Inicio Importancia de la alimentación en la prevención del Cáncer de colon.

Importancia de la alimentación en la prevención del Cáncer de colon.

Por Dra. Hazel Anderson Vásquez
0 Comentario
Dra. Hazel Anderson Vásquez, ND, Esp NC, MgSc, PhD,  DHC, Professor of Nutrition, Universidad del Zulia, Venezuela.

El cáncer es una enfermedad que se ha asociado con el estilo de vida. En el año 2007 se publicó el informe “Alimentación, Nutrición, Actividad Física y la Prevención del Cáncer: una perspectiva mundial”, donde se revisaron 7.000 estudios científicos, que confirmaron la evidencia de la asociación entre diferentes tipos de cáncer con la alimentación, la actividad física, el sobrepeso y la obesidad (1). Por esta razón el Instituto Americano de Investigación del Cáncer presentó las siguientes recomendaciones: 1) Mantener un peso corporal adecuado; 2) Realizar actividad física; 3) Limitar la ingesta de alimentos concentrados en calorías y azúcares refinados; 4) Mayor consumo de alimentos de origen vegetal; 5) Limitar el consumo de carnes rojas, de sal y de bebidas alcohólicas; 6) Evitar suplementos alimentarios (1,2).

Entre los alimentos relacionados con el cáncer de colon. Las carnes rojas tienen el primer lugar (1-3). El consumo de carnes rojas no debe exceder los 300 g por semana. Se ha reportado que las carnes rojas y principalmente las carnes procesadas (salada, curada o ahumada) puede favorecer el cáncer colorrectal,  esto se ha asociado a los nitritos, los cuales son añadidos a muchas carnes frías, fiambres, jamones y salchichas (embutidos); a través de mecanismos tales como: la formación en el procesado de aminas heterocíclicasy nitritos, la abundancia de grupos hemo. El alto nivel del pigmento de hierro-porfirina, en la carne roja juega un papel oncológico. El hemo en la dieta puede acumularse en el colon, donde induce lesiones que pueden actuar promoviendo el crecimiento celular (3).

Por otra parte, tanto el tipo como la cantidad de grasas de los alimentos en la dieta difieren en la composición de ácidos grasos y se han implicado en la etiología y la patogenia del cáncer de colon. Una dieta alta en grasas saturadas (mantequilla, crema de leche, manteca, palma, coco) aumenta la incidencia y la multiplicidad de tumores de colon. En contraste, se ha reportado que el aumento del consumo de pescado y de  ácidos grasos poliinsaturados omega 3, Eicosapentaenoico (EPA)  y Docosahexaenoico (DHA) del pescado se ha asociado con una reducción significativa del riesgo de cáncer colorrectal (4).

En este sentido, al ser comparadas las poblaciones esquimales de Groenlandia, grandes consumidores de pescado (ricos en omega 3), mostraron una incidencia significativamente menor de cáncer colorrectal al ser comparado con la dieta de estilo occidental que contiene una gran cantidad de grasas omega 6 (aceite de maíz, soya, girasol) las cuales producen un efecto inflamatorio asociado con un alto riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal y carcinogénesis del colon (4).

Estudios han demostrado que el consumo de leche baja en grasa se asocia con un 24% y 27% de reducción en el riesgo de cáncer colorrectal. El consumo de queso también puede disminuirlo, particularmente el cáncer de colon proximal, mientras que con el consumo de yogurt los resultados fueron inconsistentes. Se considera que los productos lácteos son alimentos ricos en calcio,  mineral que puede proteger contra este tipo de cáncer por el secuestro colónico de ácidos biliares secundarios tales como el ácido desoxicólico (6).

En otro orden de ideas, varios estudios epidemiológicos indican un efecto protector de un mayor consumo de verduras y frutas en el riesgo de cáncer de colon. Un metanálisis de 35 estudios encontró una disminución de hasta un 18% del riesgo de padecer cáncer colorrectal  con alto consumo de crucíferas (repollo, brócoli, col, etc.) (2,7).  Asimismo, entre los alimentos que han exhibido actividad anticancerígena en el colon tenemos: el ajo,  la soya, repollo, brócoli, zanahorias, apio, perejil, cebolla, linaza, cúrcuma, jengibre, tomate, pimentón, arroz integral, té verde,  trigo y miel(7).

Para cumplir su función antioncogénica estos alimentos presentan elementos bioactivos tales como: La quercetina que es un flavonol que se encuentra en el  té, cebolla, manzana, ajo, bayas, pepino, batata, vegetales crucíferos, frijoles, frutas e incluso algunas hierbas como salvia, romero y orégano. El jugo de granada tiene un alto contenido de polifenoles como ácido elágico, luteolina, quercetina y kaempferol.  El kaempferol presenta actividades antimicrobianas, antiinflamatorias, antioxidantes, antitumorales, y se está aplicando en la quimioterapia contra el cáncer, se encuentra en los frijoles, polen de abeja, brócoli, repollo, alcaparras, coliflor, semillas de chía, cebollín, comino, hojas de moringa, endibia, hinojo y ajo(8).

Distintos estudios han reportado un mayor riesgo de cáncer colorrectal debido a un aumento en el consumo de bebidas con alcohol, especialmente entre los hombres (2,3,7). Finalmente, es muy importante mantener un peso corporal adecuado (1,2,6), por lo que se sugiere controlar las cantidades a través de las porciones o utilizando el plato saludable. Evitar aquellos alimentos y bebidas que favorecen la obesidad, tales como: los postres, productos de repostería, confitería, productos procesados, comidas rápidas altas en grasa, bebidas gaseosas, es decir todos aquellos alimentos altos en calorías, grasas saturadas, azúcares, agregados y sal (2,3). Se considera que existen evidencias que permiten afirmar que si es posible prevenir el cáncer de colon, por lo que es muy importante modificar los hábitos alimentarios utilizando los alimentos protectores y evitando los que aumentan el riesgo (9).

 

Resumen y conclusiones

En resumen, con respecto a la dieta y su impacto sobre el riesgo de cáncer de colon, existe evidencia convincente que se incrementa el riesgo  de desarrollar este tipo de cáncer, mediante el consumo de carne rojas,  carnes procesadas y bebidas alcohólicas; existe  evidencia limitada sobre el riesgo producido por el consumo de alimentos ricos en hierro, las grasas animales y azúcares.

Sobre el efecto protector para el riesgo de cáncer de colon existe evidencia convincente que lo ejercen el consumo de los alimentos ricos en fibra dietética (legumbres, verduras, cereales integrales y frutas); existe  evidencia probable para el ajo, la leche y el calcio; y se requieren más estudios  sobre las frutas, vegetales no almidón y vitamina D. Finalmente, no hay conclusiones se requieren más estudios  sobre el pescado, el índice glicémico, folatos, vitamina C, vitamina E y selenio (9).

En conclusión, el cumplimiento de una dieta adecuada a la edad, sexo, ciclo de la vida y actividad física;  rica en pescado, legumbres, cereales integrales, frutos secos, vegetales y frutas, que permita mantener  un estado nutricional normal  dentro de un estilo de vida saludable,  si puede prevenir el cáncer de colon, aunque se requiera continuar con más estudios.

1. Crovetto M, Uauy R. Recomendaciones para prevención de cáncer Rev Med Chile 2013; 141: 626-636

2. Vieira A, Abar L, Chan D, Vingeliene S, Polemiti, E, y cols. Foods and beverages and colorectal cancer risk: a systematic review and meta-analysis of cohort studies, an update of the evidence of the WCRF-AICR Continuous Update Project. Annals of Oncology 2017;28(8):1788–1802. doi:10.1093/annonc/mdx171

3. Requejo O, Rubio M. Nutrición y cáncer. Nutr Hosp 2015;32(1):5-72

4. Ja L, Tae S, Jeong L, Hyeng N. Chemopreventive and Chemotherapeutic Effects of fish oil derived omega-3 polyunsaturated fatty acids on colon carcinogenesis.Clin Nutr Res 2017; 6(3):147-160

5. Barrubés L, Babio N, Becerra N, Rosique N, Salas J. Association between dairy product consumption and colorectal cancer risk in adults: a systematic review and meta-analysis of epidemiologic studies. Advances in Nutrition 2018;10(2):190–S211. doi:10.1093/advances/nmy114

6. Roslan N H, Makpol S and MohdYusof Y A. A review on dietary intervention in obesity associated colon cancer. Asian Pac J Cancer Prev. 2019; 20(5): 1309-1319. doi: 10.31557/APJCP.2019.20.5.1309

7.-Vieira A, Abar L, Chan D, Vingeliene S, Polemiti E, y cols. Foods and beverages and colorectal cancer risk: a systematic review and meta-analysis of cohort studies, an update of the evidence of the WCRF-AICR Continuous Update Project. Annals of Oncology 2017; 28(8):1788-1802. doi:10.1093/annonc/mdx171

8.- Imran M, Salehi B, Sharifi J, Aslam T, Saeed F, Imran A, y cols. Kaempferol: A Key Emphasis to Its Anticancer Potential. Molecules 2019; 24(12):2277. Published online 2019. doi: 10.3390/molecules24122277

9. Baena R, Salinas P. Diet and colorrectal cancer. Maturitas2015; 80(3), 258–264. doi:10.1016/j.maturitas.2014.12.017

LINKS RECOMENDADOS

Cancer American Society
https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html

Deja un comentario