Inicio BlogSalud ¿Puedo comer arroz si tengo diabetes?

¿Puedo comer arroz si tengo diabetes?

0 Comentario

Una vez que te han diagnosticado diabetes, comienzas a prestar mucha atención a todo lo que comes, ya que cada decisión debe promover y mantener la buena salud.

Cada vez son más las personas afectadas de diabetes, sobre todo diabetes tipo 2, que está fuertemente vinculada a la obesidad, una pandemia del siglo XXI, y por ello, las dudas acerca de la enfermedad y su relación con la dieta y el ejercicio son mayores y merecen resolución para contribuir a controlar la patología de forma saludable y natural.

La dieta cumple un papel muy importante y en la actualidad muchas personas se preguntan: si tengo diabetes ¿puedo comer pan, papas y pastas? Pues al tratarse de alimentos ricos en hidratos de carbono, cuya descomposición en el cuerpo origina glucosa, podría pensarse que cuanto menos se consuma de ellos, mejores serán los valores de glucemia, sin embargo esta no es la realidad.

De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association), tus comidas deben incluir algo de cada uno de los seis grupos alimenticios esenciales: verduras sin almidón, leche, fruta, carne magra, grasas, granos y vegetales con almidón. Y sí, aunque te parezca extraño, los diabéticos pueden comer arroz.

En el pasado, existía el mito, o el conocimiento erróneo, de que las personas con diabetes debían sacrificar su dieta diaria a la no inclusión de pan, papas, pastas y mucho menos azúcar o alimentos que los contengan, pero en la actualidad se sabe que esto no lleva a nada, sino que lo que debemos intentar con ayuda de nuestra ingesta de alimentos es de mantener la glucemia estable, sin cambios bruscos, y en valores no superiores a 120-160 mg /dl durante el día (dependiendo del tipo de paciente con diabetes).

¿Cómo afecta la diabetes a los hidratos de carbono?

Los carbohidratos son una fuente importante de energía para el cuerpo. Se encuentran en los alimentos que contienen almidones y azúcares naturales o añadidos.

Ejemplos son los granos, verduras y legumbres, frutas, productos lácteos y dulces. Los carbohidratos son degradados por el sistema digestivo en azúcar. Cuando el azúcar digerido entra en la sangre, el cuerpo produce una hormona llamada insulina.

La insulina ayuda a que el azúcar entre en las células. Una vez que las células absorben el azúcar, los niveles de azúcar en la sangre caen.

Las personas con diabetes tienen un deterioro de la capacidad para producir insulina, utilizar la insulina, o ambos.

Las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir insulina, por lo que recibir insulina para asegurarse de que las células pueden obtener el azúcar que necesitan para obtener energía.

Las personas con diabetes tipo 2 a menudo son resistentes a la insulina. También suelen tener dificultades para producir suficiente insulina para mantener su nivel de azúcar en sangre en el rango normal.

El conteo de carbohidratos

El conteo de carbohidratos permite que una persona con diabetes pueda mantener un registro de la cantidad de carbohidratos que comen durante todo el día.

La Asociación Americana de Diabetes sugiere un objetivo de unos 45 a 60 gr de carbohidratos por comida. Esta recomendación puede variar dependiendo de otros factores, como el sexo de una persona, las metas de peso y metas.

Los tres tipos diferentes de carbohidratos son almidón, azúcar y fibra.

Los almidones son carbohidratos complejos que se encuentran en los vegetales con almidón tales como los guisantes, las patatas, y maíz. Caraotas (frijoles) y granos enteros también son carbohidratos complejos.

La fibra proviene de las plantas y no puede ser digerida. La fibra se encuentra en alimentos tales como verduras, frutas, granos enteros, legumbres y frutos secos.

A diferencia de otros hidratos de carbono, la  fibra no eleva los niveles de azúcar en la sangre, y puede ayudar a ralentizar la digestión de las comidas.

El consumo de fibra ayuda a minimizar los picos de azúcar en la sangre y se recomienda que las personas con diabetes coman entre 20 y 35 gramos de fibra al día.

El azúcar es un carbohidrato que generalmente se absorbe en el cuerpo más rápidamente. Los azúcares naturales se pueden encontrar en la leche y fruta.

También puede haber azúcares añadidos en conservas de frutas, productos horneados y alimentos procesados.

Hay carbohidratos en los vegetales sin almidón, como la lechuga, pimiento, pepino, champiñones, y muchos otros. Estos vegetales contienen menos hidratos de carbono, ya que tienen un alto contenido de agua. Por ejemplo, una media taza de pepino tiene alrededor de 2 gr de carbohidratos.

El tipo y la cantidad de carbohidratos, afectarán los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas.

El consumo de comidas mixtas que contienen una gran cantidad de fibra te ayudará a digerir los alimentos más lentamente y pueden ayudar a evitar los picos después de las comidas de azúcar en la sangre.

Sin embargo, la ingestión de grandes cantidades de comida  rica en carbohidratos, consumidos en una sola sesión aumentará el azúcar en la sangre más que cantidades pequeñas.

#RecomendaciónHS: un plan de alimentación para ti, si eres  diabético, es que no existen alimentos prohibidos y mucho menos cuando se tratan de alimentos básicos como son el pan, la papa, batata o las pastas.

Solo debes conocer cómo consumirlos, qué versión elegir y qué cantidad ingerir para no afectar el control de la glucemia.

En esto te puede ayudar mucho un profesional en nutrición que te evalúe previamente, pero en líneas generales, la persona con diabetes  puede comer alimentos ricos en hidratos a diario, preferiblemente ricos en fibra y moderada cantidad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario