mitos sobre alimentación saludable

Nutrición: mitos sobre la alimentación saludable

Salud

19 de septiembre de 2018

Por:

La nutrición convencional está llena de muchos mitos. Escuchas cuentos por aquí y por allá, sobre todo los fanáticos del Dr. Google, que creen en cualquier consejo que Internet les ofrece para “su bienestar” aunque  carezcan de cualquier apoyo científico. A la luz de los claros avances en la ciencia de la nutrición, los viejos mitos no parecen ir a ninguna parte. A continuación te presentamos varios mitos acerca de una “Alimentación Saludable” que la evidencia científica ha desmentido.

Mito: la dieta más saludable es una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos y granos: Hace varias décadas, se recomendó a toda la población que comiera una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos. Hasta hoy en día, ni un sola investigación ha demostrado que esta dieta realmente puede prevenir enfermedad. Desde entonces, se han realizado muchos estudios de alta calidad, incluida la Iniciativa de Salud de la Mujer, que es el estudio de nutrición más grande de la historia. Los resultados fueron claros , esta dieta no causa pérdida de peso, no previene el cáncer y tampoco reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Mito: la sal debe restringirse totalmente para disminuir la presión arterial y reducir los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares: El mito del uso de la sal en tu dieta todavía está muy vigente hoy en día, a pesar de que nunca ha habido un apoyo científico convincente para ello. Aunque reducir la sal puede reducir la presión arterial en 1-5 mmHg en promedio, no tiene ningún efecto sobre los ataques cardíacos, derrames cerebrales o la muerte, según evidencia científica actual. Por supuesto, si tiene hipertensión arterial sensible a la sal, entonces puede ser una excepción. Pero el consejo de salud pública de que todos deberían reducir completamente su ingesta de sal  (y tener que comer alimentos aburridos e insípidos) no se ha comprobado científicamente.Por supuesto es mucho mas saludable comer con bajas cantidades de sal, el exceso es lo malo.

Mito: es mejor comer muchas comidas pequeñas a lo largo del día para “alimentar la llama metabólica”: Por todas partes, hemos escuchado que las personas deben comer muchas comidas pequeñas durante el día, para mantener el metabolismo alto, acelerado. Pero los estudios claramente están en desacuerdo con esto. Comer 2-3 comidas al día tiene exactamente el mismo efecto sobre el total de calorías quemadas que comer 5-6 (o más) comidas más pequeñas. Comer con frecuencia puede tener beneficios para algunas personas (como prevenir el hambre excesiva), manteniendo la saciedad y controlando la ansiedad por los carbohidratos y el dulce, pero es incorrecto que esto afecte la cantidad de calorías que quemamos.Incluso hay estudios que demuestran que comer con demasiada frecuencia puede ser dañino, por lo que esto sigue siendo controversial. Recientemente apareció un nuevo estudio que muestra que las comidas más frecuentes, aumentaban drásticamente la grasa hepática y abdominal, si la dieta es alta en calorías, por lo tanto,  no es cierto que comer muchas comidas pequeñas lleve a un aumento en la cantidad de calorías quemadas durante el día. Recuerda que comer exceso de calorías, aunque sea de forma fraccionada, no ayuda a perder peso, ni grasa que es el objetivo del tratamiento del hígado graso. La recomendación es fraccionar las comidas y regular el consumo de calorías de acuerdo a las necesidades de cada persona.

Mito: las yemas de huevo deben evitarse porque son altas en colesterol, lo que causa enfermedades cardíacas: Nos han aconsejado toda la vida reducir los huevos enteros porque las yemas tienen un alto contenido de colesterol. Sin embargo, el colesterol en la dieta tiene un efecto notablemente pequeño sobre el colesterol en la sangre, al menos para la mayoría de las personas. Los estudios han demostrado que los huevos aumentan el colesterol “bueno” y no aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca. Una revisión de 17 estudios con un total de 263,938 participantes mostró que comer huevos no tuvo ningún efecto sobre el riesgo de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular en individuos no diabéticos. Los huevos enteros realmente se encuentran entre los alimentos más nutritivos del planeta y casi todos los nutrientes se encuentran en las yemas. Decirle a la gente que tire las yemas ha sido uno de los consejos más ridículos en la historia de la nutrición.

Mito: El trigo integral es un alimento saludable y una parte esencial de una dieta “equilibrada”: El trigo ha sido parte de la dieta durante mucho tiempo, pero cambió debido a la manipulación genética en la década de 1960. El trigo “nuevo” es significativamente menos nutritivo que las variedades más antiguas. Los estudios preliminares han demostrado que, en comparación con el trigo más anterior, el trigo moderno puede aumentar los niveles de colesterol y los marcadores inflamatorios. También causa síntomas como dolor, hinchazón, cansancio y calidad de vida reducida en pacientes con síndrome de intestino irritable. Mientras que algunas de las variedades más antiguas como Einkorn y Kamut pueden ser relativamente saludables, el trigo moderno no lo es. Además, no olvidemos que la etiqueta de “grano entero” es un mal chiste, estos granos generalmente se han pulverizado en harina muy fina, por lo que tienen efectos metabólicos similares a los de los granos refinados. Por lo tanto, el trigo que la mayoría de la gente consume hoy en día no es saludable. Es menos nutritivo y puede aumentar los niveles de grasa y los marcadores inflamatorios.

Mito: comer grasa te engorda,  así que si quieres perder peso, necesitas no comer grasa: La grasa es lo que está debajo de nuestra piel, lo que nos da un aspecto suave y lozano. También es muy importante mencionarles que todas las células del organismo, están formadas por una capa que contiene grasa, por lo que es esta es indispensable para la regeneración celular, también la grasa es fundamental para la formación de sustancias como por ejemplo las hormonas. Las dietas ricas en grasas y los carbohidratos pueden engordar, pero no es debido a la grasa.De hecho, las dietas altas en grasas (pero bajas en carbohidratos) conducen consistentemente a una mayor pérdida de peso que las dietas bajas en grasas. Se recomienda consumir grasa saludable.

Mito: El consumo de carne roja aumenta el riesgo de todo tipo de enfermedades,  incluyendo enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y cáncer: Estamos constantemente advertidos sobre los “peligros” de comer carne roja. Es cierto que algunos estudios han mostrado efectos negativos, pero por lo general solían agrupar carne procesada y no procesada.

Los estudios más grandes (uno con más de 1 millón de personas y el otro con más de 400 mil) muestran que la carne roja no procesada no está relacionada con una mayor enfermedad cardíaca o diabetes tipo 2. Dos estudios de revisión también han demostrado que el vínculo con el cáncer no es tan fuerte como algunas personas lo harían creer. La asociación es débil en los hombres e inexistente en las mujeres. Entonces,  no tengas miedo de comer carne roja. Simplemente asegúrate de comer carne sin procesar y no la cocines en exceso, porque comer demasiada carne quemada puede ser perjudicial. Se recomienda  consumirla 2 veces por semana y alternar con carnes blancas y granos.

Simplemente solo debes entender que   cuando reemplazamos alimentos reales orgánicos, con alimentos procesados falsos, nos volvemos gordos y enfermamos. ¿Cuántas décadas de “investigación” se necesitan para descubrirlo?

Enlaces o links recomendados:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20888548

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16467232

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23558162

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9155494

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22037012

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa022637

Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *

Contenido Relacionado

La verdad acerca de las grasas saludables vs grasas no saludables

Revisando la literatura acerca de cómo incluir grasas en tu dieta, me encuentro que la evidencia científica es un poco confusa y “Dr. Google”

Alimentos altos en grasa que favorecen tu salud

En décadas pasadas cuando la grasa fue censurada, y los científicos en sus investigaciones insistían que un alto consumo de de grasas en tu

No temas comer carbohidratos saludables, ¡te digo por qué!

Generalmente, cuando se habla de  una alimentación saludable, las personas suelen caer en muchos debates, unos dicen, hay que dejar de comer

La alegría beneficia tu salud y retrasa el envejecimiento

Muchos dicen que sentirse feliz y contento son momentos fugaces en nuestra vida, momentos que no son eternos, pero quieres saber que pasaría en

Mitos y realidades de las limpiezas hepáticas

Siempre que les hablo de mi héroe anónimo, estoy refiriéndome al órgano interno más grande de tu cuerpo, el hígado, el cual es responsable de más

¿Cómo saber si estás abusando del café?

El café siempre ha sido un tema controversial en las conversaciones en general, en mi consultorio los pacientes siempre me preguntan si es verdad

Trucos para disminuir el consumo de azúcar

En mis consultas, al ofrecerles la opción de un estilo de vida para ser feliz y saludable, les recuerdo siempre a mis pacientes que  abusar del

Antes de envejecer, lee esto para evitar perder músculo

Combate la pérdida muscular debido al envejecimiento La sarcopenia, también conocida como pérdida muscular, es una condición común que afecta al

La marihuana y sus efectos terapéuticos

Los componentes del cannabis: Beneficios para la salud Actualmente, la marihuana y otros productos del cannabis han sido legalizados en varios

Importancia de tomar tus medicamentos de manera correcta

Toma tus medicinas correctamente Todos tomamos al menos un medicamento mínimo una vez al mes para calmar un dolor de cabeza, malestar de gripe o
El abuso del azúcar y la diabetes

El abuso del azúcar y la diabetes, ¿Mito o realidad?

Según la Organización Mundial de la Salud, 442 millones de adultos tienen diabetes, es decir, una de cada 11 personas. Dado que la diabetes es