Inicio BlogSalud Michael Jackson, el caso más famoso de Dismorfofobia

Michael Jackson, el caso más famoso de Dismorfofobia

Por Dr. Néstor Andrade
0 Comentario

Conforme pasaban los años la nariz de Michael Jackson se hacía más pequeña, la punta se afilaba, las cirugías estéticas sucedían una tras otra, sufrió cambios en su mentón, labios, mejillas, párpados, entre otros.

Esta particularidad del “Rey del Pop” no era tan inusual como mucha gente asume. De hecho, nada menos que 9 millones de personas en Estados Unidos comparten esta característica en común: están atormentadas por su apariencia física.

¿Por qué  Michael Jackson se operó tantas veces?

Michael Jackson sufría de una enfermedad conocida como Trastorno Dismórfico Corporal o Dismorfofobia, caracterizada por excesiva preocupación por una o más características o defectos físicos irrelevantes o por una imperfección física imaginada.

El inicio del trastorno dismórfico corporal es entre los 15 y 20 años, tiende a mantenerse a través del tiempo y es más frecuente en el sexo femenino. La preocupación por ese defecto físico, real o imaginado, causa malestar y deterioro sociolaboral.

Tanto es el disconfort con su aspecto, que más del 75% de las personas con dismorfofobia buscan someterse a múltiples cirugías plásticas o tratamientos dermatológicos con el fin de cambiar su apariencia.

¿Cómo son las personas con Trastorno Dismórfico Corporal?

Como respuesta a la excesiva preocupación por su aspecto la persona con dismorfofobia:

  • Tiene un sentimiento subjetivo de fealdad, aunque su aspecto sea normal.
  • Trata de ocultar sus imperfecciones (con maquillaje, por ejemplo).
  • Realiza repetidamente comportamientos como mirarse en el espejo.
  • Compara su aspecto con el de otras personas.
  • Cree que otras personas observan constantemente su anomalía.

El observador puede no notar el supuesto defecto, pero para la persona representa todo lo que piensan acerca de ella.

Se trate de la forma de la nariz, la forma o el color de los ojos, la textura o color del cabello, los glúteos, arrugas, acné, etc., la preocupación puede ser tan severa que casi una cuarta parte trata de quitarse la vida.

Michael Jackson fue un icono de la cultura, que dejó no sólo un legado en la música, sino una muestra de que las enfermedades psiquiátricas no guardan distinción alguna y de la complejidad que puede tener la dismorfofobia,  que es una condición muy real, una enfermedad que causa intenso sufrimiento personal e interpersonal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario