Inicio BlogHígado sano El hígado + alimentación saludable = hígado sano

El hígado + alimentación saludable = hígado sano

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

La salud y vitalidad de una persona, en gran medida está proporcionalmente relacionada con la salud y vitalidad del hígado. Nuestro héroe anónimo tiene encomendadas más de 1500 funciones, de las cuales al menos 22 son vitales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Es responsable de la desintoxicación corporal, combate e intenta adaptarse a nuestros malos hábitos, alimentación y todo químico que ingerimos (medicamentos, aditivos, tóxicos, etcétera).

Cuando el hígado se ve superado por el exceso de trabajo, se afecta todo nuestro cuerpo. Así que llevar una dieta saludable, con algunos alimentos que estimulen su buen funcionamiento, es algo que bien vale la pena tener en cuenta. De lo que comamos dependerá tener un hígado sano o enfermo. De hecho, si ya padeces de una enfermedad hepática, el hecho de tener buenos hábitos alimenticios podría  ayudarte a los procesos de reparación del órgano.

Alimentos y hábitos que dañan el hígado

  • BEBIDAS ALCOHÓLICAS: se encuentra entre los principales alimentos que dañan el hígado, pues destruyen sus células y pierden la capacidad de producir nutrientes para el organismo. Infórmate y actúa con nuestros tips de Rumbea Sano en nuestras redes sociales #RumbeaSano
  • EL TABACO: debemos evitarlo por su relación con muchos tipos de cánceres.
  • UNA DIETA ALTA EN GRASA: mantequilla, margarina y lácteos enteros, así como las carnes con mucha grasa, obligan al hígado a realizar un esfuerzo superior, lo mismo que consumir excesos de harinas, pastelería, galletas y todo tipo de dulces, los alimentos ricos en azúcar refinada que además provocan un aumento de la grasa y el colesterol.
  • ALIMENTOS MUY SALADOS: un paciente con enfermedad hepática cronica, generalmente presenta problemas de retención de líquidos, por lo que no es recomendable consumir alimentos muy condimentados o salados, como son los embutidos y los ahumados.

Alimentación sana para el hígado. Recomendaciones básicas:

  • NO COMAS EN EXCESO: procura controlar tu apetito. Fracciona los alimentos. A la hora de comer, cuida las porciones de comida en tu plato, no te excedas en las cantidades. Mastica la comida lenta y concienzudamente, ya que la digestión comienza en la boca con la saliva. Las “sobrecargas” afectan la salud del hígado.
  • MANTENTE HIDRATADO: tomar entre 8 a 12 vasos de agua al día es lo más recomendado. El consumo de agua ayuda a hidratar el organismo y mantener la función de los riñones.
  • CONTROLA TU PESO: el control de peso va de la mano con la salud y buen funcionamiento del hígado. La buena alimentación, la actividad física y los hábitos saludables son puntos claves de salud hepática.
  • CONTROLA LA INGESTA DE MEDICAMENTOS O FÁRMACOS: las sustancias químicas son desconocidas para el cuerpo, y el hígado, que es el encargado principal de metabolizarlas, debe realizar un doble esfuerzo para eliminarlas o neutralizar sus efectos.
  • LAVA LOS ALIMENTOS: el hígado tiene la función de filtrar y destruir cualquier bacteria y virus presentes en la comida. La falta de higiene de los alimentos trae cantidad de bacterias que pueden afectar de forma permanente al hígado. Por eso, comer alimentos frescos, bien lavados, bien cocinados, agua hervida o potable segura, más la higiene personal entre otros cuidados es muy importante.
  • TRATA DE  CONSUMIR PRODUCTOS FRESCOS, LIBRES DE PESTICIDAS: revisa las etiquetas de los productos que consumes, revisa su composición y evita los alimentos procesados que contengan sustancias químicas artificiales tales como conservantes, aditivos, aromatizantes y edulcorantes artificiales.
  • ALIMENTOS BUENOS PARA EL GADO: te recomendamos para un efecto que favorece el hígado: la zanahoria,  remolacha,  rábanos,  escarola, repollo, brócoli, coles de bruselas, la alfalfa, la cebada, las fresas y las uvas. La lecitina es recomendada como ayuda para metabolizar las grasas y reducir el nivel de colesterol.
  • TÓNICOS PARA EL GADO: algunas hierbas son una buena opción para cuidar el hígado, las más recomendadas son cardo mariano, diente de león, alcachofa, alfalfa, hojas de cebada, psylio, cocú y hercampuri. Consumirlas preferentemente en cápsulas o infusiones.
  • EL CAFÉ Y EL CHOCOLATE NEGRO: investigaciones recientes han demostrado las bondades de ambos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario