Inicio BlogSalud Toxinas: ¿Cómo saber si tenemos exceso de ellas en nuestro cuerpo?

Toxinas: ¿Cómo saber si tenemos exceso de ellas en nuestro cuerpo?

0 Comentario

Necesidad de desintoxicar el cuerpo. ¿Mito o realidad?

¿Te ha pasado últimamente que, a pesar de que sabes que estás sano, te sientes como cansado o irritable, no logras conseguir esa energía para pasar el día, te duele la cabeza y hasta estas teniendo problemas para ir al baño? Es mejor que prestes atención porque puede que tengas demasiadas toxinas en tu cuerpo.

Las toxinas son proteínas o lipopolisacáridos que afectan al organismo que las asimila, todos los alimentos las contienen, pero el cuerpo también las puede acumular de otras fuentes como, el aire contaminado, los medicamentos, los objetos que tocas a diario, la radiación solar e inclusive tú mismo cuerpo las puede desarrollar si tu estado emocional está afectado como cuando tienes angustia o estrés o no estas evacuando bien (acúmulo de heces, residuos y alimentos descompuestos). Los restos de las células y tejidos desgastados, así como también las sustancias que nuestro organismo no necesita para su funcionamiento, se transforman en residuos. Cuando nuestro cuerpo funciona bien y no se producen más desechos de los que podemos eliminar, el cuerpo las depura constantemente y de manera natural a través del hígado, los riñones, los intestinos, la piel, los pulmones, que son los encargados de purificar la sangre y expulsarlos al exterior.

Cuando nuestro cuerpo tiene dificultades para desechar las toxinas, estas se acumulan en nuestro organismo y entonces atacan e irritan nuestros tejidos y órganos, y es allí entonces cuando nos volvemos vulnerables a las enfermedades y desequilibrios como dolores de cabeza, retención de líquidos, envejecimiento prematuro de la piel, cansancio, estreñimiento, entre otros.

Sin embargo, además de los factores directos que contribuyen al desarrollo de toxinas, existen otras  fuente que de  forma indirecta aumentan considerablemente las toxinas en nuestro cuerpo tales como: el tabaquismo, el alcoholismo, drogas, café, comidas muy grasosas, alimentos chatarra y los alimentos que son procesados de forma industrial, hacen que se acumulen de forma excesiva en tu cuerpo sustancias toxicas, lo que trae serias consecuencias a tu salud. Para poder saber si tu cuerpo tiene un excedente de toxinas, es necesario aprender a escucharlo y así poder lograr equilibrarte. A continuación te presentaré algunos signos que te advertirán si hay demasiadas toxinas en tu torrente sanguíneo:

  • Siempre te sientes cansado: Incluso si estás durmiendo bien, hay veces en que tienes que luchar contra el cansancio para pasar el día. Esto podría ser una señal de que tu cuerpo está trabajando muy duro para deshacerse de las toxinas que estás vertiendo en él. ¿Cómo superas este cansancio? Si tu respuesta es “tomando café” o “dulces”, puedes apostar que estas solamente empeorando el problema.
  • Aumento de peso: Nunca es fácil perder peso, pero si estás haciendo ejercicio diariamente y reduciendo tu cantidad de calorías, y aun así estás pasado de kilos y no logras perder peso, podrías estar padeciendo un problema hormonal. Curiosamente, nuestra función natural hormonal puede ser afectada grandemente por los tóxicos en los alimentos y productos de cuidado personal, también por el estrés. Tal vez necesites una desintoxicación completa de tu rutina de dieta y cuidado personal para dar una oportunidad a tu cuerpo.
  • Mal aliento: Si te cepillas los dientes, haces enjuagues bucales y aun no puedes deshacerte de él, puede ser que tu mal aliento no esté relacionado con problemas digestivos, sino que puede significar que el hígado esté luchando para deshacerse de las toxinas en el cuerpo, también se puede sentir la boca amarga.
  • Estreñimiento: Los intestinos deben deshacerse de muchas toxinas todos los días de nuestra vida. Cuando estamos constipados, estamos almacenando todas esas toxinas, lo que les permite afectar negativamente nuestros organismo. Además de malestar abdominal, sesacion de inflamacion, distension y flatulencia, el estreñimiento puede causar dolores de cabeza y cansancio. Esto también se relaciona especialmente si estás consumiendo muchos alimentos procesados, harinas y productos químicos, pesticidas y conservantes.
  • Dolores musculares: Si estos no se pueden relacionar a tu entrenamiento fisco de ayer, podría ser que las toxinas en tu vida están trabajando en tus músculos y articulaciones. Esto es más probable si experimentas dolores musculares habitualmente.
  • Reacciones de la piel: El acné, erupciones cutáneas y otros problemas de la piel pueden indicar una sobrecarga tóxica. El acné, en particular, puede estar relacionado con las toxinas en nuestras dietas o productos del cuidado de la piel. Los ojos hinchados y los brotes de eczema o psoriasis también pueden ser signos que has llegado a tu límite tóxico.

Si te encuentras sufriendo de cualquiera de estos síntomas, aquí hay algunos consejos que pueden ayudar:

  • Apoya a tu hígado con cosas como el Té de diente de León, perejil, cilantro y cardo lechoso.
  • Limpia tu organismo e intestino con jugos verdes regularmente.
  • Bebe más agua, ya que ayuda a eliminar las toxinas de tu cuerpo.
  • Haz ejercicio al menos 30 minutos al día. Al ejercitarte obtienes una circulación en movimiento, lo que ayuda a mover y sacar las toxinas. El ejercicio aeróbico puede ser una buena opción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario