Inicio BlogSalud ¿Por qué se debilitan nuestros huesos?

¿Por qué se debilitan nuestros huesos?

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

En este artículo queremos ofrecerte información acerca de la importancia de la salud de nuestros huesos y por qué estos se debilitan. A la vez te presentamos un motivo frecuente de consulta: la presencia de molestias digestivas por la ingestión de calcio vía oral.

La buena noticia es que nunca es demasiado tarde para cuidar nuestros huesos

Los huesos junto con nuestros músculos nos ayudan a movernos, los huesos nos dan forma al cuerpo y gracias a ellos nos podemos apoyar, además de que protegen nuestros órganos internos de lesiones (cerebro, corazón y otros órganos). Para tener huesos fuertes cuando somos  jóvenes, y prevenir la pérdida ósea en edades avanzadas, existen muchas cosas que podemos hacer, como  consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables. Si no comemos bien y no hacemos suficiente ejercicio del tipo adecuado, los huesos pueden debilitarse e incluso romperse. Cuando los huesos se rompen (lo que se conoce como fractura) pueden causar mucho dolor y ocasionalmente se requiere cirugía para repararlos

Existen muchos tipos de enfermedades de los huesos. La más común es la osteoporosis y la osteopenia. Con la osteoporosis los huesos se debilitan y tienen más probabilidad de fracturarse. Las personas con osteoporosis frecuentemente sufren fracturas de los huesos de las muñecas, la columna y la cadera.

Muchas personas tienen huesos débiles y no lo saben. Eso se debe a que, por lo general, la pérdida de hueso ocurre a largo plazo y no duele. Un hueso roto suele ser la primera señal de que tienen osteoporosis.

 

¿Qué factores hacen que mis huesos se debiliten?

Factores de riesgo que se pueden controlar:

  • Dieta. Cuando se ingiere muy poco calcio se puede aumentar la probabilidad de tener osteoporosis. La vitamina D es importante porque le ayuda a tu cuerpo a usar el calcio de la dieta.
  • Hacer ejercicio. No hacer ejercicio y mantenerse inactivo por largos periodos de tiempo puede aumentar la probabilidad de tener osteoporosis. Al igual que los músculos, los huesos se vuelven más fuertes (y se mantienen más fuertes) con el ejercicio habitual.
  • Peso corporal. Estar demasiado delgado u obeso aumenta la probabilidad de tener osteoporosis.
  • El cigarrillo puede evitar que el cuerpo use el calcio de la dieta. Además, las mujeres que fuman llegan a la menopausia más pronto que las que no fuman. Esto puede aumentar el riesgo de osteoporosis.
  • Alcohol. Las personas que beben mucho licor, tienen más probabilidad de tener osteoporosis.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden causar pérdida de los huesos. Entre estos están los esteroides o glucocorticoides, que son medicamentos que se les recetan a las personas que tienen artritis, asma y muchas otras enfermedades autoinmunes. Otros medicamentos para prevenir las convulsiones, para tratar la endometriosis (una enfermedad del útero) y el cáncer, también pueden causar pérdida de los huesos.

 

Factores de riesgo que no se pueden controlar

  • La probabilidad de tener osteoporosis aumenta a medida que envejecemos.
  • Si eres mujer, tienes mayor probabilidad de tener osteoporosis. Las mujeres tienen huesos más pequeños que los hombres y pierden hueso más rápido que ellos, debido a los cambios hormonales que ocurren después de la menopausia.
  • Raza. Las mujeres de raza blanca y las mujeres asiáticas tienen mayor probabilidad de tener osteoporosis. Las mujeres hispanas y las afroamericanas también corren riesgo, pero es menor.
  • Antecedentes familiares.Tener un miembro de la familia cercana con osteoporosis, podría también aumentar el riesgo.

 

La recomendación: habla  con tu médico sobre la salud de tus huesos si tienes alguno de estos problemas de salud: alcoholismo, anorexia nerviosa, asma o alergias, cáncer, enfermedad de Cushing, diabetes, hiperparatiroidismo, hipertiroidismo, enfermedad intestinal inflamatoria, intolerancia a la lactosa, lupus, enfermedad del hígado o del riñón, enfermedad pulmonar, esclerosis múltiple o artritis reumatoide.

 

¿Qué puedo hacer para tener huesos más sanos?

Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para cuidar tus huesos. Con estos sencillos pasos puedes  ayudar a mejorar la salud de tus huesos:

Consume una dieta bien balanceada y rica en calcio y vitamina D. Las buenas fuentes de calcio incluyen productos lácteos bajos en grasa y alimentos y bebidas con calcio agregado. Buenas fuentes de vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de mar, ajonjoli tostado y leche con vitamina D agregada. Algunas personas pueden necesitar suplementos nutricionales para obtener suficiente calcio y vitamina D.

En la edad adulta no se recomienda aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio (lácteos) o suplementos de calcio vía oral, por los riesgos de presentar cálculos renales y molestias digestivas por la poca tolerancia. Además, es importante saber que el calcio oral no se absorbe. La recomendación es aumentar  el consumo de alimentos y suplementos ricos en en vitamina D3, sobretodo en países tropicales con tantos meses de sol.

Artículos Relacionados

Deja un comentario