Inicio BlogSalud Trasplante de heces: ¿Para curar enfermedades?

Trasplante de heces: ¿Para curar enfermedades?

Por Dra. Maribel Lizarzábal García
0 Comentario

Aunque para muchos esto podría parecer desagradable e imposible de aceptar, resulta, que la solución a muchos problemas de salud podría estar dentro del colon: en la materia fecal, las heces, Muchas sociedades medicas cientificas, han reconocido las amplias posibilidades futuras que puede tener el trasplante fecal para enfermedades inflamatorias intestinales, pero solo hasta este momento, se ha demostrado su eficacia en la infección recurrente por Clostridium difficile.    Pero, ¿de qué se tratan los tratamientos con heces y qué podemos esperar de ellos? en este articulo te informaremos acerca de este interesante tema.

El intestino humano contiene miles de tipos de bacterias que conviven en armonía, se les llama microbiota. Las heces contienen microbiota y esta puede recuperar la salud de un individuo combatiendo bacterias invasoras que desarrollan resistencia a los antibióticos, por ejemplo.

El trasplante fecal de microbiota (FMT, por su sigla en inglés) es la transferencia de esa materia de un individuo sano a uno enfermo para restablecer el equilibrio alterado a causa de alguna enfermedad o infección. La nueva microbiota procedente de las heces del donante sano es capaz de recolonizar el intestino del paciente, restablecer el equilibrio del ecosistema intestinal y eliminar la infección.

El trasplante fecal que más se practica en Estados Unidos es para  tratar la infección por Clostridium  difficile.

Últimamente se ha utilizado experimentalmente para tratar otras enfermedades intestinales y extraintestinales, entre las gastrointestinales, incluye colitis, estreñimiento, síndrome del intestino irritable y la enfermedad de Crohn, pero los resultados no han sido tan determinantes como los de la infeccion por C.diff”.

Unas 15,000 personas mueren al año a causa de las infecciones por C. diffEl número de casos durante los últimos 20 años se ha duplicado y las infecciones son cada vez más severas y más resistentes a la terapia estándar con antibioticos con alto porcentaje de mortalidad. Alrededor del 30% de las personas que han tenido esta infección presentan recurrencia y el tratamiento típico sucesivo con antibióticos puede empeorarla al alterar el equilibrio bacteriano en los intestinos (disbiosis). El trasplante fecal detiene la disbiosis intestinal y la infección recurrente, con una tasa de curación de aproximadamente 96%.

¿En que consiste el procedimiento? La microbiota fecal se aplica a través de una colonoscopia (a través del recto) o una sonda nasogástrica (por la nariz). A la hora del procedimiento, se prepara una suspensión fecal con solución salina.

Las heces también pueden aplicarse por vía oral en una cápsula, procedimiento que puede ser mas cómodo para los pacientes y el personal de salud.

¿Quiénes pueden obtener cápsulas de heces? Las cápsulas están hechas de una preparación de microbiota fecal y las desarrolló una organización sin fines de lucro con base en Massachusetts llamada OpenBiome. Ellos solo pueden venderlas a gastroenterólogos, especialistas en enfermedades infecciosas y médicos internistas con licencia para el tratamiento de pacientes con C. diff que no responden a las terapias estándar con antibioticos.

La materia prima la obtienen de donantes que son sometidos a rigurosos controles sanitarios. Esta organización también creó uno de los primeros bancos de heces del país que suministra materia fecal ya preparada para el trasplante a los hospitales que lo requieran. Hay hospitales que tienen sus propios bancos de heces, como el Johns Hopkins (USA).

¿Quiénes pueden ser donantes de heces? Por lo general son familiares de los mismos pacientes, pero cualquier persona puede donar heces. Antes, se tiene que hacer un examen físico, responder a un cuestionario similar al que se utiliza para la donación de sangre y someterse a las pruebas de detección de enfermedades infecciosas.

En Estados Unidos se está investigando usar materia fecal para tratar enfermedades autoinmunes como lupus, enfermedad inflamatoria del intestino (Rectocolitis ulcerosa idiopatica o Enfermedad de Crohn), esclerosis múltiple, síndrome metabólico, obesidad, higado graso, enfermedades alérgicas, enfermedades neurosiquiátricas y autismo.

Hay compañías que están trabajando en fabricar heces artificiales con colonias bacterianas originadas en un laboratorio para reemplazar el trasplante de heces tradicional. Esto proporcionaría un producto más seguro y estandarizado que las heces humanas. Posiblemente, ese será el método que se empleará a futuro, pero, mientras se va desarrollando esta tecnología, el trasplante de microbiota fecal es el tratamiento más efectivo disponible para la infección C. diff.

Hasta ahora habiamos considerado a las heces como desecho y un producto con alto contenido en bacterias patógenas capaces de producir infecciones, por lo que les dabamos la conotacion de “villanas”, pero ahora ya vemos que existen no solo bacterias favorables para nuestra salud (no patogenas), sino que ademas son capaces de rescatar a los pacientes de situaciones criticas o mortales como es la infeccion por C. Diff., y otros problemas de salud intestinales o extraintestinales por lo que debemos considerarlas en algunos casos como “heroes”.

El trasplante de heces es el probiótico más poderoso que podemos imaginar, porque introduce flora microbiana sana en un entorno patológico“, en un futuro esta terapia pudiera emplearse para tratar desórdenes metabólicos como la obesidad o el síndrome del colon irritable entre otros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario