Inicio BlogDigestivo/Endoscopia Pacientes con intolerancia a la lactosa: ¿Qué pueden y no pueden comer?

Pacientes con intolerancia a la lactosa: ¿Qué pueden y no pueden comer?

Por Dra. Maribel Lizarzábal García

Los pacientes con intolerancia la lactosa con frecuencia  presentan síntomas digestivos que pueden interpretarse como gastritis, colitis o colon irritable y suelen visitar muchos médicos, someterse a innumerables procedimientos y no resolver su problema, la prueba de tratamiento mas sencilla y económica es eliminar la leche, productos lácteos  y evaluar la respuesta en relación a sus síntomas.

La lactosa es un tipo de  azúcar de la leche y otros productos lácteos y el organismo necesita de la lactasa para digerirla. La lactasa es una enzima encargada de digerir los alimentos lácteos, ricos en lactosa, pero después de los 25-30 años con frecuencia el intestino delgado, disminuye o deja de producir la lactasa y aparecen los síntomas. Los síntomas (dolor, ardor y distensión abdominal, cólicos abdominales, “gases” flatulencias, diarreas, nauseas) no necesariamente aparecen inmediatamente después de consumir el alimento con leche, sino que pueden aparecer hasta 4- 6 horas después de haberlo ingerido, por lo que con frecuencia, no se identifica fácilmente la relación. Enfermedades que causen daño al intestino delgado como las infecciones, pueden producir síntomas de intolerancia a la lactosa.

Los pacientes que padecen de intolerancia a la latosa deben: reducir la ingesta de productos lacteos, sustituirlos con nutrientes alternativos, mantener ingesta de calcio (consumo de ajonjolí tostado)  y vitamina D3 y pueden utilizarse sustitutos de enzima lactasa en cápsulas. Tambien se recomeinda ingerir alimentos que tengan más calcio (como vegetales de hojas, brocoli, salmon, camarones, sardinas, ostras).

La leche completa o entera posee mayor contenido de grasa por lo que retrasa el vaciamiento gástrico, aumentando el tiempo de exposición de la lactosa en el intestino, pero ambas (Leche entera y descremada) tienen lactosa por lo que se recomienda no consumirlas en caso de ser intolerante a la lactosa. La leche que mejor se tolera es la leche deslactosada, leche de soya y de cabra.

La lactosa por ser un molécula hidrosoluble está presente pero en menor proporcion en la mantequilla y por lo tanto puede ser utilizada, pero siempre con moderación.

El yogurt natural contiene Lactobacillus y Streptococcus (bacterias buenas) que fermentan la lactosa en un 25-50% por lo que suelen tolerarse bastante bien

La fermentación y el contenido en grasas disminuyen el contenido de lactosa en algunos quesos. Los recomendados son los quesos duros o madurados.

Recomendación muy importante en caso de intolerancia a la lactosa revisar las etiquetas de todos los productos industrializados ya que pueden contener lactosa, tales como: embutidos, margarinas, cereales, galletas, alimentos procesados, medicamentos y suplementos nutricionales.

Existen pruebas para evaluar la intolerancia a la lactosa, en caso de que no respondas y mejores tus síntomas al suspender los productos ricos en lactosa debes acudir al medico, quien determinará, la indicación de realizar las pruebas pertinentes.

Artículos Relacionados

Deja un comentario