Inicio Blog Lactancia materna para un hígado sano

Lactancia materna para un hígado sano

0 Comentario

Una de las enfermedades hepáticas crónicas mas frecuentes del siglo XXI es el hígado graso, 30 % a 40 % de los adultos en países desarrollados presentan enfermedad grasa de hígado en personas que no consumen alcohol, asociada con frecuencia a la resistencia a insulina y a la obesidad.

El hígado graso ocurre cuando se acumula un exceso de grasa en el hígado, por lo general con niveles altos de triglicéridos y colesterol. El número de adolescentes con hígado graso a duplicado las cifras en los últimos 20 años, representando un problema de salud pública mundial, aprox. con prevalencia de un 15 % de casos en esta población y de estos un 40 % tiene el antecedente de haber recibido lactancia materna por menos de 6 a 4 meses.

Hijos de mujeres que amamantan por mas de 6 meses, tiene menor riesgo de desarrollar hígado graso, hasta 25 años después del nacimiento, mientras que los niños que no fueron amamantados o recibieron lactancia materna por menos de 6 meses, no solo presentaron un mayor riesgo de hígado graso, sino también de IMC elevado, mayor relación cintura-cadera, cifras de triglicéridos y colesterol mas altos.

Niños obesos después de los 6 años de edad, tienen mayor riesgo de Diabetes, hipertensión arterial, hígado graso, asma, problemas emocionales y sociales.

La leche materna parece contener componentes biológicamente activos con efecto protector del hígado y la obesidad, tanto del bebe, como de la madre.

Publicación reciente en Journal  of Hepatology, habla de que madres con peso saludable y que amamantan mínimo 6 meses, protegen el hígado de su bebe y su hígado también.  

Múltiples investigaciones recientes demuestran el impacto beneficioso de la lactancia materna por mas de 6 meses, sobre la salud no solo del bebé, sino también de la madre, por supuesto siempre unido a un estilo de vida saludable.

Recomendación: si quieres perder peso fácilmente después del parto y que además disminuya el grado de grasa en tu hígado, no dudes en lactar por lo menos 6 meses. Con ello, estarás mejorando tu salud y tu calidad de vida. Además existe suficiente evidencia científica que promueve los grandes beneficios para la salud de tu bebe, incluyendo la disminución del riesgo de obesidad e hígado graso.

Estos resultados se obtendrán con certeza si están acompañados de una alimentación saludable para la madre y el niño, rutina de ejercicios y técnicas de relajación, así la lactancia será un momento de paz y de encuentro espiritual con tu bebé, para que tu bebé absorba la vitamina más valiosa e importante que se trasmite durante la lactancia, la “vitamina A” del amor.

#Serfeliz y #Sersaludable es una decisión de vida que solo puedes tomar tu. Aprovecha y convierte este momento de la lactancia en un “mágico encuentro de felicidad”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario