Inicio Trasplante de microbiota fecal en pacientes con rectolitis ulcerosa idiopática

Trasplante de microbiota fecal en pacientes con rectolitis ulcerosa idiopática

Por Dr. Edgardo Mengual
0 Comentario

La rectocolitis ulcerosa idiopática (RCUI) es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal, el cual es un trastorno idiopático crónico e inflamatorio del tracto gastrointestinal que afecta de forma difusa la mucosa del colon, comenzando habitualmente en el recto, extendiéndose en sentido proximal y de forma continua hasta el ciego (1,2). El trasplante de microbiota fecal parece ser una herramienta terapéutica alternativa en pacientes con RCUI.

¿Qué tan frecuentes es la RCUI y cuáles son los síntomas?

Es más frecuente en países desarrollados donde la incidencia más alta se ubica en Europa occidental y Norteamérica. En Suramérica la incidencia es 0,08/100.000 habitantes/año (3-6).

Los síntomas de la RCUI incluyen: diarrea con sangre, sangrado rectal y/o urgencia evacuatoria, defecación nocturna, malestar general, anorexia o fiebre que son característicos de un ataque grave. El  síntoma cardinal es diarrea crónica con sangre lo cual desmejora significativamente la calidad de vida de estos pacientes (7).

Para determinar el índice de actividad en RCUI existen los criterios de Truelove y Witts, clasificación de Montreal e Indice de Mayo, lo que da la estratificación a  tres categorías: leve, moderada y grave, según sea la puntuación obtenida en los criterios clínicos o endoscópicos evaluados (8). Para mayor información sobre los criterios de severidad, ver enlace de la Pan American Crohn´s and Colitis Organization (PANCCO) http://pancco.org/clasificacion-de-la-cuc/

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para RCUI?

Entre los tratamientos para RCUI están:

  • Aminosalicilatos (usados en brotes agudos y para mantener remisión en colitis con actividad leve o moderada) (7).
  • Esteroides (de elección en las exacerbaciones moderadas o graves y en los brotes leves que no mejoran con los 5 ASA) (9).
  • Inmunomoduladores (azatioprina y mercaptopurinas en brotes agudos o  en actividad inflamatoria moderada) (10).
  • Biológicos (en pacientes no respondedores y como tratamiento inicial si hay indicadores de enfermedad con curso moderado a grave) (10)
  • Agentes probióticos y  antibióticos (11).
  • Cirugía (requerida en el 25% de los casos: colectomía total con ileostomía) (9).

Alteraciones de la microbiota fecal en pacientes con RCUI

El término microbiota se refiere a la comunidad de microorganismos que habitan en una región particular del cuerpo. En el intestino humano, está comprendida por 15,000-36,000 diferentes especies bacterianas aproximadamente, con funciones de nutrición, aporte de energía, inmunológicas y de equilibrio y  homeostasis. Estudios recientes han sugerido una respuesta inmune inadecuada contra antígenos alimentarios o componentes de la flora comensal lo que puede ocasionar una amenaza para esta homeostasis. Así mismo se han reportado en algunos estudios, la disminución de la diversidad de las bifidobacterias y lactobacilos en las heces de los pacientes con RCUI (12).

Trasplante de microbiota fecal en pacientes con RCUI

Un enfoque alternativo es el trasplante de la microbiota intestinal. Su uso como terapia en los seres humanos se informó por primera vez en el año 1958 en el tratamiento de enterocolitis pseudomembranosa fulminante. A lo largo de las décadas posteriores, ha habido estudios con trasplante de heces para Clostridium difficile, estreñimiento, síndrome intestino irritable, y enfermedad inflamatoria intestinal, por su potencial de modificar la flora intestinal (13).

El procedimiento consiste en trasplantar a un paciente con RCUI, 200-300 gramos de materia fecal proveniente de un donante sano. Las heces obtenidas de un donante sano se diluyen en 200-300 ml de solución salina estéril y posteriormente es administrado a un paciente con RCUI en enema de retención durante 10 minutos mediante la colocación de sonda vía rectal o vía colonoscopia una vez al día y durante 5 días (14). Un meta-análisis realizado en el año 2014, concluye que es un tratamiento seguro pero con variable eficiencia para el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal. Mayores ensayos controlados aleatorios son necesarios y se deben investigar la frecuencia de administración, selección de donantes y estandarizar el análisis de la microbiota (15).

En resumen, el trasplante de microbiota fecal es una herramienta terapéutica innovadora en pacientes con RCUI pero amerita mayores estudios para estandarizar su uso global.

Referencias Bibliográficas: Normas de Vancouver

    1. Dignass A, Eliakim R, Maaser C, Chowers Y, Geboes y col. Second European evidence-based consensus on the diagnosis and management of ulcerative colitis part 1: Definitions and diagnosis. J Crohns Colitis 2012;6(10):965-90.
    2. Kappelman M, Rifas S, Kleinman K, Ollendorf D, Bousvaros A y col. The prevalence and geographic distribution of Crohn’s disease and ulcerative colitis in the United States. Clin Gastroenterol Hepatol 2007;5(12):1424–1429.
    3. Loftus E, Sandborn W. Epidemiology of inflammatory bowel disease. Gastroenterol Clin North Am 2002; 31(1):1-20.

 

  • Lakatos P. Recent trends in the epidemiology of inflammatory bowel disease: up or down?. World J Gastroenterol 2006;12(38):6102-6108.

 

  1. Loftus E. Clinical epidemiology of inflammatory bowel disease: incidence, prevalence and environmental influences. Gastroenterology 2004;126(6):1504-1517.
  2.  Vargas R. Epidemiología de la enfermedad inflamatoria intestinal: ¿por qué las diferencias entre Norteamérica y Latinoamérica? Rev Col Gastroenterol 2010;25(2):103-105.
  3. Gomollón F, García S, Sicilia B, Gisbert J, Hinojosa J y col. Guía clínica GETECCU del tratamiento de la colitis ulcerosa elaborada con la metodología GRADE. Gastroenterol Hepatol 2013;36(8):1-47.
  4. Van Assche G, Dignass A, Panes J, Beaugerie L, Karagiannis J y col. The second European evidence-based Consensus on the diagnosis and management of Crohn’s disease: Definitions and diagnosis. J Crohns Colitis 2010;4(1):7-27.
  5. Turner D, Walsh CM, Steinhart AH, Griffiths AM. Response to corticosteroids in severe ucerative colitis: a systematic review of the literature and a meta-regression. Clin Gastroenterol Hepatol 2007;5(1):103-110.
  6. Blonski W, Buchner A, Lichtenstein G. Inflammatory bowel disease therapy: current state of the art. Curr Opin Gastroenterol 2011;27(4):346-357.
  7. Sullivan A, Edlund C, Nord C. Effect of antimicrobial agents on the ecological balance of human microflora. Lancet Infect Dis 2001;1(2):101-114.
  8. Hammer H. Gut microbiota and inflammatory bowel disease. Dig Dis. 2011;29(6):550–553.
  9. Landy J, Al-Hassi H, McLaughlin S, Walker A, Ciclitira P y col. Review article: faecal transplantation therapy for gastrointestinal disease. Aliment Pharmacol Ther 2011; 34(4): 409–415.
  10. Colman R, Rubin D. Fecal microbiota transplantation as therapy for inflammatory bowel disease: a systematic review and meta-analysis. J Crohns Colitis 2014;8(12):1569–1581.
  11. Rossen N, MacDonald J, de Vries E, D´Haens G, de Vos W y col. Fecal microbiota transplantation as novel therapy in gastroenterology: a systematic review. World J Gastroenterol 2015;21(17):5359-5371.

Deja un comentario