Inicio Blog Remedios caseros para aliviar las hemorroides

Remedios caseros para aliviar las hemorroides

0 Comentario

Las hemorroides, son venas que se encuentran en la región del ano y porción final del recto. Todos tenemos hemorroides, porque son vasos sanguíneos que corresponden a un plexo venoso que se encuentra normalmente en esa zona, este plexo con el tiempo, la edad, el aumento de la presión intra abdominal por los embarazos, los partos, el pujo y la presión al hacer esfuerzo para evacuar, pueden dilatar estas venas y  cuando existe algún proceso inflamatorio de las hemorroides  se denomina enfermedad hemorroidal y es cuando aparecen los síntomas. 

Prevenir complicaciones de las hemorroides desde tu casa.

Los síntomas comunes pueden incluir dolor, picazón y sangrado rojo rutilante, estas  se pueden desarrollar dentro o fuera del ano y el recto, llamadas hemorroides internas y externas, respectivamente. Las hemorroides son un problema extremadamente común.  Se estima que  del 75 % de los estadounidenses  experimentan en algún momento de sus vidas molestias hemorroidales, que generalmente  desaparecen en unas pocas semanas por sí solas, sin embargo pueden causar molestias leves a severas. Usualmente, las hemorroides cuando son internas y no tan severas, las puedes tratar con remedios caseros, los siguientes remedios que te sugiero a continuación son respaldados por la ciencia médica científica, y pueden ser efectivos la mayoría de las veces. Estos incluyen:

Hamamelis:

El hamamelises un género de cuatro especies de plantas con flores de la familia Hamamelidaceae, con dos especies en Norteamérica, una en Japón y otra en China que  puede reducir tanto la picazón como el dolor, y los síntomas principales de las hemorroides;  es un antiinflamatorio natural, por lo que también podría reducir la inflamación. El hamamelis puede comprarse en forma líquida y aplicarse directamente a las hemorroides, y también se puede encontrar en productos como toallitas y jabones contra la picazón.

Aloe vera (sábila)

El gel o cristal de aloe vera se ha usado históricamente para tratar hemorroides y diversas afecciones de la piel ya que   tiene propiedades antiinflamatorias, que podrían ayudar a reducir la irritación. El gel se puede encontrar como ingrediente en otros productos, pero solo debe usarse el gel o cristal de aloe vera puro en las hemorroides.  Hay que resaltar que algunas personas son alérgicas al aloe vera, particularmente aquellas que son alérgicas al ajo o la cebolla. Debes verificar tu reacción alérgica frotando una cantidad en un área pequeña de  tu antebrazo y esperar de 24 a 48 horas, si no hay ninguna reacción, es seguro de usar. La mejor forma de utilizar el cristal de sábila es cortarlo en cubitos como supositorios envolverlos en papel de aluminio y congelarlos. Debes utilizar alguna crema lubricante  o ungüento en región ano rectal, antes de colocar el supositorio de sábila en el recto. Colocarlo mínimo 2 veces al día hasta aliviar el dolor y la inflamación.

Baño tibio con sal de Epsom

Los baños tibios pueden ayudar a calmar la irritación causada por las hemorroides. Puedes usar un baño de asiento, que es una pequeña bañera de plástico que se ajusta sobre un asiento de inodoro, o tomar un baño de cuerpo completo en tu bañera.

Según  la página de Harvard Health, tomar un baño tibio durante 20 minutos después de cada evacuación intestinal será más efectivo. Agregar sales de Epsom al baño puede proporcionar un mayor alivio y reducir el dolor.

Ungüentos sin receta

Los ungüentos y cremas de venta libre, como la Preparación H, se pueden encontrar en casi todas las farmacias y pueden ofrecer un alivio inmediato ya que  algunos incluso pueden reducir la inflamación y ayudar a que tu hemorroide sane más rápido, sin embargo, si usas una crema con esteroides tipo hidrocortisona, no es recomendable que la uses por más de una semana

Toallitas húmedas

Usar papel higiénico después de defecar puede agravar las hemorroides existentes. La recomendación es lavar la zona anal después de la evacuación. Las toallitas pueden ayudarte a mantenerte limpio sin causar más irritación y es posible que las encuentres con  ingredientes calmantes y anti hemorroides, como hamamelis o aloe vera. Debes asegurarte que las toallitas que elijas no contengan alcohol, perfume u otros irritantes ya que estas sustancias podrían agravar los síntomas en lugar de aliviarlos.

Compresas frías o baños de asiento con agua de manzanilla

Aplícate compresas de hielo o compresas frías en el ano para aliviar la hinchazón durante 15 minutos por vez. Para hemorroides grandes y dolorosas, este puede ser un tratamiento extremadamente efectivo. Siempre debes envolver el hielo dentro de un paño o toalla de papel, y nunca apliques algo congelado directamente sobre la piel. El agua en caso de baños de asiento debe ser de temperatura fría o templada.

Ablandadores de heces

Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, los ablandadores de heces o los suplementos de fibra, como el psyllium, pueden ayudar a reducir el estreñimiento, ablandar las heces y facilitar la evacuación intestinal rápida e indolora. Muchos de estos ablandadores de heces vienen en forma de polvos, cápsulas y líquidos que se toman por vía oral entre una y tres veces al día, siempre deben ir acompañados de la ingestión de abundante agua. También pueden utilizarse lactulona o polyethylene glycol para facilitar las evacuaciones.

Ropa suelta de algodón

Cambiar la ropa ajustada hecha de poliéster con algodón ultra transpirable (especialmente ropa interior de algodón) puede ayudar a mantener el área anal limpia y seca. Potencialmente, esto puede reducir los síntomas. Evite el uso de detergentes perfumados o suavizantes de telas para reducir la irritación.

Cambiar los hábitos de alimentación

En caso de constipación o estreñimiento crónico, debes comenzar a ingerir abundante agua (8 a 10 vasos al día), frutas enteras ricas en fibra, muy especialmente lechosa o papaya que es rica en papaína, antiinflamatorio natural más antiguo y efectivo, ciruelas pasas y alimentos ricos en fibra. Evitar picante, las harinas refinadas, procesadas y disminuir el consumo de azúcar. El objetivo es evitar realizar esfuerzo para evacuar.

Debes tomar en cuenta que si los tratamientos en el hogar no han sido efectivos después de algunos días máximo una semana, el dolor y/o el sangrado es intenso  debes acudir a tu médico o gastroenterólogo de confianza. Tu médico de atención primaria puede diagnosticar y tratar en fase inicial las hemorroides.

 

 

 

Enlaces o links recomendados:

https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/hemorrhoids/treatment

https://health.clevelandclinic.org/2016/06/7-best-worst-home-remedies-hemorrhoids/

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario