Inicio BlogSalud Menopausia y Obesidad

Menopausia y Obesidad

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

La obesidad empeora los síntomas de la menopausia

Entre los 45 y 55 años de edad, todas  mujeres,  dependiendo de sus factores genéticos, entran en una etapa donde comienzan a dejar de tener periodos menstruales. Esto ocurre de manera natural ya que forma parte del ciclo de vida del sexo femenino. La menopausia ocurre cuando los ovarios, dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona. Se dice que una mujer ya llego a la menopausia, cuando no presenta sus periodos menstruales durante un año. Antes de la menopausia, se pasa por el periodo de pre menopausia, donde notas que tus periodos menstruales comienzan a fallar. La menopausia no viene sola, este hecho provoca que todas las mujeres padezcamos síntomas muy molestos como: sequedad vaginal, insomnio, alteraciones del estado de ánimo, menos cabello y más vello facial, entre otros. Muchos estudios basados en los cambios que sufren las mujeres en su cuerpo cuando entran en edad menopáusica indican que:

  • Un 57% de las mujeres a nivel mundial en edades entre 40 y 64 años sufre de sofocos.
  • Un 60% sufren de disfunciones sexuales
  • El 62% sufre de artralgias (molestias en las articulaciones) y mialgias (dolores musculares)
  • Y un 50% padece de insomnio.

Los síntomas de la menopausia suelen ser molestos, pero lo pueden ser aún más si la mujer presenta sobrepeso u obesidad, tal y como ha demostrado un estudio brasileño realizado en la  Universidad Estatal de Campinas en São Paulo, Brasil, y que se ha publicado recientemente en la revista Menopause. Según la investigación, son concretamente los sofocos, las sudoraciones nocturnas, las mialgias, las artralgias  y los problemas de la vejiga los síntomas que más empeoran cuando la mujer presenta sobrepeso u obesidad. Los investigadores compararon los síntomas de menopausia de mujeres con un peso saludable con los de mujeres que tenían sobrepeso u obesidad y encontraron que los síntomas nombrados empeoraban más conforme aumentaba la constitución o sobrepeso de las mujeres.

En el caso de los sofocos, por ejemplo, la razón de su empeoramiento podría deberse a que cuando el calor, que se genera a nivel central, se produce en una mujer con sobrepeso u obesidad, no puede disiparse tan bien como lo haría en una mujer delgada. Es decir, según el estudio, el tejido adiposo funcionaría como un aislante que atrapa el calor en el cuerpo. Algo que contradice a lo que tradicionalmente se pensaba, ya que durante muchos años se creyó  que el exceso de peso ayudaba a que los sofocos fueran más leves, debido a que el tejido adiposo refuerza el abastecimiento de estrógeno al organismo, hormona que puede ayudar a rebajar la intensidad de estos síntomas. Además el aumento del índice de masa corporal (IMC) tuvo gran efecto en las actividades diarias como la interrupción voluntaria de las tareas de trabajo y la disminución del desempeño en general, según este estudio.

Esta investigacion, es otra más que evidencia, la importancia de que tomes esa decisión de vida de ser feliz y ser saludable. La obesidad es mala para tu salud, bajar de peso es una decisión inteligente desde cualquier punto de vista. Llevar  de un estilo de vida activo acompañado de una alimentación saludable te ayudara a: Tener menos sofocos, menos riesgos para tu salud y mejora tu bienestar. La actividad física regular contribuye a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, demencias, ataques cardíacos, depresión, pérdida de masa ósea y muscular y favorece además la actividad del sistema inmunitario. Son muchos los estudios que recogen sus beneficios sobre la salud. Además, se estima que caminar durante una hora al día rebaja en un 24% el riesgo de sufrir obesidad y mejora los sofocos.

Recuerda esto:

Al cuidar tu salud, incrementas la longevidad y esta a su vez, retrasa la menopausia, por lo que cuidar la salud en esta etapa influirá sobre la calidad de vida futura, y contribuirá a prevenir o minimizar la aparición de trastornos asociados.

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario