Inicio BlogCáncer ¿Una prueba de aliento bastará para detectar el cáncer de estómago y esófago?

¿Una prueba de aliento bastará para detectar el cáncer de estómago y esófago?

0 Comentario

Cada año, 1.4 millones de casos de cáncer de estómago y de esófago se diagnostican en todo el mundo.  Ambos tienden a ser diagnosticados en una etapa tardía y la tasa de supervivencia es de cinco años, para los dos tipos de cáncer es 15%.

Muchas organizaciones y publicaciones como Cancer Today, citan que estadísticamente el cáncer esofágico es el cáncer más común en el mundo, con un estimado de 456.000 nuevos casos en 2012, y causando 400.000 muertes al año.

Para el cáncer de estómago, hay 952.000 nuevos casos y 723.000 muertes. Todas estas cifras son actualizadas anualmente, lo que resulta bastante abrumador.

Actualmente fue presentada una prueba que mide los niveles de cinco productos químicos en la respiración. Esta ha mostrado resultados prometedores para la detección de cánceres de esófago y estómago en un ensayo presentado en el Congreso Europeo del Cáncer 2017.

La nueva investigación involucró a más de 300 pacientes, mostró que la prueba podría diagnosticar cáncer con una precisión general del 85%.

Esta prueba fue dirigida por el  Dr. Sheraz Markar, investigador de los NIHR de la Universidad Imperial de Londres, bajo la supervisión del Profesor George Hanna.

Ambos doctores enfatizaron el hecho de que actualmente la única manera de diagnosticar el cáncer de esófago o cáncer de estómago es con la endoscopia y biopsia. Este método es costoso, invasivo y tiene algun riesgo de complicaciones.

¿Alternativa ante la endoscopia? ¿Métodos no invasivos para detectar cáncer de estómago o esófago?

En una endoscopia se inserta un tubo flexible por la garganta del paciente sedado, hasta el estómago y duodeno para ver el tracto digestivo. Lo contrario de  una prueba de aliento, la cual podría utilizarse a gran escala, como una prueba de primera línea no invasiva para aumentar el diagnóstico temprano y seleccionar el paciente que va a estudio y reducir endoscopias innecesarias, ya que a  largo plazo esto también podría significar un diagnóstico y tratamiento más tempranos y una mejor supervivencia.

El ensayo se basó en los resultados de investigaciones anteriores que sugirieron diferencias en los niveles de sustancias químicas específicas (ácido butírico, pentanoico y hexanoico, butanal y decanal) entre pacientes con cáncer de estómago o esófago y pacientes con síntomas gastrointestinales superiores sin cáncer.

La nueva investigación tuvo como objetivo probar si esta “firma química” que parecía tipificar el cáncer podría ser la base de una prueba diagnóstica. En dicho estudio, el equipo de investigación recolectó muestras de aliento de 335 personas en el Hospital St. Mary, Imperial College Healthcare NHS Trust; University College London Hospital; y el Royal Marsden Hospital, Londres.

De las muestras, 163 habían sido diagnosticados con cáncer de estómago o esófago y 172 no mostraron evidencia de cáncer cuando tenían una endoscopia. Todas las muestras se analizaron con una técnica llamada espectrometría de flujo de iones seleccionados, que es capaz de medir con precisión pequeñas cantidades de diferentes productos químicos en mezclas de gases como la respiración.

Los investigadores midieron los niveles de los cinco químicos en cada muestra para ver cuáles coincidían con la “firma química” que indicaba cáncer. Los resultados mostraron que:

  • El 85% de precisión en general, con una sensibilidad del 80% y una especificidad del 81%. Esto significa que no sólo la prueba de aliento era buena para recoger a los que tenían cáncer (sensibilidad), también era bueno identificar correctamente quién no tenía cáncer (especificidad).

Dado que las células cancerosas son distintas de las sanas, producen una mezcla distinta de sustancias. Este estudio sugiere que podríamos detectar estas diferencias y usar una prueba del aliento para indicar qué pacientes probablemente tengan cáncer de esófago y de estómago, y cuáles no.

En la investigación también se aclara el hecho de que esta prueba debe validarse en un grupo mayor de pacientes, antes de que se pueda usar ampliamente.

Los investigadores dijeron que están planeando hacer un ensayo con una muestra de mayor tamaño de la prueba del aliento a lo largo de los próximos 3 años.

El equipo también está trabajando en pruebas de aliento para otros tipos de cáncer, como el colorrectal y el páncreas, que podrían utilizarse como pruebas de primera línea en cirugías de práctica general.

Artículos Relacionados

Deja un comentario