Inicio BlogSalud Nanorobots: ¿La medicina del futuro?

Nanorobots: ¿La medicina del futuro?

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

Definitivamente, la ciencia jamás dejará de sorprendernos, científicos de Montreal y McGill (Canadá), han creado un sistema capaz de navegar por el torrente sanguíneo con el fin de administrar determinados fármacos directamente a las células tumorales activas, evitando así que la toxicidad del medicamento afecte a otros órganos y tejidos sanos circundantes.

Los nanobots o nanorobots son las fabricaciones de máquinas, o robots, de dimensiones nanométricas que es una medida ultra pequeña, comparada a la de un átomo.

Los nanorobots, según han explicado los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Nature Nanotechnology’ y aplicado en ratones, se componen de más de 100 millones de bacterias flageladas y cargadas con fármacos que se mueven y cuya fuerza propulsora es lo suficientemente fuerte como para viajar de forma “eficiente” y entrar en el interior de los tumores.

El estudio que fue  publicado en “Nature  Nanotechnology 2016 ,explican que cuando los nanorrobots entran en un tumor, los agentes pueden detectar de una manera completamente autónoma las zonas tumorales sin oxígeno, conocidas como zonas hipóxicas, y liberar el medicamento.

Estas legiones de agentes nanorobotic se componen realmente de más de 100 millones de bacterias flageladas –y por lo tanto autopropulsado– y cargadas con fármacos que se movían al tomar el camino más directo entre el punto de inyección del fármaco y la zona del cuerpo para curar. Para moverse, las bacterias utilizadas se basan en dos sistemas naturales. Una especie de brújula creada por la síntesis de una cadena de nanopartículas magnéticas que permite que se muevan en la dirección de un campo magnético, mientras que un sensor de medición de la concentración de oxígeno les permite alcanzar y permanecer en las regiones activas del tumor.

Nanorobots: novedoso trasporte para tratar enfermedades

Mediante el aprovechamiento de estos dos sistemas de transporte, y con la exposición de las bacterias a un campo magnético controlado por un ordenador, los investigadores mostraron que estas bacterias podrían replicar perfectamente nanorobots artificiales diseñados para este tipo de tarea.

Este uso innovador de nanotransportadores tendrá un impacto no sólo en la creación de conceptos de ingeniería más avanzadas y métodos de intervención originales, sino que también abre una puerta a la síntesis de nuevos vehículos para la terapéutica, la imagen y los agentes de diagnóstico.

Los investigadores concluyeron que la quimioterapia, que es tan tóxica para el cuerpo humano entero, podría hacer uso de estos nanorobots naturales para mover fármacos directamente a la zona en cuestión, lo que elimina los efectos secundarios dañinos y aumenta su eficacia terapéutica.

¿Interesante artículo verdad? Que los científicos busquen lograr la construcción de nanobots en forma de peces, que naden por el torrente sanguíneo y limpien el organismo de toxinas y enfermedades, constituye un gran avance científico ¡Al servicio de la humanidad!

Artículos Relacionados

Deja un comentario