Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

Esas ganas de querer siempre embriagarte ¿Serán tus genes los causantes?

Como hemos dicho en distintas ocasiones, el alcohol es considerado una droga social. En nuestro país, durante los últimos años el consumo ha aumentado en forma muy significativa. En la mayoría de los casos, los detonantes de querer embriagarse suelen ser culturales, ambientales y sociales. En las familias en las que hay varias generaciones de alcohólicos existe una predisposición genética de 4 a 6 veces mayor de padecer la misma adicción. Los grandes bebedores pueden dividirse entre quienes toman en exceso y quienes padecen la enfermedad, esto implica tener una dependencia física con la bebida alcohólica.

Pudiera existir una predisposición genética por esas ganas de querer embriagarte

Pero un nuevo estudio ha identificado cientos de genes que parecen tener un papel relevante en el incremento del deseo de beber alcohol. El estudio que fue publicado en PLoS Genetics, no sólo refuerza la idea de que la genética del alcoholismo es importante, compleja e implica a muchos genes, sino que, además, las secciones del código genético que regulan las acciones de los genes son tan importantes como estos.

Para el estudio se utilizaron diferentes grupos de ratas donde se les administraron diferentes  cantidades de alcohol y así  tras realizar análisis genómicos completos a los diferentes grupos, el equipo identificó regiones clave de código genético  en 930 genes asociados con la preferencia por el alcohol. La mayoría de las áreas fueron regiones con un único gen, a menudo dentro de secciones de código genético que promueven o regulan las actividades de los genes.

No hay un solo gen responsable del alcoholismo. Sin embargo, se hallaron vías regulatorias críticas relacionadas con muchos de los genes, lo que sugeriría que las soluciones farmacológicas podrían ser posibles.

Este estudio abre una nueva puerta en las predicciones de riesgo de alcoholismo,  las cuales podrían ser posibles, pero requerirán una gran cantidad de marcadores genéticos. Según los autores, la investigación futura incluirá verificación de estos resultados a través del análisis de la actividad genética que ocurre como respuesta al consumo de alcohol y también examinará estos nuevos genes en humanos que padecen la enfermedad. Es necesario un mayor número de estudios para llegar a una conclusión clara y definitiva de identificación de la relación genética y abordaje terapéutico del alcoholismo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario