Ser Feliz y Ser Saludable es tu decisión ¡Comienza Hoy!

Estrés

Estrés del bueno

Estrés ¿es malo o bueno para tu salud?

Esa pregunta me encanta.

Si bien es cierto, este año en mi consultorio el 80% de los problemas de salud que recibí, estaban causados por estrés y tradicionalmente esto se ha relacionado o etiquetado como un enemigo de nuestra salud.

Hoy en día, a nivel de ciencia y neurociencia, nos preguntamos si el estrés puede ser todo lo contrario, es decir, no sólo bueno, sino favorable y hasta necesario para mantenernos felices, saludables y productivos.

Creo que debemos comenzar por definir el estrés.

Esta es una sensación de tensión física o emocional, que desencadena una reacción de nuestro cerebro y nuestro cuerpo, frente a una amenaza, desafío o reto real o imaginario.

Cómo podemos ver hasta ahora, no hay nada malo ni bueno, simplemente es una reacción de nuestro cuerpo, que se acompaña de la producción de una serie de sustancias neuroquímicas y hormonas.

Sin embargo, es muy importante destacar que esta reacción se desencadena igual ante una situación real o imaginaria, por ejemplo ante el terror de un robo o simplemente el miedo a ser robado, en ambas la reacción neuroquímica de tu cerebro y tu cuerpo es la misma.

Esto nos permite suponer que, así como pueden ocurrir o percibirse circunstancias negativas, reales o imaginarias, podríamos tener o imaginar situaciones positivas, agradables y producir estrés del bueno.

Vamos a revisar aquí juntos lo que sucede neuroquímicamente en ambos casos.

Analizando el estrés

Otra información interesante que debes saber al momento de analizar el estrés, es que éste, es una respuesta de un sistema fantástico de sobrevivencia, pero que sostenido en el tiempo, genera lo que llamamos distrés o estrés del malo, porque producimos sustancias que producen palpitaciones, sudoración, frialdad, respiraciones rápidas, entre muchos otros efectos.

Esos síntomas de estrés se asocian con depresión del sistema inmune, enfermedad y muerte.

Por otro lado tenemos el eutrés que es esa pequeña sensación producida por algo que te gusta, emociona o estimula favorablemente y te hace más creativo, enfocado, favorece la atención, concentración, nos reta y mejora nuestro rendimiento.

Tiempos difíciles

Estamos viviendo tiempos difíciles, tiempos de cambios e incertidumbre y solemos percibir el cambio como una amenaza.

Nuestro cerebro para ayudarnos a sobrevivir, que es una necesidad básica, busca placer y evita el dolor o sufrimiento, porque esto último lo asocia a enfermedad y muerte.

Nuestras experiencias y creencias, generan emociones, pensamientos y acciones.

Pensamos y actuamos de acuerdo a lo que sentimos.

Lo que el corazón quiere sentir el cerebro se lo termina mostrando.

Esto nos permite comprender mejor, resultados de investigaciones recientes confirman que tener un alto nivel de estrés, asociado a considerar que el estrés es perjudicial para tu salud, aumenta el riesgo de muerte en un 43%, dando como resultado que 180 mil personas fallecieron en un año, por creer que el estrés era malo para su salud.

Un estudio social realizado por la Universidad de Harvard demostró que convencer a las personas de todos los beneficios que podrían tener al ser sometidos a estrés, les ayudó a mejorar su seguridad, rendimiento, además, que aumentó su coraje, confianza en sí mismo y disminuyó su ansiedad.

Asimismo, las pruebas en sangre demostraron que los niveles de oxitocina (hormona de la felicidad), habían aumentado, en niveles superiores a la adrenalina.

Beneficios de la presencia de receptores de oxitocina en el corazón

La presencia de receptores de oxitocina en el corazón, favorece la regeneración de las células del corazón y mejora la función cardiaca.

Los niveles elevados de oxitocina, evitan la contracción de los vasos sanguíneos que ocurre cuando en condiciones de estrés, se liberan altos niveles de adrenalina, siendo una causa frecuente de muerte.

En resumen estar convencido de que durante estrés, tu cerebro y tu cuerpo te están preparando para ayudarte a superar el desafío, no sólo disminuye el riesgo de enfermar y morir, sino que te hace más saludable.

Esto se debe porque la oxitocina, afina nuestro instinto social, fortalece las relaciones con los demás, mejora nuestra empatía y nos dispone a recibir apoyo y a ayudar a los demás.

Niveles elevados de oxitocina nos invitan a conectar y el contacto social disminuye el estrés y la ansiedad.

Estoy más convencida que nunca de que el estrés es maravilloso, es el motor de la vida.

Que lo convertimos en enemigo, cuando asumimos una manera inadecuada de vivir en nuestro espacio y gestión de nuestro tiempo.

¿Cómo vivo mi tiempo?

¿No tengo tiempo? Es una razón frecuente de estrés, pero preguntémonos ¿Cómo vivo ese tiempo?

Lo vivo desde mi interior, desde la tranquilidad, porque aunque la vida pase rápidamente, si no estamos centrados en nosotros, nos arrastra.

La vida no es estresante, lo estresante es la manera de vivir la vida.

Rescatar el poder de vivir sin estrés desgastante, que te haga perder tu energía, es la clave para ser feliz y ser saludable.

Todos los tiempos son mi tiempo y los disfruto.

Aceptar las cosas como son

Al aceptar las cosas como son y hacer las correcciones pertinentes, te permite no perder tu equilibrio interior.

El estrés no es lo que pasa, si no lo que tú haces con lo que pasa, no es lo que pasa afuera, sino lo que ya estaba pasando dentro de ti, antes que ocurriera lo de afuera.

Existe el estrés exógeno de la vida cotidiana, que con un poco de visión clara, lo podrás canalizar y gestionar y el estrés endógeno, el que te desgasta, porque no disfrutas de estar despierto, ni dormido, trabajando o de vacaciones en tu lugar favorito.

El problema es que tú no estás bien contigo, tú no te aceptas, que tienes un debería ser, que va más allá de tu ser, que no te reconoces y valoras con tus fortalezas y debilidades, que no te amas, que no te abrazas, que no estás conforme contigo mismo.

La mayor causa de estrés

La mayor causa de estrés es no estar bien contigo, esto representa lucha y tormenta interior.

El estado de insatisfacción permanente, causa frecuente de estrés en este siglo.

Paciencia, ciencia de la paz, la vida te pone donde no quieres estar, para prepararte y la preparación es el arte de la paz interior e incondicional de la paciencia, estamos desesperados por llegar y entonces nos perdemos este paso y dejamos de disfrutar este momento.

Sufrir por lo que anhelas o no tienes, no te deja disfrutar lo que tienes.

Aceptar que para ir donde te gusta, muchas veces hay que ir por donde no te gusta, debemos aceptar y aprender del fracaso y celebrar el éxito como maestros que nos vienen a enseñar.

Vinimos a ser felices, no perfectos, cuando somos felices somos perfectos.

Cuando somos felices somos únicos, no tenemos que competir, somos nuestra propia competencia, esto nos aparta de estándares de referencias impuestas por el mundo exterior.

Cambiar la perspectiva del tiempo como algo exterior, por una perspectiva interior, que es mi propia creación, nos hace dueños de cómo vivo, del tiempo y cuando soy dueño de eso, encuentro la magia de los instantes, la magia del presente, del hoy y ahora y en la magia del presente, sólo existe la paz.

La gestión de mi tiempo depende de mí.

Vivir con intensidad te da vida, paz, salud y felicidad.

La vida es bella, la vida es un espectáculo increíble, vale la pena vivirla a pesar de todos los desafíos y crisis.

Definitivamente la maestría de la vida este año 2020, no vino a estresarnos, sino a enseñarnos a lograr la mejor versión de nosotros mismos.

Ser feliz y ser saludable no es cuestión del destino, sino un logro para quien aprende a viajar dentro de sí mismo.

Está en tus manos convertir tu vida en un jardín de oportunidades.

Ser feliz y ser saludable es una decisión de vida que sólo puedes tomar tú.
¡Comienza hoy!

Enlaces o links recomendados:

https://www.higadosano.com/el-estres-me-puede-producir-problemas-en-el-estomago/

https://www.higadosano.com/tu-microbiota-intestinal-esta-muy-ligada-al-estres-y-el-estrenimiento-cronico/

https://www.higadosano.com/sabias-que-el-estres-y-la-ansiedad-te-envejecen/

Te invitamos también a seguirnos en instagram para recibir tips de salud, haz clic AQUÍ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario