Inicio Blog Relájate y conoce todo sobre las Hemorroides

Relájate y conoce todo sobre las Hemorroides

0 Comentario

Tener hemorroides no es lo mismo que tener enfermedad hemorroidal, te explico cual es la diferencia. Las hemorroides son un grupo de venas que se encuentran en la región del ano y recto o porción distal del intestino grueso, forman parte del plexo venoso hemorroidal anorectal y son responsables del drenaje de la sangre de  esa área. Su nombre proviene del grigo hemo (sangre) y rein (fluir), las cuales por múltiples causas se pueden dilatar e inflamar y producir síntomas, lo que se llama enfermedad hemorroidal.

Los síntomas son  algo incómodo, pero aunque tú no lo creas, casi la mitad de la población padece en el transcurso de su vida, algún síntoma asociado a las hemorroides y el porcentaje de quienes requerirán intervención por su causa alcanza hasta un 10%. Es por esto, que como gastroenterólogo es muy importante para mí darte a conocer a esta silenciosa e incómoda afección y darte algunos consejos que te ayuden a prevenir las complicaciones y mejorar tu calidad de vida.

Hay que resaltar que las hemorroides son un motivo de consulta frecuente y su mayor incidencia  se da entre los 45 y 65 años, tienen una prevalencia entre un 30 a un 50% en la población adulta.

Ahora bien, ¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides? 

La venas ubicadas alrededor del ano o en el recto inferior se pueden inflamar, esto ocurre alrededor del 50% de los adultos a la edad de 50 años; generalmente las hemorroides pueden ser internas o externas, Las hemorroides internas se desarrollan dentro del ano o el recto y  las externas se desarrollan fuera del canal anal, estas últimas están cubiertas por piel y son las que se inflaman con mayor frecuencia. Las hemorroides causan dolor, sangrado, picazón severa y dificultad para sentarse.

¿Cuánto duran los síntomas de hemorroides?

Si tus hemorroides son pequeñas, tus síntomas de inflamación, pueden desaparecer en unos días sin tratamiento, lo más recomendable es hacer cambios simples en tu dieta y estilo de vida. Algunas hemorroides internas se agrandan tanto que sobresalen del ano, y se pueden complicar con trombosis de algún coágulo, estas se llaman hemorroides trobosadas  y generalmente  pueden tomar más tiempo para sanar y pueden requerir tratamiento de un médico o quirúrgico.

Algunas mujeres desarrollarán hemorroides durante el embarazo y  esto se debe a el aumento de la presión en el abdomen, especialmente en el tercer trimestre, puede agrandar las venas del recto y el ano;  Las hormonas del embarazo también pueden aumentar la probabilidad de que tus venas se dilaten y se inflamen; Si desarrollas inflamación de hemorroides durante el embarazo, tus síntomas pueden durar hasta que nazca el bebé o agravarse durante el parto.

.

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides infamadas?

Es posible que no tengas síntomas notables de hemorroides internas. A veces, un esfuerzo puede irritar una hemorroide interna y causar sangrado, si  la hemorroide interna se empuja hacia fuera de su abertura anal, es posible que tengas sangrado durante los movimientos intestinales y síntomas en el área anal que incluyen: picazón ardiente, incomodidad, dolor, sentir como un bulto en el ano e inflamación. Si tienes hemorroides externas, vas a experimentar los mismos síntomas.

¿Cómo se pueden aliviar?

Si tienes hemorroides inflamadas, con solo cambiar tu estilo de vida a uno saludable que incluya alimentos ricos en fibra, frutas, vegetales y abundante agua, te puede ayudar a sanar más rápido. Una causa frecuentes de inflamación de las hemorroides es el esfuerzo durante las deposiciones, pero el cambio de tu alimentación, puede ayudarte a suavizar las heces y facilitar el paso de las heces sin mayor esfuerzo, también es necesario aliviar el estreñimiento y reducir el esfuerzo durante las deposiciones con ablandadores de heces, tipo psyllium, lactulona o polyethylene glycol.

Otras cosas que podrías hacer para  ayudarte a aliviar los síntomas incluyen:

  • Minimiza el tiempo que te sientas en el inodoro. Evita llevar al baño una revista o el celular.
  • Cuando sientas la necesidad de defecar, no lo dilates, trata de ir lo antes posible.
  • Si estás embarazada, duerme de lado, esto ayudará a aliviar algo de la presión alrededor de tu ano.
  • Trata de Mantener limpia el área anal, toma duchas regulares y usa toallitas húmedas para limpiar el área alrededor de tu ano después de defecar. No utilices papel.
  • También puedes intentar usar medicamentos tópicos de venta libre para aliviar las molestias de las hemorroides, pregunta en tu farmacia preferida.
  • Evita durante la crisis de inflamación hemorroidal, realizar ejercicios que aumenten la presión intraabdominal o requieran presión a nivel anorectal.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

Las hemorroides pequeñas a menudo desaparecen sin tratamiento o con tratamiento en el hogar y cambios en el estilo de vida, aunque,   si observas que te complicas  con sangrado anal, es mejor que acudas a tu medico; Un gastroenterólogo puede descartar otras causas de sangrado durante las deposiciones, así como también, el cáncer de colon o anal; Si tus síntomas se vuelven severos, quizás se te deba recomendar procedimientos médicos o quirúrgicos, para eliminar o reducir las hemorroides y esto podría ser con un tratamiento ambulatorio mínimamente invasivo. Los tratamientos ambulatorios son aquellos que se pueden realizar en el consultorio médico. Algunos tratamientos incluyen los siguientes:

  • La ligadura con banda elástica es el tratamiento no quirúrgico más común donde el gastroenterólogo coloca una banda alrededor de la base de la hemorroide para cortar el suministro de sangre. El 80%  de las personas que reciben tratamiento para las hemorroides reciben este tipo de tratamiento, con buena evolución, sin complicaciones.
  • Termocoagulación o criocoagulación, el médico usa luz infrarroja, calor o frío extremo para reducir las hemorroides.
  • Durante la escleroterapia, el médico inyecta un químico para reducir las hemorroides.

Si tienes hemorroides severas o hemorroides que no respondan a los tratamientos médicos en el consultorio, es posible que necesites ir a un médico cirujano colorrectal   para extraerlas quirúrgicamente, ya que se ha demostrado que esto proporciona alivio de los síntomas y reduce brotes futuros.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para las hemorroides?

Están relacionados principalmente con el aumento de la presión en las venas anales y rectales. Un historial familiar de hemorroides puede aumentar tu riesgo, estos incluyen: La edad, el embarazo, obesidad, coito anal , estreñimiento frecuente o diarrea, pasar demasiado tiempo sentado en el baño, una dieta pobre en fibra, uso excesivo de enemas o laxantes y esfuerzo al defecar.

Consejos para la prevención.

Los cambios en la dieta y tu rutina diaria, pueden ayudar a evitar que las hemorroides regresen. Los tratamientos caseros para aliviar los síntomas de las hemorroides también pueden prevenir futuros brotes. Te recomiendo que:

  • Incluyas fibra en tu dieta y consume muchos líquidos para mantener las heces blandas y evitar el esfuerzo durante las deposiciones. También puedes hablar con tu médico acerca de tomar un ablandador de heces.
  • Utilizar linaza preparada de la siguiente manera (Hervir 1 litro de agua, apagar el fuego, colocar luego 2 cucharadas de linaza, dejar reposar, pasar por la licuadora y mantener el agua de linaza en la nevera, con esta agua se pueden preparar jugos de fruta, preparar la avena y mezclarla con todo los alimentos que desees. La linaza es lubricante, antiinflamatoria y ablanda las evacuaciones.
  • El ejercicio es muy importante, hacer ejercicio regularmente te ayudará a mantener un adecuado movimiento intestinal y regularizar tus deposiciones en un horario más regular.

Si tienes sobrepeso, trata de perder peso para reducir la presión sobre las venas del recto y el ano.

 

Enlaces o links recomendados:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21932016

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26309351

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=Hemorrhoids%3A+From+basic+pathophysiology+to+clinical+management#

Artículos Relacionados

Deja un comentario