Intoxicación aguda por alcohol

Hepatitis alcohólica

2 de noviembre de 2015

Por:

En la naturaleza existen numerosas sustancias que caen dentro de la categoría de los alcoholes y pueden ser reconocidos porque sus nombres químicos terminan en OL, como metanol, etanol, propanol, etc.

El más conocido y menos tóxico es el etanol o alcohol etílico, presente en las bebidas alcohólicas que son soluciones acuosas de etanol cuya concentración va aproximadamente desde un 0.5% hasta el 30%, este es el más vinculado con la intoxicación aguda por alcohol. Otros alcoholes como el metanol es altamente tóxico y su intoxicación implica ceguera y en muchos casos la muerte, generalmente por ingesta de licor adulterado.

Intoxicación aguda por alcohol: cómo funciona

El metabolismo del etanol ocurre en el hígado, donde un sistema enzimático lo transforma por oxidación en etanal o acetaldehido, que es la sustancia responsable de una serie de molestias conocidas entre nuestra población como “ratón” (dolor de cabeza, nauseas e hipotensión) y finalmente en un compuesto denominado acetil-CoA que es utilizado como fuente de energía, pero solo por el hígado.

La intoxicación aguda por alcohol, es decir por la ingesta de bebidas alcohólicas o intoxicación etílica, pude ser de dos tipos: aguda y crónica.

La intoxicación aguda por alcohol ocurre cuando las cantidades ingeridas superan la capacidad del hígado para metabolizarlas, permaneciendo el alcohol más tiempo en la sangre. De esta manera, afecta especialmente al cerebro donde produce inhibición de sus funciones, que pasa por una etapa previa de euforia donde el individuo se siente desinhibido, para luego caer en un estado de depresión del sistema nervioso central que involucra sueño, coma, paro respiratorio y muerte si no hay intervención médica.

Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *