Cirrosis hepática

Elastografía como método no invasivo para determinar cirrosis hepática

10 de marzo de 2016

Por:

La biopsia hepática representa la prueba estándar de oro para el diagnóstico de cirrosis hepática y una guía útil para evaluar severidad y pronóstico clínico. Sin embargo, por ser una técnica invasiva pueden presentarse complicaciones y errores en el muestreo. En tal sentido, la implementación de métodos no invasivos como la elastografía hepática ofrecen innovadores resultados al demostrar en múltiples estudios correlacionado con biopsia hepática presencia de fibrosis hepática (1).

Elastografía hepática por ultrasonido

La elastografía es una tecnología diagnóstica no invasiva que utiliza vibración de baja frecuencia y ultrasonidos (transductor de 5 MHz y eje de 50 Hz), para medir ondas elásticas de propagación a través del tejido hepático (kPa). Se ha demostrado que la velocidad de propagación de la onda elástica en kPa se correlaciona con el estadio de fibrosis hepática: 2.5 kPa (F0-F1; ausencia de fibrosis), 7.0 kPa (F2; fibrosis significante), 9.5 kPa (F3; fibrosis severa) y 12.5 (F4; cirrosis hepática)(2).

Asimismo, cuanto más duro es el tejido hepático (fibrosis), más rápido se propaga la onda elástica por el hígado (kPa). Un estudio de meta-análisis de elastografía que correlacionó la biopsia hepática, indicó excelente precisión diagnóstica de la elastografía para cirrosis hepática (3).

Ventajas de la elastografía por ultrasonido

  1. Procedimiento no invasivo rápido y no doloroso
  2. Resultados inmediatos independientes del operador

Desventajas de la elastografía por ultrasonido

  1. Difícil para realizar en pacientes con obesidad mórbida
  2. Factor asociado con fallas en la medición (índice de masa corporal >28 Kg/m2)
  3. Imposible realizar en pacientes con Ascitis.

Elastografía hepática mediante resonancia magnética

La elastografía mediante resonancia magnética es una técnica dinámica que proporciona mayor precisión diagnóstica (98% de sensibilidad y 99% de especificidad), mejor visualización del tejido y supera limitaciones de la técnica con ultrasonido (puede ser realizada en presencia de obesidad y ascitis)(4).

La técnica de elastografía mediante resonancia magnética se realiza mediante tres pasos básicos:

  1. Generación de ondas de corte en el tejido
  2. Adquisición de imágenes de resonancia magnética que representan la propagación de las ondas de corte inducidas
  3. Procesamiento de las imágenes de las ondas de corte para generar mapas cuantitativos de la rigidez del tejido, llamado elastogramas.

Referencias bibliográficas

  1. Castera L. Noninvasive Assessment of Liver Fibrosis. Dig Dis Basel Switz. 2015;33(4):498-503.
  2. Sharma S, Khalili K, Nguyen GC. Non-invasive diagnosis of advanced fibrosis and cirrhosis. World J Gastroenterol. 7 de diciembre de 2014;20(45):16820-30.
  3. Tsochatzis EA, Gurusamy KS, Ntaoula S, Cholongitas E, Davidson BR, Burroughs AK. Elastography for the diagnosis of severity of fibrosis in chronic liver disease: a meta-analysis of diagnostic accuracy. J Hepatol. abril de 2011;54(4):650-9.
  4. Patel J, Sigmund EE, Rusinek H, Oei M, Babb JS, Taouli B. Diagnosis of cirrhosis with intravoxel incoherent motion diffusion MRI and dynamic contrast-enhanced MRI alone and in combination: preliminary experience. J Magn Reson Imaging JMRI. marzo de 2010;31(3):589-600.
Compartir
COMENTARIOS

Comentar campos obligatorios *