Inicio Blog Un hígado sano y un intestino sano te protegen del Coronavirus.

Un hígado sano y un intestino sano te protegen del Coronavirus.

0 Comentario

Segun proyecciones estadísticas, emitidas por la Organización Mundial de la Salud, los CDC (Centros de control y Prevención de Enfermedades) y la comunidad científica occidental, se estima que en 3 a 6 meses  todos ya hemos estado en contacto de alguna manera con el Coronavirus. Esto se fundamenta en los factores  que determinan “lo peligroso” de un agente infeccioso, los cuales son los siguientes: 1.- El COVID-19 tiene un vector de contagio muy superior a la gripe, ya que su propagación es geometrica. 2.- Este virus se contagia durante el período de incubación, fase en el cual aun no se han presentado los síntomas. Razones que explican el porque, todos vamos a entrar en contacto de alguna manera con el COVID-19.

Activa el sistema inmunologico de tu intestino y tu hígado, para luchar contra el Coronavirus.

Ahora bien, es importante mencionar que de cada 1000 personas infectadas, 900 no tendran ningún tipo de síntomas sobretodo los niños tan solo 100 presentarán síntomas. Hay casos reportados de jovenes en Europa, probablemente se deba a la virulencia del virus posterior a las múltiples mutaciones, se estima que son mas de 400 veces. De estos 100, 80 personas cursarán con sintomas leves, similares a una fuerte gripe, con malestar general, dolores musculares, dolor de cabeza, fiebre, tos seca, durante 2 o 3 semanas y se recuperarán. De los 20 restantes, 15 desarrollarán una neomonia bilateral severa, con fiebre alta, los cuales ameritarán hospitalizacion y tratamiento médico endovenoso y oxigeno. Las 5 personas restantes, ingresarán a cuidados intensivos con insuficiencia respiratoria aguda severa y con una radiografia de torax con imágenes similares a vidrio molido en ambos pulmones qie conllevará a fibrosis pulmonar, 2 se salvarán, con secuelas pulmonares graves que ameritarán probablemente trasplante pulmonar y 3 morirán. Por lo que el asunto a pesar de lo serio, no parece tan grave, estadisticamente hablando.

Además es esperanzador escuchar que a pesar de que ya hay más de 100 países afectados, al secretario de las naciones unidas comentó textualmente que, ”Estamos frente a la primera pandemia mundial que podemos controlar. No estamos a merced del virus”.

Pero el verdadero problema es que los sistemas de salud estan colapsando, porque representa un volumen muy elevado de personas enfermas simultaneamente. Esto esta ocurriendo en países desarrollados con infraestructuras de salud relativamente buenas, en comparación con las nuestras en Venezuela, acompañado lo antes expuesto, por un grave deficit de condiciones higíenicas bien conocido por todos, como es la falta de agua, servicios basicos y severo estado de desnutrición de la población general, que supone un importante deterioro del sistema inmune, por lo que la situación en nuestro país es altamente preocupante.

 

Entonces ¿Que debemos hacer?, pues no preocuparnos sino accionar y ocuparnos:

  1. Procurar estar lo menos posible en contacto con grupos de personas, salir solo lo estrictamente necesario, a comprar lo que haga falta, evitar concentraciones que impliquen contactos cercanos, el mejor plan es quedarse en casa. Evitar utilizar trasporte publico y no comer en la calle. No enviar los niños al colegio y evitar dejarlos en casa de los abuelos, ya que la infección en los niños es asintomatica y la severidad y mortalidad de la enfermedad en personas mayores de 65 años es mayor.Es importante mencionarles que si bien es cierto, que en la mayoria de las personas la enfermedad debe cursar asintomatica o con síntomas leves, la severidad del cuadro clínico depende mucho de lo que se denomina “carga viral”, que es la cantidad de millones de virus que logra entrar a infectar a la persona; mientras mayor sea la carga viral, mayor es el daño que se produce en el organismo y los pulmones, también de la fortaleza y actividad del sistema inmunologico de la persona infectada.

  2. Cumplir con todas las medidas higiénicas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, ya bien conocidas y difundidadas por todos los medios de comunicación (Aislamiento social, lavado frecuente de las manos, no tocarse la cara), son fundamentales.

  3. Nos toca además trabajar en reforzar nuestro sistema inmunológico, para prevenir infectarnos o calificar dentro del 80% de los que según todas las estadisticas, no presentarán síntomas o solo serán síntomas leves, similares a cualquier resfriado común y se recuperarán sin mayores complicaciones. Tenemos sufiente evidencia de que frente a un sistema inmunologico competente el virus no progresa, cualquier agente infeccioso genera una respuesta inmunológica y produce anticuerpos responsables de defender nuestro organismo, pero es bien conocido que los eventos estresantes, el estrés  secundario al pánico, dependen de nuestra percepción, determinada por nuestras creencias limitantes y miedos, resultando en una respuesta de salud o enfermedad

    .

En el caso del coronavirus se nota que el sistema inmunologico esta trabajando efectivamente en el 80% de los casos, las formas mas severas de la enfermedad se dan en mayores de 65 – 75 años o con enfermedades crónicas, ya que estos tienen un sistema inmune debilitado. Lo que demuestra que cuando este virus encuentra un sistema inmunologico fortalecido, activado, evoluciona satisfactoriamente y que el estrés fisico y emocional deprimen el sistema inmune. Esto sucede porque el evento estresante activa un proceso en el sistema límbico del cerebro, eleva el cortisol y deprime nuestros linfocitos T, natural killer que son las celulas de nuestro sistema inmune, mayormente responsables y encargados de luchar contra las infecciones.

 

Ahora bien, sabiendo que existen bastantes probabilidades de que podríamos estar en contacto con el virus, entonces deberíamos enfocarnos en fortalecer nuestro sistema inmunológico, y ya que, el 70% del sistema inmune  depende de un intestino saludable, debemos asegurarnos de que nuestro sistema digestivo esté en perfecto estado, esto puede ser clave para prevenir y abordar muchas enfermedades incluso se podrían minimizar los posibles síntomas del coronavirus.

Pero, ¿Cómo mantener nuestros intestinos sanos para fortalecer nuestro sistema inmune, y qué papel juega nuestro “héroe anónimo” el hígado en todo esto?  La participación de nuestro intestino y nuestro hígado en un sistema inmunológico fuerte y activado, depende de lo que comemos, como por ejemplo, evitar alimentos tóxicos y agregar  alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales, omega 3 y proteínas naturales adecuadas en nuestra dieta, nos ayudará a crear anticuerpos y controlar el virus.

El sistema inmunológico es muy sensible a la alimentación, por ejemplo, si eres fanático de los alimentos procesados  es posible que sufras de algún tipo de  inflamación  en el revestimiento de tu intestino, el lugar exacto donde se absorben los alimentos y nutrientes. Es posible que tus intestinos no reconozcan  lo que has comido como alimento digerible y, en cambio, interpreta la presencia de alimentos como un “atacante”, esto desencadena una respuesta inflamatoria en la que nuestro organismo, literalmente lucha contra estos alimentos como si fueran una infección.  Es mejor que selecciones preferiblemente alimentos naturales integrales, como frutas enteras, vegetales, verduras y carnes sin procesar, esto puede reducir el estrés y la producción de radicales libres que se producen en tu organismo.

Es altamente conocido que ciertos alimentos (gluten , azucar, lacteos) y  antibióticos alteran la microbiota intestinal y por lo tanto pueden debilitar tu sistema inmune, entonces, si recientemente has tomado antibióticos, deberías ayudar a que tu intestino vuelva a hacer nuevas bacterias amigas. Los antibióticos eliminan todas las bacterias, incluidas las buenas o probióticos, como Lactobacillus y Bifidobacterium. Los prebióticos, como la cebolla, el ajo, los espárragos, los plátanos y las legumbres, juegan un papel diferente al de los probióticos. Son fibras dietéticas que alimentan las bacterias buenas en el intestino, ayudan a reinocular el microbioma saludable y compensan los efectos de una microbiota intestinal alterada.

Otro factor que ayuda a mantener tus intestinos sanos y así fortalecer tu sistema inmune, es dormir bien, los investigadores todavía están estudiando la relación intestino-sueño, para confirmar que mejorando tu salud intestinal favorecerás tu sueño y viceversa, pero definitivamente hay una conexión entre el sueño deficiente y el ambiente bacteriano de tu intestino. Dormir lo suficiente ayuda a reducir los niveles de cortisol y permite que el intestino se repare solo.

Estar calmado ayuda a mantener tu intestino sano, relaja tu mente. Cuanto más relajado estés, mejor podrás nutrir tu cuerpo, y no solo estamos hablando de digestión, sino tambien de absorcion de nutrientes. El estrés puede cambiar tu microbioma intestinal, convirtiéndolo en una jaula de incomodidad. La evidencia científica muestra que tomarse el tiempo para comer consciente, meditar, tener un sueño reparador y relajarse, puede ayudar a aliviar los síntomas gastrointestinales y mejorar tu sistema inmune.

Por otro lado, tu hígado, realiza una variedad de tareas esenciales, que van desde la producción de proteínas, colesterol y bilis hasta el almacenamiento de vitaminas, minerales e incluso carbohidratos. También descompone las toxinas como el alcohol, los medicamentos y los subproductos naturales del metabolismo. Mantener el hígado en buen estado y evitar los tóxicos como el alcohol, es importante para mantener la salud y un sistema inmune fuerte. Incorporar alimentos a tu dieta  como aceite de oliva, pescado, aguacate, nueces, vegetales crucíferos, jugos naturales, atún, todo tipo de frutas, sobre todo los frutos rojos, especies como la curcuma con la pimienta para favorecer su absorción, es una forma natural y saludable de mantener el funcionamiento óptimo de tu hígado, tu intestino y tu sistema inmune.

Es muy importante mencionar que los niveles de estrés que esta generando esta pandemia de pánico, está estimulada por información distorsionada, por lo que debemos acudir a fuentes confiables, como la OMS, también el impacto del  “coronapánico” en los mercados mundiales, al igual que en nuestra rutina de vida, productividad, nuestra cotidianidad y actividades recreativas. Conscientes de todo esto, debemos comenzar a practicar técnicas que nos permitan no perder el control o locus interno, tales como la meditación, mindfulness, visualización guiada, la oración, ejercicios y actividad fisica regular como mecanismos de  relajación, que nos permitan modificar y cambiar lo que esta en nuetras manos y aceptar de forma resiliente lo que no podemos cambiar, nos permitirá mantener nuestro sistema inmune fuerte y combatiente.

Todas estas recomendaciones están dadas en este momento para que en el caso de que tengas contacto con el virus, tengas las seguridad de que estarás en el 80% de los casos de coronavirus sin síntomas, gracias a tu sistema inmune fortalecido con estos consejos.

Espero haberte motivado a tomar el control de tu sistema inmune y tu salud. Ser Feliz y Ser Saludable esta en tus manos. ¡Es tu decisión!!!!!

 

Enlaces o links recomendados:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352289516300509?via%3Dihub

https://www.higadosano.com/por-que-es-importante-una-microbiota-saludable/

https://www.higadosano.com/aparato-digestivo-microbiota-y-felicidad/

https://www.apa.org/monitor/2012/09/gut-feeling

https://www.youtube.com/watch?v=cdXD-JvewZ8

Artículos Relacionados

Deja un comentario