Inicio BlogHígado sano Estudios de imágenes para saber cómo esta mi hígado

Estudios de imágenes para saber cómo esta mi hígado

Por Dr. Edgardo Mengual

Tomografía y Resonancia para saber si mi hígado está sano o enfermo

La tomografía computarizada y la resonancia magnética nuclear (RMN) de hígado son pruebas diagnósticas no invasivas que permiten valorar mediante estudios de imágenes la integridad del hígado, vesícula y vías biliares empleadas ampliamente en el mundo.

¿En qué consisten la tomografía computarizada y la resonancia magnética nuclear?

En la tomografía computarizada se emplean rayos x, emitidos al paciente, absorbidos por los tejidos del cuerpo que se está estudiando que son luego detectados por el tomógrafo y reconstruidos mediante un programa computarizado. No obstante, la resonancia magnética no se emplea radiación, pero se utiliza potentes ondas electromagnéticas que permiten valorar el comportamiento atómico de los tejidos aplicando radiofrecuencia. La resonancia magnética proporciona una mejor calidad de imagen del tejido estudiado.

Importancia de los estudios de imágenes para el diagnóstico de enfermedades hepáticas

La tomografía computarizada y la resonancia magnética son herramientas diagnósticas de gran utilidad en la medicina moderna para el diagnóstico de enfermedades hepáticas como tumores, abscesos, colecciones, cálculos, obstrucción de la vía biliar, acumulación de grasa hepática entre otra infinidad de afecciones médicas. La tomografía con contraste permite visualizar con mayor exactitud tumores y colecciones. El empleo de contrate puede ser perjudicial o toxico en algunos casos en los que el paciente refiere alergia o en paciente con insuficiencia renal crónica que debido a la afectación renal podría presentar toxicidad al no poder excretar el contraste. La resonancia magnética hepática brinda mayor detalle en casos de obstrucción de la vía biliar y grasa hepática. En los tumores hepático el empleo de contrates permite evaluar el comportamiento vascular en tres fases (arterial, venosa y lavado) y precisar la sospecha de cáncer de hígado (Tomografía y resonancia trifásica de hígado).

¿Se puede realizar cirugías hepáticas con la ayuda de imágenes?

La tomografía puede ser una herramienta terapéutica para realizar procedimientos invasivos o cirugías mínimas como drenaje de abscesos y toma de biopsias en tiempo real dirigidas para tener mayor precisión y lograr procedimientos exitosos. Existen médicos expertos en radiología intervencionista encargados de realizar procedimientos mínimamente invasivos de gran importancia y utilidad en la práctica médica.

Tomografía computarizada y resonancia magnética normales no garantiza un hígado sano.

A pesar de que las imágenes pueden precisar un gran número de enfermedades, no siempre puede garantizar 100% que un hígado esté sano. Existen enfermedades hepáticas en fase inicial que no puede ser diagnosticada por estudio de imágenes y que ameritan la realización de otros procedimientos biopsia hepática como las hepatitis virales crónicas, enfermedades por depósitos y autoinmunes.

En resumen, la tomografía y resonancia magnética nuclear hepática con contraste son pruebas diagnósticas útiles para diagnosticar un gran número de enfermedades pero una tomografía computarizada y resonancia magnética hepática normal no siempre indica un hígado sano por lo que la correlación clínica es fundamental.

Artículos Relacionados

Deja un comentario