Inicio Consumo de alcohol y atención primaria de salud

Consumo de alcohol y atención primaria de salud

Por Dr. Néstor Andrade
0 Comentario

Los profesionales de la salud que laboran en el ámbito de la atención primaria pueden esperar que del 15 al 20% de sus pacientes hombres y del 5 al 10% de sus pacientes mujeres estén en riesgo o tengan problemas relacionados con el consumo de alcohol. A pesar de que los médicos de atención primaria conocen las consecuencias del consumo nocivo de alcohol, la falta de sistematización en el conocimiento y manejo de este tema hace que muchos profesionales vean el abordaje de esta patología como “complicada”, “incómoda” y “poco prioritaria”.

Una de las actividades preventivas que deben llevarse a cabo en la atención primaria, es la detección del consumo de alcohol. Sin embargo, los porcentajes de la población cribada son bajos y, en general, los pacientes no recuerdan haber sido interrogados al respecto (1).

No obstante, el paciente con problemas relacionados con el alcohol que ingresa en una unidad hospitalaria lo hará por una urgencia médica, como por ejemplo: intoxicación alcohólica, síndrome de abstinencia, trastornos graves del comportamiento (incluyendo agresividad hacia sí mismo o hacia otros) o pacientes con patología dual que ingresan por otro trastorno psiquiátrico concomitante. Por ello, el médico que labora en atención primaria se enfrenta a una tarea difícil: identificar a aquellos pacientes en riesgo y a quienes ya son dependientes (alcohólicos), evitando así las situaciones anteriores a través de la intervención preventiva.

El diagnóstico del alcoholismo debe hacerse bajo tres vertientes: clínica (a través de la anamnesis y el examen físico), social y psicométrica, esta última mediante su cuantificación a través de diversos tests. Sin embargo, la identificación precoz de los consumidores de riesgo es igualmente importante, ya que estos a menudo pasan desapercibidos. En tal sentido, debe considerarse que la mayor parte de los daños ocasionados por el alcohol aparecen entre personas que no son dependientes. Por ello, es muy importante que los profesionales de la salud que prestan atención primaria conozcan las herramientas disponibles para evaluar la situación de sus pacientes con respecto al consumo de alcohol.

El Test de Identificación de los Trastornos debidos al Consumo de Alcohol (AUDIT) fue desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un método de “screening” o cribado del consumo de riesgo y el consumo perjudicial de alcohol (2). Proporciona un marco de trabajo para la intervención dirigida a los bebedores de riesgo, para que puedan reducir o abandonar el consumo de alcohol y, con ello, evitar las consecuencias perjudiciales del mismo. También ayuda a identificar la dependencia de alcohol y algunas consecuencias del consumo perjudicial. Además, se trata del primer test diseñado específicamente para su uso en el ámbito de la atención primaria y ha sido correctamente probado y validado.

En el test de las 12 preguntas de Alcohólicos Anónimos (3), que fue tomado de un estudio de la Universidad de Harvard hace varios años y que aún tiene vigencia, contestando 4 preguntas afirmativas se determina que existe un serio problema con el alcohol. Además, existen otros tests, como los criterios CIE-10 para el síndrome de dependencia de alcohol y el cuestionario CAGE, recomendado por diversos organismos como el US Preventive Task Force y el National Institute for Alcohol Abuse and Alcoholism) y en el cual, contestando 2 preguntas afirmativas, se dice que existe un problema de alcoholismo. Por otra parte, están (4).

En la 1a Conferencia de prevención y promoción de la salud en la práctica clínica en España (5), celebrada en Madrid en el año 2007, se llegó al consenso de que los instrumentos estandarizados (cuestionarios) ofrecen mayores garantías para realizar correctamente el cribado. La información obtenida a través de estos cuestionarios acerca de la cantidad y frecuencia de consumo ayuda a diagnosticar la condición actual del paciente y alerta a los clínicos en cuanto a la necesidad de intervención.

Los médicos de atención primaria son los responsables de identificar e intervenir cuando se presentan pacientes cuyo consumo de alcohol es peligroso o perjudicial, evitando enfermedades, muertes prematuras, accidentes de tránsito, criminalidad y violencia familiar, con elevados costos para la sociedad, siendo la intervención sanitaria más costo-efectiva, solo por detrás de la intervención sobre el consumo de tabaco (6).

 

Referencias Bibliográficas

  1. Córdoba Carcía R, Camarelles Guillem F, Lizarbe Alonso V, Jiménez Muñoz M. Abordaje del consumo de riesgo de alcohol desde atención primaria. Aten Primaria. 2012;44(11):635-637.
  2. Barbor TF, Higgins Biddle JC, Saunders JB, Monteiro MG. Cuestionario de Identificación de los Transtornos debidos al Consumo de Alcohol. Valencia, España: World Health Organization (WHO/MSD/MSB/01.6ª), 2001.Disponible en: http://www.who.int/substance_abuse/activities/en/AUDITmanualSpanish.pdf
  3. Alcohólicos® Anónimos. ¿Es alcohólicos anónimos para usted? 12 preguntas que solo usted debe contestar. Disponible en: http://www.alcoholicos-anonimos.org/v_portal/apartados/apartado.asp?te=8
  4. World Health Organization. The ICD-10 Classification of Mental and BehavioralDisorders: Diagnostic criteria for research, World Health Organization, Geneva, 1993.
  5. Ministerio de Sanidad y Consumo de España. Prevención de los problemas derivados del alcohol. 1a Conferencia de prevención y promoción de la salud en la práctica clínica en España. 2008. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/docs/prevencionProblemasAlcohol.pdf
  6. Macioseck MV, Coffield AB, Edwards NM, Flottemesch TJ, Goodman MJ, Solberg LI. Priorities among effective clinical practice services. Results of a systematic review and analysis. Am J Prev Med. 2006; 31(1):52-61.

Deja un comentario