Inicio Nunca es tarde para dejar de beber Y APRENDER A VIVIR

Nunca es tarde para dejar de beber Y APRENDER A VIVIR

Por Dr. Edgardo Mengual
0 Comentario

Domingo Guiñan

Hola, mi Nombre es Domingo Guiñan, actualmente tengo 58 años, estoy felizmente casado, con la bendición de tener 3 hijos, mi historia es muy particular y supongo que muchos venezolanos se sentirán identificados.

Hace muchos años desde joven me gustaba como vulgarmente decimos los paraguaneros: “echarme los palitos los fines de semana” pero no sólo me extralimitaba en el exceso de alcohol, sino que comía en exceso y con muchas grasas, lo que trajo como consecuencia sufrir de obesidad tipo III, y sus complicaciones, ademas vivía con dolores en la columna por el exceso de peso, en mi rutina laboral me cansaba rápidamente, se me imposibilitaba hasta colocarme mis propios zapatos, en vista de estas circunstancias es por la que mi hija decidió llevarme a una nutricionista para empezar bajar de peso y mejorar mi estilo de vida y salud.

Ahora bien, decidí ir a la nutricionista y acepte la invitación de mi hija para empezar la dieta que muy inteligentemente me retó y me dijo: “Papi yo te ayudo y apoyo para que hagamos juntos la dieta” es más vamos hacer una competencia a ver quién va mejorando cada día más y pues se dieron los días y realizamos la dieta y fui muy disciplinado, ya que baje 45 kilos, sin imaginar que al inicio cuando me detectaron obesidad mórbida tipo III, lo primero pensé fue realizarme un by-pass. Sin embargo, me llené de voluntad y fuerza, y pude realizar al pie de la letra la dieta como me lo encomendó la Doctora, pero al pasar los meses me hicieron unos exámenes y detectaron unos quistes en el hígado ademas de tener el hígado graso producto del desordenado estilo de vida que llevaba.

En este mismo orden de ideas, déjenme comentarles como dió un giro mi vida de 180°, hace como 4 meses, me dirigí al consultorio de la Doctora Maribel Lizarzábal, en búsqueda de un diagnostico de mi salud respecto a mi condición hepática y de mi estómago, ya que estaba presentando también ulcera gástrica y me habían diagnosticado en mi hígado unos quistes, según las imágenes tomográficas.

Ahora bien, en la consulta me conseguí con varias sorpresas que no fueron tan alentadoras. Sin embargo, la doctora con todo su carisma y llena de Dios me dijo estas palabras: “¿Señor Domingo usted quiere seguir viviendo?” Pues cambie su estilo de vida, su forma de vivir y hasta de comer, ya que usted lo que tiene es un hígado cirrótico y debe darle una mejor calidad de vida a su organismo para poder vivir tranquilo y feliz hasta que Dios decida.

Ahora bien, el hígado, la central química del organismo, cumple cientos de funciones y es uno de los órganos más nobles, no es frecuente que se dañe.

Pero cuando eso sucede, pone la vida en serio riesgo. Uno de los principales causantes es el alcohol y una mala alimentación, eso lo aprendí en www.higadosano.com. Ahora bien, “Donde hay vida hay esperanza”, una máxima clásica que puede aplicarse a muchas cosas y casos. Tal es del alcoholismo. Nunca es tarde para dejar de beber, aún en los más severos casos de enfermedad del hígado relacionada con el alcohol.

A raíz de todo este escenario, me ví en la obligación de querer darle un cambio a mi vida, de luchar por mi familia y por mi propio bienestar, por lo que decidí empezar a comer sano, a no tomar ni una gota de alcohol y de entregarme más a los brazos de mi familia y de Dios, de dejar que el cumpliera su propósito en mi, ya que entendí que si seguía viviendo desordenadamente, comiendo sin control y llevando una vida sedentaria las consecuencias podrían ser mortales, por lo que hoy en día me siento muy feliz, que aunque viva con esta condición, puedo decirles que nunca es tarde para empezar de nuevo y luchar por ser mejor cada día. Si se puede, solo es cuestión de voluntad, de encomendarse a Dios que todo lo puede.

Hoy en día comparto más con mi esposa, con mis hijos y nos encontramos completamente felices con mi evolución y que cada día puedo dar lo mejor de mi.

Para finalizar mi historia me encuentro feliz de que Dios me puso en mi camino a la Dra. Maribel Lizarzábal, ya que ella fue uno de los instrumentos que me lleno de esperanzas, de optimismo, de amor propio y autoestima, ella fue la clave para poder seguir adelante y confiando en Dios que cada día se puede lograr lo que nos propongamos.

Sin más que decirles les deseo que puedan optar por vivir conforme Dios quiere que nos cuidemos ya que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y muchas veces lo mutilamos y lo abandonamos comiendo mal y bebiendo en exceso.

Saludos, paz y bien y por favor recen por mi, para seguir de pie y tener voluntad y fuerza en este aventura. Dios los bendiga.

Comentario @higadosano: FELICITACIONES DOMINGO, Ser Feliz y Ser Saludable es una decisión de vida. “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro” y por ende de su propia salud. Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel de Medicina 1906. GRACIAS por compartir con los amigos de HIGADOSANO, tu hermosa y aleccionadora experiencia. Cuenta con nuestras oraciones.

Deja un comentario