niños, no dormir bien o hacer suficiente ejercicio, todo esto tratando de lograr cumplir con expectativas laborales, familiares y personales. El estrés acumulado de la vida cotidiana puede dañar tu salud de manera irreversible, desde el envejecimiento prematuro hasta los problemas crónicos degenerativos, enfermedades del corazón y discapacidad a largo plazo. Algunas personas creen que el estrés hace que se desempeñen mejor y sean mas productivos. Pero eso rara vez es cierto. En la sociedad occidental nos han educando pensando que para ser exitosos tenemos que trabajar muy duro en exceso mas que los demás, y que el éxito que logremos nos conducirá a ser felices ( Trabajo duro= Éxito=Felicidad), pero la realidad es que ese es el camino seguro para ganarse el mayor deterioro de la salud y esta muy lejos de arribar a la felicidad. Por el contrario si trabajamos en ser felices, haremos  lo que nos gusta, seremos verdaderamente efectivos en nuestra profesión, logrando destacarnos como los mejores en lo que hacemos, seremos de esa manera altamente productivos y eso nos conducirá al éxito. La formula seria (Felicidad= Alta Productividad laboral= Éxito), de esta manera la prioridad es ser feliz y ser saludable.

La investigación muestra constantemente que el estrés generalmente hace que una persona cometa más errores y comprometa su salud. Además de hacerte olvidar dónde pones tus llaves o donde tienes tu cabeza, el estrés es el responsable del 75% de las enfermedades crónicas con impactos negativos dramáticos en tu salud y felicidad, estos incluyen:

  • El estrés dificulta el control de tus emociones: No es ningún secreto que las personas estresadas pueden perder el control de su temperamento y reacciones. Numerosos estudios han demostrado que ser feliz o sentirse contento favorece el buen funcionamiento de nuestros 3 cerebros (cerebro, intestino y microbiota intestinal), el corazón, hígado y otros órganos. Vivir en constante estrés (estrés crónico), aumenta los niveles de cortisol y afecta nuestra capacidad para controlar nuestras emociones afectando todos nuestros órganos y sistemas.
  • El estrés puede promover la enfermedad: Algunas personas son más propensas a ciertas enfermedades por antecedentes genéticos familiares, y el estrés crónico debilita el sistema inmunológico que es quien controla el que la genética no se active, dando luz verde a estas condiciones. El estrés se ha relacionado con enfermedades que incluyen cáncer, enfermedad cardíaca, pulmonar, accidentes cerebro vasculares, cirrosis hepática, suicidio.
  • El estrés puede afectar tu vida amorosa: El sexo es una forma placentera y efectiva de aliviar el estrés. Numerosos estudios han demostrado que el estrés, especialmente la ansiedad, puede conducir a disfunción sexual, impotencia o eyaculación precoz. Los altos niveles de estrés en las mujeres embarazadas son transmitidos al bebe y esto puede desencadenar cambios en los niños a medida que crecen, específicamente desordenes conductuales y cognitivos  en su comportamiento y desarrollo.
  • El estrés puede arruinar tu corazón: El estrés puede dañar físicamente el músculo del corazón. Daña su corazón porque las hormonas del estrés aumentan el ritmo cardíaco y contraen los vasos sanguíneos coronarios. Esto obliga al corazón a trabajar más y aumentando la presión arterial. Según American Institute of Stress, la tasa de incidencia de ataques cardíacos y muerte súbita aumenta después de incidentes importantes que provocan estrés, como huracanes, terremotos y tsunamis entre otros.
  • El estrés puede hacerte subir de peso: Investigadores de la Universidad de Miami descubrieron que cuando las personas se encuentran en situaciones de estrés, es probable que consuman un 40 % más de lo normal. Por lo que recomendaron desactivar el noticiero nocturno antes de cenar, para mantener a raya las malas noticias y los excesos de comida. También es importante evaluar constantemente la calidad de nuestros pensamientos y emociones para poder estar más conscientes del Hoy y Ahora, y asumir con mayor responsabilidad nuestra actitud ante lo que nos sucede. Porque lo importante no es lo que pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa.
  • El estrés crónico envejece: El estrés crónico contribuye significativamente al envejecimiento prematuro, acorta los telómeros, estructuras que se encuentran en el extremo distal de los cromosomas, generando activación de de la respuesta al “estrés celular”, lo que impide que se regeneren los tejidos, se producen radicales libres acompañados de moléculas inflamatorias, lo que genera destrucción de las células y envejecimiento del organismo. Los signos inevitables visibles del envejecimiento son arrugas, músculos débiles, mala visión y mucho más.
  • El estrés debilita tu sistema inmunológico La conexión entre la mente y el cuerpo es a menudo subestimada. Pero todo el mundo ha experimentado un resfriado cuando menos se lo puede permitir. Esto se debe a que las altas exigencias que el estrés ejerce sobre el cuerpo hacen que el sistema inmunológico se genera mayor vulnerabilidad a procesos infecciosos. Se recomienda ejercicios relajantes,ejercicios de yoga, practica de mindfulness,meditación, elavar la espiritualidad, relaciones sociales e interpersonales, para aliviar el estrés.

El estrés puede conducir a una discapacidad a largo plazo: No se deben subestimar los peligros potenciales creados por el estrés. El estrés crónico puede llevar a una discapacidad a largo plazo lo suficientemente grave como para evitar continuar laborando. Investigadores de publicación del Journal of Epidemiology and Community Helath 2011 llegaron a esta conclusión posterior a un estudio de cinco años de duración de 17,000 adultos suecos, entre 18 a 64 años. Uno de cada cuatro sujetos del estudio recibió los beneficios por discapacidad por condiciones físicas como angina, presión arterial alta y accidente cerebrovascular. Casi dos tercios obtuvieron beneficios por una enfermedad mental.

Un día le preguntaron a Buda que le sorprendía más de la humanidad y respondió:

“ Los hombres que pierden la salud por juntar dinero, y luego pierden el dinero para recuperar la salud, y por pensar ansiosamente el futuro, olvidan el presente, de tal forma que acaban por no vivir ni el presente, ni el futuro. Viven como si nunca fueran a morir y mueren como si nunca hubiesen vivido”.

¡Mantener la calma, te hace más feliz y saludable!

Ser Feliz y Ser Saludable es una decisión de vida. ¡Comienza Hoy!

Artículos Relacionados

Deja un comentario