Inicio BlogHígado sano Trastornos vasculares del hígado

Trastornos vasculares del hígado

Por Dra. Maribel Lizarzábal García

El hígado, es el órgano más complejo del cuerpo, suelo llamarlo nuestro “héroe anónimo”, funciona como si fuera un laboratorio químico, llevando a cabo muchas funciones vitales, que van desde la degradación y excreción de sustancias tóxicas hasta el procesamiento de nutrientes y la producción de sustancias como factores vitamina K dependientes, que forman coágulos de sangre y ayudan a detener el sangrado.

El hígado, nuestro héroe anónimo, también es un órgano vascular

El hígado también produce bilis, que es un fluido espeso y de color amarillo verdoso que transporta productos de desecho y toxinas fuera del cuerpo. Además, es un órgano principalmente vascular que necesita una buena circulación de la sangre para su óptimo funcionamiento.

El hígado recibe el oxígeno y los nutrientes que necesita a través de la sangre de dos grandes vasos sanguíneos: la vena porta, fundamentalmente, y la arteria hepática. La vena porta le proporciona alrededor de dos tercios de la sangre. Esta sangre contiene oxígeno y muchos nutrientes que llegan al hígado desde los intestinos para ser procesados. La arteria hepática aporta el tercio de sangre restante. Esta sangre, rica en oxígeno, procede del corazón y proporciona al hígado aproximadamente la mitad de su provisión de oxígeno.

El hecho de recibir sangre a partir de dos vasos sanguíneos ayuda a proteger al hígado: ante la lesión de uno de los dos vasos sanguíneos, el hígado puede seguir funcionando, ya que sigue irrigado por el otro, del que recibe el oxígeno y los nutrientes necesarios para funcionar.

Los trastornos de los vasos sanguíneos (vasculares) del hígado suelen ser resultado de una mala circulación sanguínea dentro o fuera de hígado. La falta de riego sanguíneo, puede ser consecuencia de una insuficiencia cardíaca o de trastornos que favorecen que la sangre forme coágulos (trastornos de la coagulación). En estos casos, un coágulo puede obstruir la vena porta o la vena hepática, ralentizando o impidiendo la circulación sanguínea. Cuando la irrigación de sangre y oxígeno al hígado es irregular, esto provoca ciertas enfermedades vasculares hepáticas que al ser relativamente poco frecuentes, siempre suponen un reto para el hepatólogo en cuanto a su diagnóstico, pronóstico y tratamiento.

A continuación nombramos algunas de estas enfermedades:

1. SÍNDROME DE BUDDCHIARI: es consecuencia del bloqueo total o parcial del flujo sanguíneo procedente del hígado por coágulos de sangre. Este bloqueo puede ocurrir en cualquier punto de las pequeñas y grandes venas que transportan la sangre desde el hígado (venas hepáticas) hasta la vena cava inferior (trombosis de la vena hepática). A veces este síndrome puede comenzar repentinamente y de manera bastante grave, normalmente durante el embarazo, ya que por lo general en este estado la sangre coagula con mayor facilidad. Otras causas son, por ejemplo, los trastornos de coagulación, aquellos que ocurren cerca de las venas hepáticas, como las infecciones parasitarias y los tumores hepáticos o renales, que invaden o ejercen presión sobre las venas.

Síntomas: algunas personas no presentan síntomas, pero otras experimentan cansancio, dolor abdominal, náuseas e ictericia. Se acumula líquido en el abdomen, el bazo aumenta de tamaño y algunas veces se produce una hemorragia grave en el esófago.

¿Cómo se detecta? La ecografía doppler permite detectar un estrechamiento (estenosis) o bloqueo de las venas.

Tratamiento: Pueden administrarse fármacos para disolver o reducir el tamaño del coágulo o realizar una conexión entre las venas, para que la sangre circule sin pasar por el hígado.

 

2. HEPATOMEGALIA CONGESTIVA: la hepatomegalia congestiva es la acumulación de sangre en el hígado, como consecuencia de una insuficiencia cardíaca.

¿Cómo se detecta? Los médicos sospechan la existencia de esta afección en las personas con insuficiencia cardíaca que tienen los síntomas característicos. En estos casos realizan una exploración física del paciente y análisis de sangre para evaluar cómo funciona el hígado, si está dañado (pruebas de función hepática) y también para valorar la coagulación de la sangre. El diagnóstico se basa en los síntomas, los resultados de la exploración física y el análisis de sangre. Es importante identificar la existencia de hepatomegalia congestiva, principalmente porque indica cuál es la gravedad de la insuficiencia cardíaca.

Tratamiento: su manejo terapéutico se centra en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, lo cual puede restaurar la funcionalidad normal del hígado.

 

3. HEPATITIS ISQUÉMICA: la hepatitis isquémica es una lesión en todo el hígado causada por una falta de riego sanguíneo o de oxígeno. La hepatitis isquémica es diferente de otros tipos de hepatitis. Por lo general, «hepatitis» implica la inflamación del hígado, que puede deberse a muchas causas, habitualmente a un virus (como el de la hepatitis A o B). Sin embargo, en la hepatitis isquémica el hígado no está inflamado, más bien se produce la muerte de células hepáticas (necrosis). Se utiliza el término hepatitis, ya que técnicamente hace referencia a cualquier trastorno en que las enzimas hepáticas llamadas aminotransferasas pasan desde las células dañadas a la sangre.

Síntomas: la insuficiencia cardíaca o respiratoria reduce el flujo sanguíneo o el aporte de oxígeno al hígado. Las personas afectadas tienen náuseas y vómitos, sienten mucho dolor cuando el médico examina la zona y el hígado se siente agrandado.

¿Cómo se detecta? Los médicos pueden realizar pruebas de diagnóstico por la imagen para encontrar la causa.

Tratamiento: el tratamiento se dirige a la afección que reduce el flujo sanguíneo hacia el hígado.

 

Artículos Relacionados

1 Comentario

Oswaldo Garcia 19 octubre, 2016 - 4:17 PM

Excelente articulo me gustaría saber sobre el cuidado que deben tener las personas que han sufrido de hepatitis B, y cual debe ser el seguimiento medico para las personas que una vez que fueron curadas con tratamiento.

Responde

Deja un comentario