Inicio Uso de nuevas drogas que curan la hepatitis C

Uso de nuevas drogas que curan la hepatitis C

0 Comentario

Existen 170 millones de infectados por el virus de hepatitis C (VHC) en el mundo y se estima que aproximadamente este virus es responsable de 500.000 muertes al año (1,2). La infección crónica por VHC es responsable de un alto porcentaje de casos de cirrosis hepática y cáncer de hígado (3).

El tratamiento de la infección crónica por virus de hepatitis C ha evolucionado drásticamente en pocos años y las nuevas drogas aprobadas desde el año 2014 pueden alcanzar una respuesta virológica sostenida o llamada cura de la hepatitis c en un 100% de los casos (4).

hepatitis-c---figura-1

Mecanismo de acción de las nuevas drogas para la hepatitis C

EL VHC al entrar en contacto con las células hepáticas del hospedero sufre un proceso de fusión y la pérdida de revestimiento de la cápsula que libera el ARN que posteriormente utilizarán las estructuras citoplasmáticas de las células infectadas para la replicación y ensamblaje viral. Las drogas antivirales de acción directa (DAAs) como los inhibidores de nucléosidasas y polimerasas afectan la replicación y ensamblaje del VHC tales como NS3, NS4A, NS4By NS5A (5).

hepatitis-c---figura-2

¿Quién es el paciente indicado para el uso de las nuevas drogas contra la hepatitis C?

La guía actual recomienda tratar a todos los pacientes con VHC naïve o tratados previamente sin respuesta adecuada, con enfermedad hepática crónica compensada o descompensada, que estén dispuestos a ser tratados y que no tengan contraindicación (Nivel de evidencia A y grado de recomendación 1) (4). En las Figuras 1 y 2, se describen las drogas aprobadas.

Existen limitaciones en cuanto a costo y acceso a la población total de infectados y en cuanto al contexto de intención de tratar. En países desarrollados como en los Estados Unidos menos del 10% de los pacientes son tratados. Los expertos han elaborado criterios de priorización del tratamiento (Tabla 1). A pesar del alto costo de las nuevas drogas, lo regímenes terapéuticos libres de interferón representan la mejor opción debido a su eficacia virológica, facilidad de uso y tolerancia en pacientes con cirrosis hepática compensada y descompensada, enfermedad renal y coinfección con VIH.

Solo en  países o centros que no cuenten con las nuevas drogas, la combinación  de PegIFNα y ribavirina permanece aceptable. Siempre debe considerarse la necesidad imperiosa de tratar versus los severos efectos adversos.

hepatitis-c-tabla-1

Referencias Bibliográficas: normas de Vancouver:

  1. Cornberg M, Razavi HA, Alberti A, Bernasconi E, Buti M, Cooper C, et al. A systematic review of hepatitis C virus epidemiology in Europe, Canada and Israel. Liver Int Off J Int Assoc Study Liver 2011;31(2):30-60.
  2. Lozano R, Naghavi M, Foreman K, Lim S, Shibuya K, Aboyans V, et al. Global and regional mortality from 235 causes of death for 20 age groups in 1990 and 2010: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010. Lancet Lond Engl 2012;380(9859):2095-20128.
  3. Westbrook RH, Dusheiko G. Natural history of hepatitis C. J Hepatol 2014;61(1):58-68.
  4. European Association for Study of Liver. EASL Recommendations on Treatment of Hepatitis C 2015. J Hepatol 2015;63(1):199-236.
  5. Lange CM, Jacobson IM, Rice CM, Zeuzem S. Emerging therapies for the treatment of hepatitis C. EMBO Mol Med 2014;6(1):4-15.

Deja un comentario