Inicio Tratamiento quirúrgico en pacientes con esteatohepatitis no alcohólica

Tratamiento quirúrgico en pacientes con esteatohepatitis no alcohólica

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

El manejo de los pacientes con enfermedad grasa hepática (EGHNA) y esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) consiste en modificar el estilo de vida (1). La mayoría de los pacientes se benefician con solo perder peso de forma significativa. La pérdida de peso ≥7% se relaciona con la mejoría de la histología hepática en pacientes con EHNA (2). En tal sentido, la cirugía bariátrica induce la pérdida significativa de peso y puede beneficiar a los pacientes con EHNA, y debe ser considerada en pacientes con obesidad mórbida que cumplan con los criterios para estas cirugías (3).

¿En quienes está indicado realizar cirugía bariátrica?

La cirugía bariátrica está indicada en pacientes adultos (18-60 años), que cumplan con los siguientes criterios (4):

  • Índice de masa corporal ≥ 40 Kg/m2.
  • Índice de masa corporal entre 35-40 Kg/m2 con comorbilidades susceptibles a mejorar con la intervención quirúrgica, tales como diabetes mellitus tipo 2, enfermedades articulares y alteraciones psicosociales.
  • Pacientes que no logran perder peso o mantener una pérdida de peso significativa a largo plazo a pesar del uso de tratamiento convencional (cambios en el estilo de vida y tratamiento farmacológico).

Ventajas y desventajas de la manga gástrica:

La manga gástrica es la cirugía menos compleja, con buenos resultados al lograr una pérdida de peso significativa post-cirugía, pero puede estar asociada con aparición de reflujo gastroesofágico (5).

Impacto del Bypass gástrico sobre la esteatosis hepática

El Bypass gástrico se ha establecido como un tratamiento efectivo y seguro para la obesidad mórbida y sus comorbilidades asociadas como la EGHNA y EHNA al proporcionar un control de peso duradero (6).

Posterior a la realización del bypass gástrico se produce mejoría de la homeostasis de la glucosa, elevación del péptido similar a glucagón tipo 1 (GLP-1), elevación del péptido YY, activación de receptores FXF, estimulación de FGF 19 y modificación de la flora microbiana, los cuales originan disminución de la insulino-resistencia, la esteatosis y la inflamación hepática (7).

Un estudio de meta-análisis realizado en el año 2008, demostró que los pacientes con esteatosis hepática no alcohólica sometidos  a bypass gástrico, tuvieron una  mejoría  de la EHNA del 81% y en el 69,5% se produjo resolución completa de la EGHNA (8). Taitano y col. en el 2015, señalaron que el bypass gástrico está asociado con resolución de la EGHNA y EGNA (~60%) (9).

En resumen, la cirugía bariátrica puede ser una excelente opción terapéutica en pacientes con obesidad mórbida y EHNA. Se debe evitar la pérdida brusca (>20%) del peso corporal, porque puede inducir severidad de la enfermedad hepática. La ausencia de estudios clínicos controlados aleatorizados, no permite evaluar objetivamente las complicaciones y beneficios de la cirugía bariátrica como tratamiento efectivo para el tratamiento de EGHNA.

 

Referencias bibliográficas:

  1. Vilar E, Martinez Y, Calzadilla L, Torres A, Gra B, Gonzalez L, y col. Weight loss through lifestyle modification significantly reduces features of nonalcoholic steatohepatitis. Gastroenterology 2015;149(2):367-378.
  2. Promrat K, Kleiner D, Niemeier H, Jackvony E, Kearns M, Wands JR, y col. Randomized controlled trial testing the effects of weight loss on nonalcoholic steatohepatitis. Hepatology 2010;51(1):121-129.
  3. Corey K, Rinella M. Medical and surgical treatment options for nonalcoholic steatohepatitis. Dig Dis Sci 2016;61(5):1387-1397.
  4. Fried M, Hainer V, Basdevant A, Buchwald H, Deitel M, Finer N, y col. Inter-disciplinary European guidelines on surgery of severe obesity. Int J Obes 2007;31(4):569-577.
  5. Hutter M, Schirmer B, Jones D, Ko C, Cohen M, Merkow R, y col. First report from the American College of Surgeons Bariatric Surgery Center Network: laparoscopic sleeve gastrectomy has morbidity and effectiveness positioned between the band and the bypass. Ann Surg 2011;254(3):410-420.
  6. Pories W, Swanson M, MacDonald K, Long S, Morris P, Brown B, y col. Who would have thought it? An operation proves to be the most effective therapy for adult-onset diabetes mellitus. Ann Surg 1995;222(3):339-350.
  7. Peterli R, Wölnerhanssen B, Peters T, Devaux N, Kern B, Christoffel C, y col. Improvement in glucose metabolism after bariatric surgery: comparison of laparoscopic Roux-en-Y gastric bypass and laparoscopic sleeve gastrectomy: a prospective randomized trial. Ann Surg 2009;250(2):234-241.
  8. Mummadi R, Kasturi K, Chennareddygari S, Sood G. Effect of bariatric surgery on nonalcoholic fatty liver disease: systematic review and meta-analysis. Clin Gastroenterol Hepatol 2008;6(12):1396-1402.
  9. Taitano A, Markow M, Finan J, Wheeler D, Gonzalvo J, Murr M. Bariatric surgery improves histological features of nonalcoholic fatty liver disease and liver fibrosis. J Gastrointest Surg 2015;19(3):429-436.

Deja un comentario