Inicio Cirugía bariátrica en hígado graso

Cirugía bariátrica en hígado graso

Por Dr Juan Maroso Iturbe
0 Comentario
Autores: Dr. Juan Maroso, Dra. Vanessa Herrera

Tratamiento quirúrgico del Hígado Graso

Hígado graso y obesidad:

El hígado graso no alcohólico (EGHNA), es considerado la manifestación hepática distintiva del síndrome metabólico, cuya principal característica es la obesidad y la resistencia a la insulina. Esta acumulación de grasas en el hígado produce daño hepático crónico e inflamación, lo que se conoce como esteatohepatitis no alcohólica (EHNA)(1).

 

¿Cuáles eventos fisiopatológicos intervienen en la esteatosis hepática?

El evento inicial en la Enfermedad de la Esteatosis Hepática no Alcohólica es el aumento de la acumulación de lípidos en los hepatocitos, con un  aumento de la producción de oxígeno, incrementando así la demanda metabólica y el estrés oxidativo, produciendo entonces una disfunción y daño en la membrana de los hepatocitos. Esto desencadena una cascada de eventos que conducen a la progresiva lesión hepatocelular, esteatohepatitis, y finalmente a la fibrosis. En otras palabras, los adipocitos mantienen y generan un estado inflamatorio constante en el tejido hepático que es el origen de la Esteatosis Hepática no Alcohólica (1,2).

 

¿Puede la cirugía bariátrica ser usada como tratamiento para el hígado graso?

Una de las estrategias usadas en la actualidad para tratar el EGHNA y la EHNA es la pérdida de peso. La cirugía bariátrica ha demostrado tener buenos resultados al reducir la acumulación de grasas en el hígado y otros tejidos,  así como también mejorando otras afecciones relacionadas con la obesidad como hipertensión arterial, diabetes, disilipidemias, etc. Se ha demostrado que una pérdida de al menos un 10% del peso, se asocia a una mejoría de las cifras de aminotransferasas y de los cambios histológicos del hígado. Varios estudios han intentado evaluar los posibles riesgos y beneficios de los distintos procedimientos bariátricos restrictivos y malabsortivos en relación con la histología hepática(3).

 

Bypass gástrico y falla hepática:

Una pérdida de peso acelerada puede originar un incremento de la inflamación portal y fibrosis. La cirugía bariátrica produce una pérdida de peso significativa; sin embargo, algunas técnicas quirúrgicas, como es el bypass yeyunoileal, originan una malabsorción que, junta o combinada con el aislamiento de un segmento intestinal, puede dar lugar a cambios metabólicos e inmunes que ocasionan daño hepático progresivo y falla hepática en algunos casos (2,3).

 

La cirugía bariátrica puede revertir la fibrosis hepática:

Las contribuciones de la cirugía bariátrica a la progresión y regresión de la fibrosis y la acumulación de lípidos, han sido evaluadas en pocos estudios que comparan los resultados histológicos de los pacientes bariátricos con y sin EGHNA. En la mayoría de los pacientes obesos postoperados mediante cirugía bariátrica, se observa una mejoría significativa de la esteatosis y la degeneración balonizante durante el seguimiento postoperatorio. Los efectos neurohormonales de la cirugía bariátrica sobre los lípidos intrahepáticos, pueden ser beneficiosos en los pacientes con EHNA intervenidos mediante cirugía bariátrica; sin embargo, en este momento, no se dispone de estudios aleatorizados y resulta prematuro recomendar la cirugía bariátrica, a nivel de la parte proximal del tracto digestivo, como tratamiento único de la EHNA, pero como tratamiento para pacientes obesos con EHNA, es recomendada ampliamente (2,3).

Referencias Bibliográficas:

1.  Ferrer M, Carvia C, Velasco J, Rico M,Casado M, Belda R y col. Influence of bariatric surgery on the non-alcoholic liver steatosis. A histological evaluation. Cir Esp 2009;86(2):94-100.

2. Chavez NC, Tellez FI, Barrientos T, Mendez N,Lizardi J, Uribe M. Bariatric surgery for non-alcoholic steatohepatitis in obese patients. Cochrane Database Syst Rev 2010 20;(1):CD007340.

3. Wattacheril J, Chalasani N. Nonalcoholic fatty liver disease (NAFLD): is it really a serious condition? Hepatology 2012;56(4):1580-1584.

Deja un comentario