Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Fuerte conexión entre el cerebro, intestino y sistema inmunológico.

Fuerte conexión entre el cerebro, intestino y sistema inmunológico.

En los últimos años, los investigadores han dado un respaldo científico a la expresión: “sentí un vacio o un susto en el estomago”, o “siento que se me revuelve algo” – cuando sientes que ese algo, sin saber qué es exactamente. Lentamente se está aclarando la interacción entre los dos sistemas – cerebro/intestino. Ahora, una investigación reciente encuentra que la interacción intestino/cerebro también podría desempeñar un papel en la inmunidad y el sistema endocrino (hormonal).

El intestino y el cerebro están conectados por una densa red de neuronas. Estas conexiones son responsables, como era de esperar, para la señalización de hambre y saciedad, por ejemplo. Más sorprendentemente, las conexiones intestino-cerebro también juegan un papel en la señalización de las sensaciones o sentimientos de amor, alegria, miedo, tristeza, seguridad, y peligro. La interacción entre el intestino y el cerebro ha sido recientemente implicada en un número de trastornos basados en el cerebro, incluyendo la enfermedad de Parkinson, autismo, enfermedad de Alzheimer, depresión, y ansiedad.

Los antipsicóticos y el intestino.

Un estudio, publicado recientemente en la revista Current Biology 2017, investigó si los fármacos diseñados para manipular la señalización de la dopamina – mensajero químico (neurotransmisor) del sistema nervioso central, que controla el centro del placer, y regula la motivación y el deseo-, tales como los antipsicóticos, podrían tener un efecto sobre la inflamación. Dicho de otro modo, podrían los fármacos que actúan sobre el sistema nervioso, afectar el sistemaSin título-3 inmunológico, dos sistemas biológicos que, hasta hace poco, eran considerados como entidades separadas. Los investigadores trabajaron en el sistema nervioso de la C.Elegans (una especie de gusano de 1mm de largo, muy utilizado para modelos experimentales), donde observaron por primera vez una interacción entre el cerebro y el intestino durante un estudio hecho en el 2009, donde se le bombardeo con una gama de productos químicos en la búsqueda de compuestos que ayudaran a proteger a las criaturas de la infección bacteriana.

De más de 1.000 medicamentos utilizados, encontraron que 45 activaban la vía inmune. La mitad de estos fármacos trabajó en el sistema nervioso, y algunos de ellos bloquearon la actividad de la dopamina. Este hallazgo proporciona la base para el estudio actual.

Dopamina influye en la inmunidad.

Para esta nueva fase, el equipo se propuso investigar los efectos de la dopamina y la señalización de la dopamina en las vías de los nematodos (parasitos en forma de gusanos) y su sistema inmunológico. Bloquearon los efectos de la dopamina usando un medicamento que normalmente se utiliza para la depresión maníaca y la esquizofrenia, llamado Clorpromazina.  A la inversa, cuando el equipo aplicó la dopamina a los gusanos, estos se hicieron más susceptibles a la infección.

Sin título-12

Desde el punto de vista teorico, los investigadores demostraron que, mediante la manipulación de los niveles de dopamina en los gusanos, podían controlar la inflamación en el intestino.

“Así como los gusanos C.Elegans se protegen de las bacterias, Los seres humanos tenemos miles de millones de microorganismos en nuestras entrañas, y tenemos que tener cuidado al activar las defensas antimicrobianas, principalmente microbios potencialmente dañinos, sin dañar nuestras bacterias buenas – o incluso nuestras propias células – . La publicación expresa que hay un conjunto existente de fármacos que podrían abrir el espectro de potenciales aplicaciones de tratamiento apuntando a las vías que afinan a la respuesta inflamatoria.”

A pesar de que estos experimentos fueron hechos en gusanos y que el salto gusano-humano es considerable, se espera con este estudio” pueda influir en el estudio del sistema inmune y ser utilizado para tratar condiciones tales como la artritis reumatoide, enfermedades autoinmunes, cáncer, enfermedad inflamatoria del intestino y enfermedad inflamatoria intestinal como el Crohn, en el futuro.

Artículos Relacionados

Deja un comentario